España, 01-10-2016

Mesa Redonda y Debate: Situación Presente, Perspectivas de Futuro y Estrategias (I)

Guinea Ecuatorial/España
espacioseuropeos (16/8/2013)
El viernes día 2 de agosto de este año tuvo lugar un acto celebrado en un hotel de la localidad madrileña de Fuenlabrada en el que participaron varios sectores de la oposición y la sociedad civil guineana afincados en España. Bajo el eslogan de ´Mesa Redonda y Debate: Situación Presente, Perspectivas de Futuro y Estrategias´ el encuentro congregó en la Mesa de Debate a Severo Moto, Tutu Alicante, Justo Bolekia y José Luis Nvumba, que representaban al Partido del Progreso, EG Justice, MAIB y CEIBA, respectivamente.

Justo Bolekia, Severo Moto, Paqui Mbomio, Tutu Alicante y José Luís  Nvumba

Justo Bolekia, Severo Moto, Paqui Mbomio, Tutu Alicante y José Luís Nvumba

Paqui Mbomio fue la encargada de moderar el debate. En su intervención agradeció a los miembros de la Asociación de Activistas de Guinea Ecuatorial la organización del acto: “espero que de aquí salgamos todos muy unidos, que eso es lo más importante3, dijo la moderadora de la mesa en su presentación.

Por su interés, y gracias a la colaboración del Servicio de Prensa y Documentación del MAIB (Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko), vamos a publicar las cuatro ponencias y un resumen del debate que se originó posteriormente. En esta ocasión ofrecemos la Ponencia de Severo Moto, líder del Partido del Progreso. En sucesivas entregas publicaremos las de los otros ponente.

PONENCIA DE SEVERO MOTO NZA
Gracias moderadora, y que la suplencia me parece perfecta, es la fuerza de la mujer, no puede ser de otra manera. Agradecer, que se me haya invitado, que se me haya permitido hablar en este foro, yo diría un foro muy especial de figuras que hemos oído hablar, nos hemos leído, hemos escuchado sus diatribas, hemos entremezclado entre los papeles, pero hasta aquí no habíamos tenido la bonita oportunidad de encontrarnos y hablar juntos, debatir juntos los temas que nos atañen como es, los temas de Guinea Ecuatorial. Se me ha puesto a mí el primero en intervenir, me imagino que para recibir más palos, pero lo acepto con absoluto agradecimiento, sobre todo porque tengo la oportunidad de poder hablar sobre Guinea Ecuatorial, yo creo que a cualquier guineano es lo mejor que le puede pasar. Veo un público muy guineano y eso automáticamente significa que el mensaje evidentemente va a ir a los verdaderos destinatarios con toda la aureola de amigos que nos puede acompañar, españoles y si es posible de otros países.

Se nos pide hablar del presente de GE. Cuando tengo que hablar del presente de GE., la sensación que me da es que es un presente eterno. Y me baso en una frase que, yo no sé si he acuñado yo o es general. “Todo lo que empieza, mal termina mal”. Cuando las cosas empiezan bien es que hay una intención de hacer las bien, y se pueden desviar a mitad de camino, y entonces se puede volver a lo que fue al origen, en las intenciones originales. Pero cuando se empieza mal, evidentemente es muy difícil luego girar hacia el camino bueno.

Yo creo que GE, sobre todo para lo que es para la independencia, es extraño pensar que se era más libre cuando éramos colonia que cuando de pronto caímos en la independencia. Las muertes no eran en la colonia lo que han sido en 45 años de independencia. El desprecio al ser humano no lo fue tanto como lo es ahora en las manos de nuestra propia gente. Y como eso dura 45 años, digo que el presente, sigue desde hace 45 años en GE. Hay detalles muy importantes, GE nunca ha tenido en sus manos a su propio país. Lo ha compartido en la colonia, si quieres en la esclavitud, lo ha compartido en las provincias, lo ha compartido en la autonomía, lo sigue compartiendo en la independencia. Y todo empezó mal, porque la independencia empezó mal. Todo el mundo está de acuerdo que la descolonización de GE estuvo muy mal hecha. A veces da gusto escuchar a los propios españoles, cuando muchos y, muy prominentes políticos españoles, diciendo “lo hicimos muy mal”. A partir de ahí, a uno le gustaría que de pronto, una reunión con mandatarios españoles y mandatarios guineanos o posibles futuros hombres del futuro de Guinea Ecuatorial, se encontraran de nuevo y dijeran “vamos a empezar de nuevo”.

Se empezó mal, sigue mal, y todo el mundo con un mínimo de normalidad de conciencia, estoy seguro que piensa que, esto tiene que tener un encuentro para reconducir lo que es la independencia, hasta producirse un hecho que es absolutamente imprescindible si se habla de independencia, la Libertad.

Entonces, éste es el presente que estamos viviendo en estos 45 años con las muertes, las matanzas, sobre todo selectivas. Miren ustedes por ejemplo la gran lista del “Baile de los Malditos”; maestros, profesores, catequistas, empresarios, políticos de peso. Si vamos al baile del Mocóm, prominentes políticos guineanos, la matanza ha sido selectiva, y eso ha conducido al país a que hoy, en el hoy, resulte tan difícil a los menores de 40 años encontrar referentes, encontrar personas a las que mirar, a las que imitar. Ni siquiera personas que nos puedan contar cómo fue la colonia, cómo fue la provincia, cómo fue la autonomía, y sobre todo, por qué.

Severo Moto y Paqui Mbomio

Severo Moto y Paqui Mbomio

Yo percibo en el alma de los jóvenes esta especie de decir: esto es imposible que sea. Sí. O tuvo que ser algo o desde luego tiene que ser otra cosa. Yo no necesito entrar en detalles de cuál es el presente de Guinea Ecuatorial. El presente es tan sencillo que hay un dictador que tomó el poder después de once años preparando el camino hacia el poder, acaba con su tío y ha tirado otros 33 años caminando él solo.

Este es el presente de 45 años. Ha habido momentos de mayor virulencia de la dictadura, pero desde luego ha sido siempre la misma marca. Porque además lo dijo, dio un golpe de Estado, y no va abandonar el poder por unas palabritas entrecruzadas entre “eso que llaman opositores” o por unas elecciones, que lo está demostrando claramente, o porque se lo tiene que entregar a otro. O sale con un golpe de Estado como entró o se lo pasa a su pariente o a su hijo como efectivamente todo el mundo sabe lo que quiere hacer; y a partir de ahí pues, continuar hacia eternun la situación a la que ha sometido al pueblo de Guinea Ecuatorial. Hoy creo que se puede decir que ya no es tan duro, posiblemente por la edad, tan duro y por las presiones de la comunidad, las muertes se producen menos. Y esa actuación de pequeño ´impasse´, posiblemente es lo que nos podía llegar a lo que sería las perspectivas de futuro de GE.

Esta gente que ha empezado a hablar de posible manifestación, un término posiblemente prohibido en nuestro país, es un signo. Estas asociaciones que están naciendo dentro del cuerpo, del tejido social de GE, especialmente fuera, es un gran signo. Estas asociaciones, esta manifestación que es pacífica, cultural, abierta y que mañana acabará, me imagino, en una manifestación pública frente la Embajada, si el programa sigue, son signos que no deberían nunca volver atrás. Y pueden ser signos de un nuevo comienzo.

El lema es clarísimo, el retorno en libertad a GE, es clave para que se pueda hablar con propiedad y con conocimiento real de lo qué pasa en GE. Es tan clave y tan duro, que solo al oírlo el dictador y su régimen, evidentemente tiemblan, y todo lo que haga temblar a la dictadura tiene que ser justamente nuestro principal trabajo y la fuerza con que nos movemos, porque se trata de ir al encuentro de nuestro pueblo, al encuentro de nuestros familiares, al encuentro de nuestra tierra, al disfrute de la riquezas que Dios nos ha puesto en nuestro territorio y nuestra patria.

Por lo tanto, creo que visto que éste presente de tragedia no termina, las perspectivas están claras en estos movimientos que han ido naciendo. Y ¿por qué los guineanos no podemos crearnos con todas las fuerzas una primavera para GE? Y eso empezará con nuestro retorno en libertad. Este futuro y estas perspectivas, que digamos estrategias, deberían ser las que vamos estudiando de una forma, si no global y pública, pero sí a través de encuentros e ir diseñando un modelo de cómo conseguir que se nos acepte para el retorno a nuestro país. Hay diez mil fórmulas; desde una movilización, España naturalmente, no puede estar al margen de esta movilización. Un gran político español nos dijo: “No tengáis miedo en pedir a España.

Si no nos da, eso no significa que no tengamos pleno derecho de pedir a España que nos ayude en lo grande, aunque sea pequeños proyectos, que tenemos para nuestro país. Estrategias para conseguir el retorno a GE y abrir en el alma de nuestro pueblo una primavera de libertad.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826