España, 30-09-2016

El ´sainete Bárcenas´ no es casual

España
Alejandra Durrell (24/10/2013)Luis Barcenas
Un tipo, vestido de cura, asaltó ayer por la tarde la casa de Luís Bárcenas y Rosalía Iglesias, sita en el lujoso barrio madrileño de Salamanca (calle Príncipe de Vergara), conseguida a base de mucho trabajo, tesón y profesionalidad. El carácter emprendedor de Bárcenas –así se definió él en una entrevista en una cadena amiga- le ha llevado a acumular una inmensa fortuna, la mayoría a buen recaudo en paraísos fiscales.

¿Cómo ha conseguido Bárcenas esa inmensa fortuna? ¿Cuántos millones de euros ha dilapidado la familia Bárcenas en su acomodada vida? ¿De qué negocios le ha sobrevenido ese fortunón? Son muchos los interrogantes y pocas las respuestas que se nos dan.

Oráculos en estos asuntos nos dicen que el proceso de acumulación de euros era el siguiente: empresas que quieren obtener contratos del partido o de las administraciones gobernadas por el PP –en el PSOE y en los demás partidos políticos acontece lo mismo- hacen donaciones jugosas. Como el perocedimiento no es legal, el dinero se entrega en mano, en bolsas o maletines, y a ser posible en billetes de 500 euros que abulta menos.

El encargado de recibir esas donaciones –como no es legal- apunta y notifica a su superior lo que le da la gana. Nadie le va a exigir cuentas, sobre todo si en el entretanto recibe sobres mensuales muy apetitosos. Y todos tan contentos.

La empresa donante recibe en pago una jugosa obra, que casi siempre supera el presupuesto oficial aprobado a base de reiterada modificaciones. La obra de marras suele superar el 50% de lo estipulado. En general las obras públicas en España tienen un costo muy superior a las del resto de los países occidentales. Ya se suponen por qué. ¿no?.

Los sobres entregados por Luís Bárcenas a jerifaltes del PP, puedo asegurar y aseguro, que en su mayoría son más que ciertos. Es más, Bárcenas oculta otros sobres que ha entregado a gentes más importantes incluso que Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Javier Arenas o Francisco Álvarez Cascos, por ejemplo.

Bárcenas está en la cárcel. ¿Cuánto tiempo va a estar? Pues depende de cómo se desarrollen las conversaciones para llegar a un acuerdo. Él, o sea Bárcenas, no está sólo, ni mucho menos. Tiene sus testaferros, algunos han salido a la luz, otros quedan de momento en el anonimato.

¿Sabremos algún día la lista de los empresarios que hicieron donaciones al PP? Oficialmente creo que no, aunque casi todos podemos dar decenas de nombres. Probarlo es otra cosa, al menos para la mayoría de los ciudadanos. ¿Tiene Bárcenas datos confidenciales no conocidos todavía sobre esas donaciones y los sobres entregados a mandamases del PP? Por ejemplo, grabaciones, videos, recibos firmados, etc., etc.

Servicios de información, agencias de detectives, conspiradores, trepas, delincuentes profesionales, y una harta de gentes de la más diversa condición tratan de sacar provecho de esta situación que envenena las aguas populares. La guerra entre los barones del PP se ha recrudecido. Las navajas están afiladas y los dosieres circulan, aunque de momento al ralentí.

Cuando nadie se lo esperaba, aparece l cura-funcionario, entra en el domicilio de los Bárcenas y exige todos los pen drive. Tan inocente es el cura-sacerdote para creer que allí, en Príncipe de Vegara, van a estar los pen drive. No me creo esa historia. El montaje es burdo, pero de momento ha conseguido un objetivo, que es aportar un roque de humor a esa inmensa corrupción entre el PP, empresarios, intermediarios y banqueros.

Al parecer el individuo –me importa un bledo cómo se llame- tiene antecedentes por robo con violencia. Dicen que pasó el portal –donde suele haber policías- identificándose como funcionario de prisiones. Llamó a la puerta, Rosalía, el mayordomo o la asistenta, le abrieron la cancela sin más -¡no se lo cree nadie!- y allí procedió a amenazar a la mujer de Bárcenas; la maniató y a su hijo y a la asistenta. Parece ser que una vecina oyó el griterío en la casa de los Bárcenas y llamó a la policía.

El individuo tras maniatar a los tres exigió la entrega de todos los pen drive donde el ex tesorero y ex senador del PP guarda, supuestamente, los datos contables desde 1990. Pero la verdad es que Bárcenas guarda datos desde que entró en el PP, allá por el año 1982, cuando Ángel Sanchís Perales lo llevó de gerente a Génova trece. Pero otros guardan datos sobre él.

¿Cómo va a terminar esta historia? Posiblemente, los acontecimientos venideros desborden la situación y, en consecuencia, la información, y el ´caso Bárcenas´ pase al olvido o a un segundo plano.

El ´caso Bárcenas´ no es la madre de todas las corrupciones, ni mucho menos, pero sí la que más suena. Y no es de extrañar, sobre todo cuando a un Presidente del Gobierno y del Partido Popular le preguntan por la ´Doctrina Parot´ y contesta “está lloviendo”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826