España, 27-09-2016

Acuerdo de Pesca: decisión pusilánime de la Unión Europea

Sáhara Occidental/UE
Ebbaba Hameida Hafed (11/12/2013)

Ebbaba Hameida Hafed

Ebbaba Hameida Hafed

Ayer 10 de diciembre de 2013, día de los Derechos Humanos, el Parlamento Europeo ha vuelto a cometer una ilegalidad internacional, votando a favor del Acuerdo de Pesca con el reino de Marruecos, que incluye las aguas del Sáhara Occidental. Acción ilícita del escenario del teatro político europeo, en pleno siglo XXI.

Ningún país en el mundo reconoce la soberanía de Marruecos en el Territorio del Sáhara Occidental, es una ocupación ilegal, que no solo se limita a ocupar el Territorio sino que expolia sus recursos naturales con la complicidad de la comunidad internacional, y hoy en concreto con el apoyo de la Unión Europea.

Veamos algunos puntos de esta ilegalidad:

 Este acuerdo tiene objetivos más bien políticos que económicos. La pretensión del reino alauita suscribiendo este convenio con la UE, tiene como objetivo ultimo un reconocimiento implícito de su soberanía sobre el Territorio no Autónomo del Sáhara Occidental.

 Se trata de un convenio, además de ilegal, antieconómico para la UE. Marruecos delimita su zona económica exclusiva en el Atlántico a las aguas colindantes con su frontera legal, excluyendo que estas aguas adyacentes a la costa del Sáhara Occidental. El único ente jurídico internacional que ha reclamado como propias esta agua ha sido la Republica Árabe Saharaui Democrática. En conclusión y dado que la Unión Europea no reconoce a la Republica Saharaui el estatus de país, los ciudadanos europeos pagaran más de 40.000.000 millones de euros a Marruecos por pescar en aguas internacionales.

 Otro dato importante a reseñar es el ´modus operandi´ de la UE para la firma de acuerdos con terceros estados, como es la inclusión de una cláusula que exige el cumplimiento y el respeto a los Derechos Humanos; en este acuerdo de pesca esa cláusula ha sido suprimida.

 Además, la Unión Europea no ha contado con el beneplácito de la población saharaui, los propietarios de esas costas. No han consultado a los habitantes de los territorios saharaui, ni a su legitimo y único representante el Frente Polisario.

Lo más lamentable es que los eurodiputados de la potencia que continua siendo la administradora del territorio saharaui según el derecho internacional, que no solo no cumplió con sus obligaciones de descolonizar el territorio, sino que se ha ido convirtiendo en un obstáculo para la solución al conflicto, han votado mayoritariamente Sí a la firma de ese acuerdo de pesca.

España traiciona, vende, negocia y entorpece, cada día más el Derecho a la Autodeterminación del Pueblo Saharaui.

Los eurodiputados españoles han hecho una labor de puro servilismo para contentar una vez más al verdugo de Marruecos. Pretenden demostrar lo indemostrable y tratar de engañarnos utilizando argumentos como por ejemplo: “Este Acuerdo ayudará a salir de la crisis económica”, entre otros razonamientos.

Los saharauis ven, como su enemigo deja de ser la dictadura de Mohamed VI, y pasan a serlo las falsas democracias europeas. Mientras todo un pueblo ve como expolian sus recursos, violan sus derechos, sufre torturas y vejación arbitrarias, vive entre el exilio y la ocupación; aún así, parece insuficiente, ante la pasividad de la comunidad internacional.

El pueblo saharaui siente indignación, pero con fuerza, hace años que dejó de confiar en las falsas promesas y la utópica justicia de la Unión Europea. El pueblo saharaui esta alimentándose de fuerza y coraje frente a la firma de este Acuerdo de Pesca ILEGAL. Sin embargo, confía en su propia fuerza, y en la de sus amigos; con la esperanza de que algún día baje el telón de la obra de teatro político, y la manipulación termine y la justicia triunfe a su favor.

Gracias a Los Verdes, IU y UPyD por entendernos, comprendernos y ayudar a que resplandezca la verdad.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826