España, 27-09-2016

Cuarenta Jefes de Estado y de Gobierno africanos se reúnen en el Elyseo

África/Francia
Severo Moto Nsa (6/12/2013)

Severo Moto

Severo Moto

Cuarenta jefes de Estado y de Gobierno de países africanos se dan cita en París, durante los días 6 y 7 de diciembre, convocados por el Presidente de la República Francesa, François Hollande.

La cumbre tiene por objeto la Paz y la Seguridad en África. En un extenso programa previo dedicado a temas relacionados con el Continente africano, el Jefe del Estado francés clausuró el pasado 4 de diciembre la conferencia sobre las relaciones económicas entre Francia y África; organizada, en Bercy, conjuntamente por el Ministro de Economía, Moscovici y el Medef. El día 5, François Hollande intervino en la conferencia relativa a la “amenaza de extinción del elefante de África”. En los mismos prolegómenos de la “Cumbre para la Paz y la Seguridad de África”, el Primer Ministro francés Laurent Fabius acogerá a sus homólogos para un almuerzo en el Quai d’Orsay, sede del Ministerio Francés de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Aunque no haya sido revelado el meollo central de la Cumbre, los aledaños de la misma aseguran que el “Golfo de Guinea”, será el principal objetivo de la misma, en un momento en que dicho entorno africano, no solo se ha revelado especialmente estratégico y punto de referencia para una importante actividad económica en la región; necesitando, por tanto, de un soporte de seguridad tanto para bienes como personas; Es de señalar asimismo, el cúmulo de países que se mueven en dicha subregión africana, atestada, desgraciadamente, de dictaduras inveteradas y longevas, que, a la vez que dificultan la paz interna de sus propios pueblos, tienen enquistados a sus países en un permanente subdesarrollo y son evidentes caldos de cultivo y atractivo de piratas, terroristas y bandas de delincuencia internacional.

No menos importante y digno de consideración, es el cada vez más peligroso plan de ocupación del Golfo de Guinea por parte de los piratas marítimos, que, asustados y conjurados en el índico, han encontrado en el Golfo de Guinea una nueva madriguera indefensa, desprotegida y a veces con la complicidad de las dictaduras que minan dicho entorno africano.

Sin agotar el cúmulo de peligros y serios problemas que la zona presenta, no solo al propio Continente sino al mundo del negocio, el comercio y las relaciones de todo tipo con el mundo internacional, hay que señalar la avidez del terrorismo islámico que, sea con la suavidad de la polilla o la virulencia que les caracteriza, ya han dado signos evidentes, en diversos países de África (Malí, República Centroafricana, Nigeria, etc…) de su interés por posesionarse de la zona.

La iniciativa de la “Cumbre para la Paz y la Seguridad de África”, no puede ser más oportuna, necesaria y bienvenida.

Primera, en su género, para ese tipo de cita, la Cumbre reunirá a una cuarentena de Jefes de Estado y Gobierno africanos desde el día 6 de diciembre -a la cumbre en su estricto sentido- el 7.

París ha decidido dar la palabra a instancias internacionales esperando obtener de ellos una mayor y más eficaz implicación en la resolución de las crisis africanas. En consecuencia, el Primer Ministro etíope y actual Presidente de la Unión Africana (UA), Haile Mariam Dessalegn; el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, asó como un alto responsable de la Unión Europea (UE) se expresarán en la apertura de la cumbre al lado del Presidente francés. Se desarrollará una sesión a puerta cerrada entre Jefes de Estado.. Paris deberá promover un doble esfuerzo hacia la creación de fuerzas de intervención rápida bajo la égida, si no de la ONU, al menos de la UA o de organizaciones regionales como la CEDEAO.

Por otra parte, el Presidente François Hollande presidirá el mismo día una reunión especial sobre Centroáfrica con vistas a adoptar una posición común para la solución de la grave crisis que conoce ese país. A la misma asistirán sus homólogos relacionados con RCA: el congolés Denis Sassou Nguesso, Idris Deby de Tcht a, la vez que el gabonés Alí Bongo o Ban Ki-moon. Allí estará el Primer Ministro centroafricano Nicolás Tiangave.

Aunque anunciada su presencia en la cumbre, el camerunés Paul Biya no acaba de confirmar su asistencia.

A propósito de estas dudas, cabe señalar que a la iniciativa francesa de reforzar la paz y la seguridad en la zona del Golfo de Guinea, no le han faltado detractores, que consideran que el control por Francia de la zona supondrá un peligro para la continuidad de los sistemas dictatoriales que minan África y que constituyen para el mundo un evidente caldo de cultivo para piratas, terroristas y bandas de crimen organizado.

Al contrario de Paul Biya de Camerún, el Presidente de Guinea Ecuatorial ha sido citado a la cumbre (a la que puede asistir con los ministros que quiera, menos su segundo Vicepresidente y Ministro de Defensa, Teodorín, a quien esperan los tribunales franceses).

Obiang Nguema Mbasogo, considerado el dictador más longevo de África, es un claro detractor del plan de Paz y Seguridad de África, al igual que su homólogo camerunés, Biya.

En la línea de las prohibiciones, se encuentran el Presidente de la República Surafricana, Zuma, quien ha respondido al plante echando pestes sobre la cumbre, a la que considera una simple manera de retomar el colonialismo para acapararse de las riquezas de África. No ha corrido mejor suerte el Presidente la República de Zimbawe, Robert Mugabe, quien no ha sido ni convocado a la “Cumbre para la Paz y la Seguridad de África”.

Mandela

Mandela

Única en su género y estilo, la Cumbre es esperada contra toda esperanza por los pueblos africanos enquistados en el subdesarrollo y las férreas dictaduras que de forma persistente e inveterada minan las potencialidades de desarrollo del Continente.

En un reciente artículo publicado en nuestras páginas, hemos dejado constancia del apoyo firme que nos merece el plan y proyecto de crear un clima real de paz y seguridad en la zona del Golfo de Guinea; paz y seguridad siempre inviables mientras las dictaduras sigan intentando afianzarse cada vez más en África

En una reciente declaración, el Secretario General de la Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, retomando las exigentes recomendaciones de Presidente afroamericano de los Estados Unidos Barak Obama, ha dicho: “¡África necesita menos hombres fuertes, (dictadores) y más instituciones fuertes…!”

Cómo terminar este artículo sin lanzar un grito de nostalgia y dolor por la muerte y eterno descanso del líder mundial NELSON MANDELA, quien acaba de dejar tiradas, en el silencio de la incertidumbre, las armas de la paz y seguridad democráticas de nuestro Continente. ¡Descanse en paz!


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826