España, 25-09-2016

“Reconciliación”, es el gran reto

Guinea Ecuatorial
Severo-Matías Moto Nsa (13/12/2013)severo-moto1
“…demasiados líderes mundiales se solidarizan con su lucha por la libertad, pero no toleran la disidencia de su propio pueblo” (Barack H. Obama, en los funerales de Nelson Mandela).

El día 2 de mayo de 1992, yo aterrizaba en el aeropuerto de Malabo (Guinea Ecuatorial), en compañía de periodistas y de más de un asesor y curioso, con el propósito de sumarme al proceso de democratización del país. Un proceso que, no me avergüenzo en afirmarlo, provoqué de alguna manera, con mis viajes por Bruselas, Alemania, Francia, Estados Unidos; y, desde luego, a base de incordiar insistentemente al Gobierno español y a sus Instituciones, para que  apoyaran  y acompañaran el proceso de democratización de Guinea Ecuatorial en el programa de una “Salida Institucional” al régimen dictatorial.

Concretamente, a finales de los años ´80´, en una reunión celebrada en el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, un buen asesor, amigo, me dijo: 
“España tiene a Guinea Ecuatorial metida en el bolsillo. Cualquier decisión que haya que tomar sobre la situación de ese país tiene que ser con la anuencia de España. Cualquier país que llega a Guinea Ecuatorial, hará lo que España hace o permite, en temas muy concretos como la defensa de los intereses económicos, el régimen político o los necesarios cambios que  dicho régimen deba acometer”.

Y me recomendó:
–  Sé que tienes buenas amistades en el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Plantea, por ejemplo al Director General para África, que si España quiere, plantee con un escrito presentado al Parlamento Europeo, la necesidad de abrir un debate sobre la situación de la dictadura de Guinea Ecuatorial. El Conejo de Ministros de Exteriores europeos estudiará el documento que será presentado al pleno, para su aprobación. Este acuerdo será un compromiso de todo el Parlamento (ya no solo de España) y será de aplicación obligatoria para el régimen de Guinea Ecuatorial.

 ¡¡Bingo!!

 Unas semanas después de mi conversación con el entonces Director General para África y Oriente Medio del Ministerio Español de Asuntos Exteriores, el Ilustrísimo Señor Don Fernando Villalonga, éste me anunciaba, con fruición: 

 – Severo: Voy al Parlamento Europeo, para lo que ya sabes…

 Tan certero fue el trabajo, tan común fue el acuerdo del Parlamento Europeo y tan convencidos estaban todos de la necesidad de aplicar el acuerdo, que la Unión Europea no tardó instante alguno en abrir una Delegación en Malabo. Delegación que desapareció rápidamente, tan pronto se produjeron profundas diferencias entre las potencias que debían acompañar este proceso sobre el tiempo y marcha que debía tener el mismo; Un proceso que el propio Obiang Nguema despreció con el nombre de “Ensayo”  democrático “a la equatorguineana”. Ensayo que se ha convertido en eterno, once largos años después.

Cuando, el 2 de mayo de 1992, llegaba yo a Malabo, la avalancha de la muchachada que inundó el Aeropuerto para saludar mi llegada, saltando todos los controles de las fuerzas represivas, fue el primer signo de que algo se movía en Guinea Ecuatorial.

Recogido en la quinta planta del “Hotel Impala” de Malabo, me anunciaron que una imparable riada de estudiantes –ante el estupor de sus Maestros y Profesores- abandonando sus clases, invadió el Hotel, deseosos de conocerme.

Descendí de mi habitación y me vi anegado en aquella trepidante multitud de jóvenes, estudiantes y reservados espectadores que aplaudían y porfiaban por estampar sus besos en mis mejillas…

Cuando conseguí calmar y silenciar el griterío, con voz bien templada y decisiva de mis 49 años, les grité:

¡¡¡Gracias por vuestro saludo y vuestro cariño… Ya estoy aquí con vosotros… Desde este primer encuentro os pido una cosa: Los que nos vienen maltratando que paren de maltratarnos; los que ya hemos sufrido maltratos que no nos venguemos!!!

Era, ni más ni menos, que  mi gran respuesta al gran reto de RECONCILIACION que tiene Guinea Ecuatorial.

Tengo que reconocer que el estruendo de aplausos con que aquella muchachada recibió mis primeras palabras, bajó de intensidad por la última petición y propuesta. Parecía como si la valentía de llegar a Guinea Ecuatorial, no se decía muy bien con el mensaje (cobarde) de la RECONCILIACION… Pero el impulso que sintió el Partido del Progreso y la avalancha de afiliaciones que, en escasos primeros cinco meses de presencia en Guinea Ecuatorial, recibimos (60.000 afiliados) dejó muy claro que  mi pueblo está más cerca de la reconciliación que de la violencia que sufre y aguanta.

Sullivan (hija del fundador de la Fundación Sullivan) y Teodoro Obiang Nguema

Sullivan (hija del fundador de la Fundación Sullivan) y Teodoro Obiang Nguema

Efectivamente, en la  alforja de peticiones, propuestas y recomendaciones que yo llevaba a mi país, en aquel segundo intento de retorno en libertad a Guinea Ecuatorial, estaba la oferta  y propuesta de “SALIDA INSTITUCIONAL” al régimen dictatorial en el que estaba encasquetado y atrapado mi país.

No faltaron, en aquella marabunta de jóvenes, oídos de espías y chivatos enviados por Obiang Nguema y su Ministerio del Interior, a quienes llegó puntualmente mi mensaje.

Sería, meses  después de comprobar la veracidad de mi mensaje, el Ministro del Interior, Julio Ela Mangue quien me aseguró, lleno de satisfacción y no falto de prepotencia:

– Teníamos preparados mecanismos para responderte, si tu mensaje era de violencia.

Para ellos, sin embargo mi mensaje de reconciliación se convirtió en un signo  de cobardía, que les abría paso al repunte de la violencia contra el Partido del Progreso.

Yo, evidentemente no he estado en los funerales del Gran Premio Nobel, Nelson Mandela. No hay mucha información sobre si ha estado ahí el Presidente Obiang Nguema.

Creo, con todas mis fuerzas y sin miedo a errar ni a exagerar, que haber estado en los funerales del líder mundial de la RECONCILIACION, (Nelson Mandela) y volver a Guinea Ecuatorial, sin el propósito de abrir un proceso sincero de RECONCILIACION nacional para Guinea Ecuatorial, es una violenta y despectiva violación de sus restos.

N. de la R.
Severo-Matías Moto Nsa
es Presidente del Partido del Progreso y Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826