España, 01-10-2016

A favor de restaurar la libertad en Cataluña

 Pascua MilitarEspaña
espacioseuropeos (7/1/2014)
“Ante la Pascua Militar 2014: malestar creciente en las Fuerzas Armadas” es el título de un reportaje que el elespiadigital publica en su último número. El preámbulo del texto en el que se recogen diversas opiniones es este:

“Coincidiendo con el 6 de enero, día en el que tradicionalmente se celebra la Pascua Militar con el obligado discurso del Rey de España a las Fuerzas Armadas, el Espiadigital.com, ha querido acercar a los lectores la opinión de una serie de mandos militares, de pensamientos diversos, pero unidos en la preocupación por la marcha de la Nación, especialmente con las tensiones separatistas, y el deterioro de la propia Institución, tanto en el terreno operativo como profesional. Tal como ocurriera en los primeros años del Régimen del 78, el “malestar militar” puede volver a ser protagonista… quizás porque aquél Régimen empieza a dar graves muestras de un estado senil, casi agónico, que alarma a cada vez más sectores sociales”.

Una de las opiniones recabadas ha sido a nuestro colaborador Diego Camacho, coronel del Ejército y Licenciado en Ciencias Políticas. He aquí su opinión:

A favor de restaurar la libertad en Cataluña

Diego Camacho

Diego Camacho

Diego Camacho

Las proclamas secesionistas del presidente de la Generalidad, suponen un desafío a la soberanía nacional y a la Constitución. No se han producido de manera espontánea sino que han sido la consecuencia de sucesivos abusos de autoridad, como la persecución del idioma español o el incumplimiento de las sentencias del TS, que al contar con la pasividad del Consejo de Ministros han generado un clima de falta de libertad en el seno de la sociedad civil catalana no independentista.

Rajoy además del incumplimiento generalizado de su programa electoral ha mantenido en los principales asuntos un continuismo a la política errática de ZP, cuyo rechazo social fue la causa de la mayoría absoluta que obtuvo aquel en las pasadas elecciones. La derrota ante ETA y su incapacidad para gestionar el independentismo de unas minorías muy activas políticamente, le han deslegitimado para seguir en un puesto que logró gracias al engaño. Si los militantes del PP no actúan en consecuencia, los ciudadanos debemos hacerlo. No es aceptable que una minoría logre imponer su opción totalitaria a la mayoría, por la inacción de un gobierno que incumple de manera flagrante y continuada con su deber: hacer cumplir la ley.

Es evidente que la fragmentación de España no es posible hacerla de forma pacífica y dentro de la Constitución. Ninguna Comunidad Autónoma puede abandonar la nación por su mera voluntad y todas las resoluciones orientadas a tal efecto son legalmente nulas e insurreccionales o revolucionarias. Solo la soberanía nacional podría abrir esa posibilidad, pues si se rechaza el principio de la mayoría no queda más que el despotismo en alguna de sus formas.

El acatar la Constitución es un deber que juraron o prometieron, Rajoy y Mas, al acceder a sus cargos. El incumplimiento de ambos en el ejercicio de su función política, exime al ciudadano de la obediencia a la autoridad que ellos representan y le obliga a hacer prevalecer el interés nacional, con todos los medios que tenga a su alcance.

La defensa de la unidad de España es mi opción, como creo que lo es para la mayoría de los españoles, y estoy dispuesto a luchar por ella todo lo que sea necesario.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826