España, 28-09-2016

El cura anticristo, cruel e impío

Jesús Calvo, párroco de Burgo Ranero (León)

Jesús Calvo, párroco de Burgo Ranero (León)

 España
Javier Martínez (12/1/2914)
El párroco de Burgo Ranero (León), D. Jesús Calvo, ha vuelto a hacer gala de su impiedad y de su crueldad, al declarar que el cáncer que padece Pedro Zerolo es, según él: “… un castigo divino… un efecto de la Divina Providencia que intenta ejemplarizar con los que se ríen de la virtud…”

El Obispado de León se ha desmarcado públicamente del sacerdote en un comunicado publicado el sábado 11 de enero del 2014 declarando: “que resultan ofensivas… totalmente improcedentes en un clérigo… recordándole una vez más el deber de abstenerse en la emisión de declaraciones de índole político…”

No es la primera vez que este caballero hace declaraciones de índole como: “Caritas es una ONG que no merece ayuda porque da a todo el mundo, simplemente por ser humanos, aunque no aporten nada”; los “gais son como leprosos a los que hay que apartar…”. O por ejemplo, “El Papa Francisco es “…un populista para la gente inculta…”

Declaraciones como las anteriores unidas a su vinculación y actos anticonstitucionales como enaltecimiento del golpismo, de la pena capital para los disidentes políticos a la dictadura franquista, su auto-confesión como discípulo de Franco e íntimo de Tejero, hacen que un personaje así sea indigno para seguir ejerciendo de sacerdote sin que la jerarquía católica española tome medidas al respecto después de sus repetidos incumplimientos ante declaraciones como las del Obispado de León.

Un señor que amén de su crueldad e impiedad manifiestas, incurre repetidamente en declaraciones y actos que pudieran ser constitutivos de delito.

¿Dónde está el respeto a la legalidad constitucional vigente, dónde está su voto a la obediencia al Papa, dónde está su caridad cristiana, dónde está su amor al prójimo, dónde está aquello de: “… mi Reino no es de este mundo y dar al cesar lo que es del cesar y a Dios lo que es Dios?

Señor Jesús Calvo lea un poquito la historia y la historia vaticana en particular.

Hubo Papas casados y adúlteros, travestís y voyeurs, homosexuales, masoquistas y sadomasoquistas, hijos de curas y asesinos de Papas, padres de papas e hijos de papas.

Los continuos y repetidos casos que salen a la palestra de pederastia, abuso de menores, homo y heterosexuales, de sacerdotes en todas las partes del planeta, por citar los más recientes:

La Arquidiócesis de Saint Paul (norte) y Minneapolis (noreste) de EEUU reveló en diciembre 2013 que 32 sacerdotes fueron acusados de pederastia e indicó que ante este suceso entregó la lista de los acusados para que se procesara una orden judicial.

El papa Francisco anunció la creación de una comisión especial para la protección de las niñas y niños víctimas de abusos sexuales por parte de curas pedófilos, reforzando su intención de afrontar un delicado tema que ha golpeado a la Iglesia y que hasta ahora era un tabú.

Los casos de curas pedófilos pusieron en la picota a las iglesias de Irlanda, Estados Unidos, Alemania, Austria, Australia y Bélgica, entre otras.

Casos sin cerrar como el denunciado por el presidente honorario de la Asociación de exorcistas, ex jefe por jubilación de los exorcistas del Vaticano, el sacerdote Don Gabriel Amorth.

El sacerdote Amorth fue el investigador vaticano ante la desaparición presenta por secuestro y asesinato el 22 de junio de 1983 durante el pontificado de Juan Pablo II de la quinceañera Emanuela Orlandi, residente vaticana como su padre maestro residente vaticano, y declaró ante este hecho y sin desdecirse nunca lo siguiente: “Emanuela había sido convertida en una esclava sexual, usada en varias orgías en el Vaticano y luego asesinada. “Fue un crimen de naturaleza sexual”, declaró en una entrevista publicada por el periódico La Stampa y firmada por el reportero Giacomo Caleazzi.

“…En la red participan personal diplomático de una embajada extranjera ante la Santa Sede. Creo que Emanuela terminó siendo una víctima de este círculo…”, sostiene el Padre Amorth.

Unido esto al escándalo reciente que ha saltado en prensa hace escasamente una semana, ante la denuncia de un ex guardia suizo quien afirma que durante su estancia en las fuerzas vaticanas, durante el papado de Juan Pablo II, varios miembros del clero católico, incluidos obispos y cardenales, le pidieron sexo a cambio de dinero u otras recompensas.

El guardia, cuya identidad no ha sido revelada, contó al diario suizo Schweiz am Sonntag que recibió hasta 20 peticiones “inequívocas” de clérigos para tener relaciones sexuales. Una de esas peticiones provino de “un dignatario muy cercano al Papa Juan Pablo II“.

 Emanuela OrlandiEl guardia relató que una noche fue invitado a las habitaciones del dignatario papal con la oferta de tomar unos tragos de fino whisky, sin embargo no necesitó mucho tiempo para darse cuenta que él sería el “postre” del clérigo.

“¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: ´Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo´, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lucas 6, 41-42).

¿Conoces los evangelios, Jesús Calvo cura de Burgo Ranero? Cuida tú de tu alma y de tu virtud que el cáncer ataca indiscriminadamente y las personas con moral verdadera no se alegran del mal ajeno.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826