España, 30-09-2016

Los “nuestros” también mataban

Juan Gelman, poeta argentino

Juan Gelman, poeta argentino

 Argentina
Armando Rubén Puente (17/1/2014)
Conocí, admiré y sigo admirando a mi compatriota y gran poeta Juan Gelman, al que se concedió merecidamente el Premio Cervantes.

Padeció el tremendo dolor de perder a su hijo y a su nuera, secuestrados por los militares y de buscar durante años a su nieta, nacida en el “centro clandestino de detención” de la ESMA. Sus padres fueron ejecutados y enterrados en un cementerio como NN (sin nombres). Es decir integraron la lista de “desaparecidos” hasta 1989, en que fueron encontrados los restos y sepultados en una tumba con sus nombres. El militar autor de los secuestros y responsable de los asesinatos cumple la condena de cadena perpetua. Juan Gelman pudo abrazar a su nieta el año 2000 en Montevideo. Vivía con un matrimonio que la había adoptado poco después de nacer. Yo fui uno de los miles de firmantes que reclamábamos su búsqueda.

Pero ¿por qué se ha ocultado o disimulado la militancia de Juan Gelman como “oficial” de Montoneros, el título que recibían los dirigentes de esa organización guerrillera. Como tal, participó en la lucha fratricida argentina entre 1973 y 1979 y como jefe ordenó o llevo a cabo asesinatos y otros actos terroristas. Gelman y el Estado Mayor de Montoneros abandonaron Argentina a principios de 1977; en el país siguió la lucha y siguieron un par de años más los secuestros, torturas y desapariciones de los “combatientes”, aquellos que los apoyaban y protegían.

Los “otros” mataban, pero también los “nuestros”. Todo aquel que haya matado u ordenado matar a un ser humano debe asumir la responsabilidad de hecho tan tremendo. Mientras la verdad y la justicia no sean para todos, las heridas seguirán abiertas. Mientras, la reconciliación deseada no podrá alcanzarse plenamente.

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826