España, 29-09-2016

Nuevas zonas de libre comercio en China. La apertura de Shanghái

China
Javier Martínez (29/1/2014)china-en-africa1
Shanghái, capital financiera y comercial de China, con el puerto mercante más activo del mundo, crea un espacio de libre comercio donde se permitirá el libre cambio del yuan para hacer que esta sea la tercera moneda del comercio mundial al nivel del dólar y del euro y permitir la fijación por el mercado de los tipos de interés.

En su inauguración este pasado domingo y tras una ceremonia a la que asistió el ministro chino de Comercio, Gao Hucheng, junto al secretario general del Partido Comunista de China (PCCh) en Shanghái, Han Zheng, la nueva zona empezó a operar como tal y tendrá normas especiales distintas a las del resto del país, al menos hasta 2016.

Estos tres años serán un experimento para además de potenciar el consumo interno en China poder revolucionar el peso de la economía china en la economía internacional.

Según Dai, también subdirector del Comité Administrativo de la Zona Piloto de Libre Comercio de Shanghái, en el nombre oficial que el área toma desde hoy, cuando pasen esos tres años, hacia octubre de 2016, China decidirá lo que hacer a continuación, aunque en principio se espera que se dé lugar a otra nueva tanda de reformas.

La zona funcionará como “un campo experimental para ensayar reformas económicas” y promover un mayor desarrollo, a través del comercio internacional, que facilite la expansión del crecimiento chino a todo el país, declaró en su apertura Gao.

Para hacer todo esto posible, las normas nacionales y locales que regulan la inversión extranjera en Shanghái serán suspendidas dentro de la zona de libre comercio durante al menos tres años.

Un primer grupo de 25 empresas chinas y extrajeras recibió su permiso oficial para instalarse en la nueva zona.

Este “mini-Hong Kong” en las afueras de Shanghái, como le ha llamado la propia prensa hongkonesa, será la primera zona de este tipo en territorio continental chino bajo el Convenio de Kioto, y competirá con otras zonas similares asiáticas, como la de la ex colonia británica, la surcoreana Busán o la propia Singapur.

El relativo descenso en las perspectivas de crecimiento chino por la caída de sus exportaciones hacen que la apertura de Shanghái sea una alternativa donde la inversión extranjera podrá dirigirse a sectores antes vedados como la apertura de filiales de bancos extranjeros dentro de los límites de la zona franca así como de operadores de telecomunicaciones y establecimiento de almacenes de mercados internacionales de materias primas como la Bolsa de Londres.

Hacer que Shanghái sea uno de los principales centros financieros y comerciales del planeta en 2020, con una influencia mundial comparable a la de Londres o Nueva York y del yuan una divisa planetaria.

Pekín quiere evolucionar hacia una economía más orientada a los servicios y más movida por el consumo.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826