España, 29-09-2016

Sosa se explica

Rosa-Diez-y-Francisco-Sosa-WagnerSáhara Occidental/España
Javier Perote (22/1/2014)
Por fin nos enteramos del porqué de su abstención en la votación del último acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos. Se abstuvo, según sus propias palabras, porque no fue capaz de resistir las presiones que recibió de parte de algún miembro del Gobierno, de algunos de sus compañeros de cámara y hasta de los mismos pescadores españoles; que si estaban allí, sería porque alguien los llevó; quizás el Ministro Cañete y la señora Fraga, que son los que más presionaban y tenían mucho interés en sacar adelante el acuerdo. Esta explicación de su voto la hizo en el transcurso de su presentación como candidato en las primarias que ha organizado UPyD para las próximas elecciones parlamentarias europeas.

Al oír esta declaración, lo primero que se le ocurre a uno pensar es que si este señor ha cedido una vez a las presiones externas, nada garantiza que no vaya a ceder en otras ocasiones.

Le presionaban, dijo a modo de disculpa, en el sentido de que se trataba de defender los intereses de los pescadores españoles. Como si estos (aún siendo muy minoritarios dentro del conjunto de España) fueran un grupo a parte del resto, que merecieran un trato especial aún a costa de los intereses de otros españoles. Y como si la única solución posible de sus problemas fuera ese acuerdo. Tras la cortina de los intereses de los pescadores se ocultan otro tipo de intereses menos patrióticos y más espurios; que todo se sabe.

Los intereses de los pescadores, como los de cualquier otra actividad, entran en el conjunto de los intereses de todos los españoles y se deben defender, como un todo. Pero es que además, los pescadores españoles tienen otras posibilidades de pesca para ganarse el pan sin necesidad de utilizar las aguas del Sáhara; que es el meollo de la cuestión (los barcos que utilizan estas aguas son los menos). Podrían pescar, como lo han venido haciendo toda la vida, en aguas que hoy son jurisdiccionales de Marruecos.

Pero este país no lo autoriza porque lo que quiere es forzar un acuerdo que englobe también las aguas del Sáhara Occidental. No por las ventajas económicas que pudiera reportar dicho acuerdo para ese país, sino por el reconocimiento implícito que el acuerdo supone de su soberanía sobre todo el territorio. Por esta razón Marruecos se niega a firmar, nunca lo haría, un acuerdo en el que se excluyan las aguas saharianas, pues eso sería admitir que no tienen soberanía sobre ellas. Este es el motivo de que en el acuerdo actual no quede explícitamente excluida la costa sahariana. Sin embargo, las autoridades marroquíes no dejaron de proclamar a los cuatro vientos que las aguas y la costa sahariana sí entraban en el acuerdo reafirmando con ello su autoridad sobre el territorio.

El “lobby” marroquí en España es muy fuerte y, por las mismas razones expuestas, ha influido mucho sobre nuestros políticos y los representantes en Europa, como se ha visto, para que se firmase el acuerdo de pesca.

En su intervención, Sosa Wagner, también trató de quitar trascendencia a su voto haciendo ver que no alteró para nada el resultado final y que, hubiera votado lo que hubiera votado, el resultado hubiera sido el mismo, intentando con esta explicación quitar importancia a su decisión. Pero él sabe que eso no es verdad, pues sí que tuvo importancia, y mucha, toda vez que el no votar negativamente fue como avalar la postura de Marruecos.

La Unión Europea al admitir a Marruecos como interlocutor y árbitro absoluto en cuestiones que afectan a los intereses y derechos del Sáhara y de sus habitantes autóctonos está reconociendo implícitamente su soberanía sobre el territorio. Y lo mismo han hecho los partidos y los representantes que no se han opuesto a este acuerdo en el Parlamento Europeo. El señor Sosa no debería olvidar que UPyD nunca ha admitido que Marruecos tuviera soberanía sobre el Sáhara, y que hasta ahora, ha venido defendiendo por razón de justicia un Sáhara independiente y si es posible amigo de España. Esto último hay que ganárselo.

Faltó que el señor Sosa aclarara algo importante en su explicación del voto, pues no se entiende que una decisión que por primera vez va tan en contra de la que ha sido hasta ahora la política de UPyD con respecto al Sáhara, la haya tomado él sólo. Sobre esto no dijo nada, y hasta ahora no ha habido ninguna reacción desde los órganos de dirección. Cabe preguntarse si en el caso de que otro miembro del partido hubiera actuado en contra de la política de este, la dirección hubiera guardado silencio como ha sido el caso. De todas formas, nada debe extrañar si observamos la cantidad de artículos y comentarios laudatorios hacia el señor Sosa que han salido estos días en la “web” del partido como si alguien hubiera intentado ayudar a la gente a emitir un voto correcto en las recién celebradas primarias. Cosas así pueden confundir a la gente e inducir a los malpensados a sospechar un déficit de imparcialidad en el aparato. El señor Sosa ha ganado, como era de esperar.

Javier Perote

Javier Perote

Es corriente en los partidos políticos la práctica de autoadornarse con conceptos diferenciales que implican novedad, juventud, imparcialidad etc. Son corrientes expresiones como: somos un partido joven, somos un partido honrado, traemos ideas nuevas, savia nueva, ilusión, fuerza, etc., por eso no deja de extrañar que este partido, por segunda vez, vaya a tener de representante en Europa un jubilado, teniendo como tiene jóvenes entre los que elegir. El señor Sosa Wagner tiene 68 años.

En circunstancias como esta es necesario tener mucho cuidado, que las armas las carga el diablo, y a veces las cosas, aunque no lo parezca, pueden tener una gran trascendencia en el futuro. Se ha dicho que el vuelo de una mariposa en China pude desencadenar un ciclón en América. ¿Cuál fue la primera causa que provocó la caída del imperio romano?; nadie lo sabe, pero probablemente fue un hecho insignificante.

¿Podría ocurrir que la turbación que ha causado, en algunos miembros y simpatizantes, la falta de clarificación de los órganos del partido respecto al asunto de la abstención de Sosa Wagner en el acuerdo de pesca, y el aparente apoyo que ha tenido en estas primarias, fuese como el vuelo de la mariposa respecto al porvenir del partido?

Fuente: saharalibre.es


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826