España, 27-09-2016

La gran encrucijada. Teodoro y Teodorín Obiang Nguema Mangue: un galimatías judicial

Guinea Ecuatorial
Severo-Matías Moto Nsa (2/2/2014)

Severo Moto, Líder del Partido del Progreso

Severo Moto

Análisis
Será por el carácter multimillonario de la familia Obiang-Nguema-Mangue, los tres nombres que engloban a la multitudinaria saga familiar liderada por el general Obiang Nguema (compuesta de padres, hermanos, tíos, hijos, sobrinos, esposas, yernos y nueras, como cualquier familia normal, guineana o africana…

Será porque se trata de un poder militar, armado hasta los dientes, con una inmensa capacidad de matar y de reducir a la impotencia a todo un pueblo…

O quizás sea simplemente porque, con los tiempos que corren, el mundo que rodea la poderosa familia, se mueve a ciegos golpes de talonario de corrupción…

Posiblemente sea porque Obiang–Nguema-Mangue es un “Clan familiar organizado para el crimen”, como lo definiera un alto político norteamericano; blindado por poderosos y voraces ‘lobbies’ extranjeros…

Lo cierto es que el poder de los Obiang, que arranca desde los primeros once años del “imperio” de Macías Nguema, siguiendo con los 35 años en poder absoluto, ha desafiado a todo el mundo, durante un total de 46 años.

No es menos cierto que en la última década, la JUSTICIA; esa que lleva acumulada en su alma y corazón el pueblo guineano; esa JUSTICIA de la que se ha contagiado el mundo entero, viene tocando, cada vez con más firmeza, insistencia e impiedad (al más puro estilo de la llamada “mosca cojonera”) a las puertas del clan de la dictadura más longeva de África. El clan de Obiang Nguema.

Es de Armengol Ondo Nguema (hermano de Teodoro Obiang Nguema) la frase: “SI VIENEN, AQUÍ NOS ENCONTRARÁN”, refiriéndose a su eterno miedo a un golpe de estado que ponga fin a su “imperio”, que ya dura casi medio siglo…

Pero la frase de Ondo Nguema, tiene evidentemente, una triple interpretación:

– La reafirmación en su poder militar, capaz de rechazar cualquier
agresión interna o externa…(muy por comprobar).
– El reconocimiento de su incapacidad de rechazar alguna agresión militar seria, que caiga sobre ellos. (una y otra vez comprobado).
– Y lo más real: El rechazo absoluto a abandonar su “imperio” por métodos pacíficos, de diálogo o negociación; ya que ese “imperio” se “conquistó” por un golpe de estado puro, duro y muy sangriento. Para el clan familiar y militar (incluidos sus poderosos apoyos y ‘lobbies’ exteriores) ceder ese “imperio” por métodos “cobardes” como una salida institucional, pacífica, el diálogo, negociación, sería un signo de cobardía, un suicidio, una claudicación y una traición. Prefieren, en definitiva, que el método sea lo suficientemente coercitivo, impactante y conclusivo e incuestionable: “si no, no nos convencéis…”

Y en eso están. En la resistencia numantina, a la espera del desastre; esperan –sentados- que el desastre caiga- a ser posible, primero, sobre todo el mundo; y después, sobre ellos. Y cuanto más tarde les toque, mejor. Mientras tanto, con el inapreciable apoyo, refuerzo y ánimo de sus poderosos LOBBIES españoles y extranjeros:

1.- No paran en ahondar sus distancias de desprecio contra al resto de la población, en permanente defensiva y control de sus movimientos airados. Y cuanto más cercano ven su decadencia, abandono internacional o su punto final, más despiadadamente se ceban sobre la población guineana contra la que piensan cumplir aquello de: “MORIR MATANDO”. Hoy en día, de Guinea Ecuatorial, llega de forma unísona la misma voz de alarma: “No sabemos qué pasa. Pero hay una situación muy tensa. Hay militares y maquinaria bélica por todo el país…” El plan, en definitiva, es llevarse por delante a la población, antes de que les llegue, a ellos, el final.

Los Obama con Obiang

Los Obama con Obiang

2.- La lluvia de desplantes, desprecios, infidelidades, deslealtades, denuncias, acusaciones, juicios, órdenes de detención, estafas, “robos al ladrón”, burla, mofa y befa que, en la última década, cae sobre Obiang-Nguema-Mangue (“Clan familiar organizado para el crimen”) desde la comunidad internacional -amigos, lobbies, abogados y protectores incluidos- lluvia cada vez más “ácida”, despiadada e imparable, está dejando, a clara luz, el grito de impotencia de Armengol Ondo Nguema: “Aquí nos encontrarán…” No tiene capacidad de reaccionar.

ENCRUCIJADA
Paradigma de esta situación de encrucijada en la que se encuentra el clan Obiang-Nguema-Mangue, es ese extraño desprecio o ninguneo a las reclamaciones y denuncias internacionales, que desde Francia, pasando por la ambigüedad calculada de España, hasta llegar a los Estados Unidos, tras recalar en la indignación de Bélgica, mantienen el clan Obiang. Saben que con eso no pueden; y como no pueden, prefieren esperar a que se cumpla eso de “Aquí nos encontrarán”.

Es una indiscutible encrucijada en la que se encuentra metido el clan de Obiang-Nguema-Mangue. Y, al final, habrá, casi que dejar de hablar de los apoyos internacionales, lobbies, abogados, asesores, mamandurrieros, lame traserillos, soplapitos y mamporreros que vienen animando (engañando) hasta aquí, al clan de los Obiang-Nguema- Mangue y que más pronto que tarde, en cuanto los vean perdidos y atrapados judicialmente, dejarán, triste, solo y abandonado al clan.

GALIMATIAS JUDICIAL
No es menos paradigmático el galimatías en el que se mueve la JUSTICIA. Francia, a través del elegante proyecto de persecución de “bienes mal adquiridos” en el que está atrapado Teodorín (en busca y captura); Los Estados Unidos están a punto de dictar otra orden de busca, captura y prisión contra el mismo Teodorín Nguema Obiang. Es cierto que, con evidente pusilanimidad, tolerancia (¿cariño o compasión?) España, que tiene el mayor escondite y zulo de los “bienes mal adquiridos” por Obiang Nguema y a donde recalan felizmente, a través de vuelos de Iberia, cargados de maletines de millones de euros, el clan de la “familia organizada para el crimen”, de Obiang-Nguema-Mangue.

Todos esos países se mueven en un galimatías judicial vetado e imposible de penetrar, para entender su TARDANZA en aplicar sus decisiones judiciales…

 “La JUSTICIA es lenta”. Lo que está demostrando esta frase, en Guinea Ecuatorial, es que dentro de su lentitud la “justicia guineana” no solo es lenta; es que no existe JUSTICIA, no llega nunca, y si decide llegar, es esperada (por unos y por otros) hasta que actúe, sin piedad ni reticencias. Tanto unos como otros, esperan que la JUSTICIA internacional (Francia, Estados Unidos, España…) demuestren, en su reconocida LENTITUD, que llegarán hasta el final, abandonando en el actual GALIMATÍAS de ordenar busca y captura y esperar a que el Clan Obiang-Nguema-Mangue se entregue tranquilamente a la JUSTICIA. Esperan que vayan a por ellos. Nunca se entregarán. Allí, en Guinea Ecuatorial, esperan que les vayan a encontrar y los echen, a base de llenar las cárceles de Guinea o del CPI con tan insalvables especímenes humanos. ¡¡¡Así de sencillo!!!

Entre la ENCRUCIJADA, aliviada por los lobbies y lame traserillos de Obiang Nguema; y el agobiante y lento GALIMATIAS de la Justicia internacional, la dictadura de los Obiang-Nguema-Mangue se mueve, languideciente, desnortada y tragando gruesas bocanadas de agua en su ahogamiento.

NOTA FINAL:
Nadie, mínimamente cercano al desastre de Guinea Ecuatorial, ignora que el “Clan familiar organizado para el crimen” tiene tres nombres africanos, claves: OBIANG NGUEMA Mbasogo (Presidente); Constancia MANGUE de Obiang  (mujer de Obiang Nguema). Los dos son conocidos en Guinea Ecuatorial -gracias a Agustín Nsé Nfumu- como “la pareja presidencial”); y NGUEMA-OBIANG–MANGUE, resumen, en el famoso Teodorín Nguema Obiang Mangue, de la amplia saga de las dos familias de Teodoro Obiang Nguema y Constancia Mangue. Una amplia “saga familiar organizada para el crimen” como aseguró Don John Ernst Bennett.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826