España, 02-10-2016

Las marchas de la dignidad frente a los recortes y la asfixia ciudadana

Marchas-22-M1

España
Javier Martínez (23/3/2014)
Las Marchas de la Dignidad que se concentraron y se manifestaron ayer en Madrid, desde las 17 horas de la tarde, fueron todo un éxito de asistencia ciudadana y de ejemplaridad democrática, ocupando más de un kilómetro y medio de extensión de la ciudad y en reclamación pacífica de:

– No al pago de la deuda impuesta.
– No a más recortes de derechos ciudadanos.
– Fuera los gobiernos títeres mandados por la troika.
– Pan, trabajo y un techo digno.

No había aún finalizado el acto de clausura, con toda la tribuna en pleno en el escenario de la plaza de Colon, leyendo los distintos comunicados, cuando un grupo de “incontrolados” policías interrumpieron violentamente el acto legal.

De todo ello hay material gráfico y videos que dan fe y que se han publicado en varios medios de comunicación.

Desde la tribuna se rogó y se invitó por altavoz, encarecida y repetidas veces, a esos “policías descontrolados” que “no interfieran en este acto legal que aún no hemos terminado”, “les recordamos a la policía que está interfiriendo en un acto legal…, por lo que les rogamos abandonen la plaza,…hay mujeres y niños dentro”.

Ese grupo de agentes del “orden” continuaron disparando mientras que de fondo se escuchaban los gritos de jóvenes, especialmente de chicas, gritando “vergüenza, vergüenza, policías, buscaros un trabajo digno”, “policías, buscaros un trabajo decente”.

Desde la tribuna se cantaba al unísono “estas son nuestras armas” elevando las manos hacia el cielo con papeles llenos de pensamientos, de ideas, de inteligencia, frente a la violencia ciega y bruta.

Esta mañana de domingo, la prensa francesa como ‘Le Monde’, ‘Le Point’ y otros, acaban de publicar artículos celebrando el triunfo ejemplar de esas marchas como “el pueblo se despierta, es el fin de la fiesta en España”.

Nuestros vecinos franceses contemplan con alegría este “Ya basta” del pueblo español frente a un paro del 26%, frente a la estafa de los banqueros, de una clase política corrupta, de Urdangarin y la Infanta”, señala ‘Le Point’ y frente al austericidio señala la proclama “de pie, de pie, vamos a luchar”.

Yo que he tenido la suerte de educarme en Francia y en Holanda y por lo tanto tener la perspectiva y la educación en la ciudadanía democrática, lejana a la costra casposa y al tocino mental añejo de la España profunda que muy, muy pocos aún sostienen, contemplo como el resto de los europeos, con estupor y rechazo, los insultos previos de políticos, por cierto a sueldo de los contribuyentes que acudíamos ayer a la manifestación legal, cuando horas antes el Sr. Ignacio González, nos acusó a todos los que acudimos a las marchas de ayer de “extrema derecha similares al partido nazi griego de Amanecer Dorado”.

Su segundo al mando de la Comunidad de Madrid y de cuyo nombre no quiero acordarme, nos acusó de lo contrario, es decir de ser agentes de la extrema izquierda.

Menuda “borrachera mental”
Señor Ignacio González, no ofende quien quiere sino quien puede, y lejos de caer en sus provocaciones, yo en su caso tendría un pelín de vergüenza ajena, si tuviera en casa a una esposa que como la suya, Doña Lourdes Cavero, ex diectiva de la CEIM tras el escándalo de los falsos cursos de formación, y que está imputada por la Juez de Estepona, por presunto blanqueo de dinero y por otro supuesto delito fiscal. Señor Ignacio González, yo tendría vergüenza propia, por tener la “honorabilidad” en entredicho por la compra de un ático multimillonario en la urbanización Guadalmina de Marbella, pagado con dinero que según un testigo del caso Gürtel le acusa de que proviene del pago de comisiones por trato de favor a una empresa en la recalificación de unos terrenos en Arganda, según consta en el sumario.

Es difícil de entender en Francia y en el resto de la Europa democrática, que quienes intentaron dar el golpe de estado del 23 F en España hayan cumplido su “condena” confinados en un castillo, con gimnasio, biblioteca y demás comodidades más propias de un hotel de cinco estrellas, incluso contaron “mayordomo personal”, con derecho a visitas “ a su voluntad” con “celebraciones de cumpleaños, fin de año y similares” a mesa puesta y con criados al servicio de los golpistas y es más difícil de entender aún que pasados más de treinta años después de esa intentona golpista que el hijo de Tejero y el propio Tejero se reuniesen hace unos días con un grupo de militares e hicieran una celebración de ese acto deleznable.

Si en un acto de ciencia ficción, en la república francesa un militar intentase dar un golpe de estado, sencillamente no cumpliría ni condena, simplemente se suicidaría.

En los países de larga y verdadera tradición democrática, que han tenido rupturas y revoluciones, como en Francia o que han sabido limpiar con sus pasados totalitarios como Alemania y su proceso de desnazificación, allí no existen “políticos” de la clase y naturaleza de nuestra caricatura de Eva Braun a la española, que señalan con estupefacción que nunca ha visto tanta violencia ante una manifestación como la de ayer en Madrid.

¿Quién encendió la mecha violenta?

Tiene razón, en algo, Frau Cifuentes, en Europa no se conoce el grado de violencia que está sufriendo la ciudadanía española que tras siete años de políticas de recortes fracasadas, tiene el mayor índice de parados, la mayor precariedad en el empleo y mayor número de trabajos basura de Europa siendo además el segundo país del mundo en corrupción política.

Tiene razón señora Cifuentes, esa violencia contra la ciudadanía sólo la podemos encontrar en Grecia, sólo que allí a los nazis de Amanecer Dorado se les encarcela y aquí se les ofrece hoteles de cinco estrellas.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826