España, 28-09-2016

Tras seis horas de diálogo, John Kerry y Sergéi Lavrov, jefes de las diplomacias de Estados Unidos y Rusia, sin acuerdo sobre Crimea

Sergéi Lavrov y John Kerry

Rusia/Estados Unidos/Ucrania
espacioseuropeos (14/3/2014)
Se han reunido para ofrecer una imagen de diálogo, pero los dos jefes de las diplomacias de Estados Unidos y Rusia, John Kerry y Sergéi Lavrov, no han llegado a ningún acuerdo. Rusia no retirará sus tropas de Crimea, y la región autónoma del sur de Ucrania continuará con el programado referéndum de secesión para su anexión a Rusia de la que siempre formó parte.

No ha habido ningún tipo de sorpresas para nadie. Rusia no puede ceder a esta nueva presión de Estados Unidos que, poco a poco, la va cercando de barreras antimisiles y de revoluciones de colores.

La unilateral independencia de Kosovo se celebró con el apoyo de Estados Unidos y varios países europeos, sin que por entonces se produjeran protestas por ello. Ahora, sin embrago, se nos quiere meter con horma y a presión a Ucrania en la UE. Lo ha decidido Estados Unidos y todos a obedecer. Dentro de poco, cuando esta crisis pase, vendrá la ingerencia estadounidense para hacer otro tanto con el resto de las repúblicas caucásicas y, por supuesto, con Turquía, a la que ya han bautizado como país europeo, olvidando una larga historia de guerras del imperio otomano contra Europa para tratar de islamizarnos, lo que no consiguieron gracias, sobre todo, a España.

Pero volvamos a la reunión en Londres, en la residencia del embajador estadounidense, entre John Kerry y Sergéi Lavrov, de la que se puede decir que no ha habido avances sustanciales.

Por separado, los dos ministros ofrecieron ruedas de prensa, informando cada uno según su parecer: “No tenemos una visión común de la situación. Las diferencias están ahí. Pero el diálogo ha sido sin duda constructivo y nos ayuda a entendernos los unos con los otros”, manifestó el diplomático ruso, según recoge la agencia RIA Novosti.

Rusia insiste en que se respete la voluntad del pueblo de Crimea en el referéndum que se celebrará pasado mañana, a la vez que pidió el apoyo de la comunidad internacional para llevar a cabo una reforma constitucional en Ucrania.

El secretario de Estado estadounidense, Jonh kerry, recordó en el transcurso de su rueda de prensa que su país no reconocerá el resultado del referéndum –ilegal, lo calificó- que se va a celebrar el próximo domingo. Por otro lado, manifestó su apoyo incondicional al nuevo gobierno ucraniano. Hay que recordar que ese gobierno es provisional ya que no ha salido de las urnas.

Medidas contra ciudadanos rusos
Poco antes de esta reunión se supo, debido a la publicación de una noticia en el diario alemán ‘Bild’, que la UE ha elaborado una lista de unos 120 ciudadanos rusos, la mayoría altos cargos del gobierno, políticos y hombres e negocios, a los que se les retirará los “visados para viajar por territorio comunitario así como la congelación de activos y cuentas bancarias”. Estas medidas lo son en represalia por las acciones del Kremlin en Ucrania.

Es de esperar que estados Unidos proceda de la misma manera, una vez que se conozca el resultado del referéndum en Crimea.

Un alto porcentaje de estadounidenses en contra de la intromisión de su país en Ucrania
Una encuesta elaborada por  Pew Research  afirma que 56% de los estadounidenses no están de acuerdo con la política de su gobierno de involucrarse demasiado en la crisis ucraniana. El estudio recoge la opinión mayoritaria de los ciudadanos de Estados Unidos que no desean una confrontación, algo que políticos y medios de comunicación más importantes “pasan por alto”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826