España, 26-09-2016

UPyD y su eurodiputado Sosa Wagner traicionan la Causa Saharaui (y a su propio programa)

Rosa DiezEspaña/Sáhara Occidental
Pedro Larrauri (5/5/2014)
Al no votar en contra del Acuerdo de Pesca entre la Unión Europea y Marruecos, UPyD traiciona al pueblo Saharaui, y la confianza de todos los que pensábamos que el partido de Rosa Díez siempre apoyaría su causa. Y que cumpliría sus programas.

Pienso que Francisco Sosa Wagner se abstuvo en esa votación por motivos electoralistas: para no perder el voto de los muchos armadores y pescadores españoles que van a ser beneficiados con ese injusto acuerdo de pesca, acuerdo que sobre todo favorece a Marruecos, pues permite al gobierno de la monarquía Alauita seguir esquilmando la riqueza del pueblo saharaui, a la vez que reafirma la posición Marroquí como Estado invasor y ocupante, explotador y genocida, de la única colonia africana que todavía está pendiente de alcanzar su independencia, y sobre la que España aún tiene una gran responsabilidad.

UPyD en su programa electoral se había comprometido (es textual) a asumir un papel activo en la solución del conflicto del Sáhara Occidental, a reclamar a Marruecos el cumplimiento íntegro de las Resoluciones de la ONU en la materia, y a impulsar en la UE el respeto de los derechos saharauis (Ver). El hecho de que el eurodiputado de UPyD no votara en diciembre en contra de ese acuerdo, sino que se abstuviera, causó asombro y críticas, como las que se reflejaron en el debate de Espacios Europeos (Ver) y en el artículo “La abstención absurda” firmado por Diego Camacho. También resulta elocuente el artículo “Por qué UPyD no es de fiar” de David Bollero, publicado en Público, donde destaca las contradicciones e incoherencias en que incurre el eurodiputado de UPyD.

La periodista y activista por los DDHH experta en África, Ana Camacho escribía: “Las redes prosaharauis están que arden con la reelección de Francisco Sosa Wagner como cabeza de lista de UPyD para las elecciones europeas. El único representante de UPyD en la Eurocámara se abstuvo en la votación para la ratificación del acuerdo pesquero con Marruecos, en un flagrante incumplimiento del programa y compromisos electorales del partido, pese a lo cual, los militantes magenta le han votado con entusiasmo (más del 60%) en estas primarias en las que había unas 40 alternativas. Sosa Wagner seguro que está contento por ello, pero su triunfo ha sido interpretado como la confirmación de que el partido de Rosa Díez respalda su contundente gesto de deslealtad hacia la causa saharaui con un doble juego traicionero, más propio de la vieja política del PSOE y el PP que de las promesas con las que el partido de Rosa Díaz se propone como la ‘alternativa’ necesaria”. (Ver el artículo de Ana Camacho, titulado: “Hacemos lo que decimos”, dice Rosa Díez. Pero, ¿y por qué no con el Sáhara?).

Sahara OccidentalSosa Wagner había explicado inicialmente por escrito el motivo de su abstención: alegaba aspectos positivos (como la posible mejora de la rentabilidad para la flota de pesca española); pero daba a entender que no votaba a favor porque la cuestión del Sahara seguía sin resolverse y “el Acuerdo no excluye explícitamente sus aguas territoriales ni garantiza el respeto de los intereses legítimos del pueblo saharaui” (Ver). Esas explicaciones fueron decepcionantes para los defensores de la causa saharaui y para cualquier observador: pues si el acuerdo no garantizaba los derechos de los saharauis lo razonable hubiera sido votar en contra. UPyD respaldó y justificó oficialmente el voto de su eurodiputado (Ver). Posteriormente nos hemos enterado de las verdaderas razones por las que Sosa Wagner se había abstenido: lo hizo debido a las presiones recibidas por parte de miembros del Gobierno (se presupone que sobre todo del promotor de ese acuerdo con Marruecos, Arias Cañete, entonces Ministro y ahora candidato del PP) y de los pescadores españoles: así lo confesó a afiliados de UPyD que le preguntaron sobre el tema durante la campaña electoral interna para elegir al candidato de UPyD a las europeas; y así lo cuenta en su artículo “Sosa se explica” el también miembro de UPyD (al menos hasta esa fecha) Javier Perote, activista de buena fe por la causa Saharaui, quien tras denunciar que los políticos españoles han cedido ante la fuerza del Lobby marroquí en España, destaca la importancia del voto de abstención del representante de UPyD, que implica estar admitiendo que Marruecos tiene soberanía sobre el Sahara y sus aguas.

Javier Perote, que también se presentó como candidato en esas primarias de UPyD para Europa, critica duramente tanto el voto de Sosa Wagner (si ha cedido a las presiones en este tema no podemos estar seguros de que en el futuro no ceda a otras presiones), así como la actitud proteccionista (y encubridora añado yo) de la Dirección de UPyD hacia su eurodiputado. Y termina su artículo de esta enigmática forma: “Se ha dicho que el vuelo de una mariposa en China puede desencadenar un ciclón en América. ¿Cuál fue la primera causa que provocó la caída del imperio romano?; nadie lo sabe, pero probablemente fue un hecho insignificante. ¿Podría ocurrir que la turbación que ha causado, en algunos miembros y simpatizantes (de UPyD), la falta de clarificación de los órganos del partido respecto al asunto de la abstención de Sosa Wagner en el Acuerdo de Pesca, y el aparente apoyo que ha tenido en estas primarias, fuese como el vuelo de la mariposa respecto al porvenir del partido?”.

Cada vez somos más los que tenemos muy claro que UPyD no es la alternativa política que necesitamos. Pero resulta destacable, y es un hito en la historia de la descomposición de UPyD, el hecho de que por primera vez un político de la formación magenta ha traicionado su programa electoral, por interés electoralista o por presiones externas de poderes fácticos: y Rosa Díez y su partido lo han aprobado con un silencio cómplice… Cada vez es más patente que UPyD no es un partido fiable; y cada vez son más las mariposas que aletean…

PD-1:
Con los acuerdos firmados y ratificados a principios de 2014, España recibirá 90 de las 108 licencias de pesca costera, y la mitad de ellas podrán ser usadas en aguas saharauis. La UE pagará a Marruecos 30 millones de euros anualmente por los derechos de acceso, más 10 millones a pagar por el sector pesquero. Esto sucede mientras los saharauis que huyeron del Sáhara Occidental a causa de la ocupación ilegal de su territorio viven en una situación humanitaria desesperada; y mientras Marruecos sigue actuando con total impunidad en el territorio invadido, violando continuamente los Derechos Humanos y robando sus riquezas naturales. La UE paga a los saharauis sólo una pequeña parte en concepto de ayuda urgente a través de la organización humanitaria ECHO, de la UE. Ver.

Pedro Larrauri

Pedro Larrauri

PD-2:
La votación en el asunto del Acuerdo de Pesca entre la UE y Marruecos tuvo 310 votos a favor, 204 en contra y 49 abstenciones. La mayoría de los eurodiputados españoles votaron a favor; los que votaron en contra fueron: Willy Meyer (IU), Garcés Ramon (PSOE), Irazabalbeitia (Aralar), Romeva i Rueda (ICV); y se abstuvieron Bilbao Barandica (PNV), Tremosa i Balcells (CiU), Sedó i Alabart (CiU) y Francisco Sosa Wagner (UPyD). Del artículo: “Mentiras, tapujos, juego sucio e intereses ocultos”, de Eugenio Pordomingo, con especiales referencias a UPyD.

 PD-3:
Enlace a un artículo sobre UPyD y el Sahara (Ver) que escribí hace tres años. Entonces yo afirmaba: “UPyD apoya sin ambages al partido político nacionalista Frente Polisario, en su lucha por conseguir la independencia del pueblo saharaui, la integridad de su territorio, y el reconocimiento de la República Saharaui”. Ahora lo dudo. Decepcionado.

N. de la R.
Este artículo, que también pueden ver en el blog de Pedro Larrauri, se publica con la autorización de su autor.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826