España, 25-09-2016

Una muestra de la que se nos avecina: nuevo incidente con la escolta del rey Felipe VI

Encontronazo de la escolta del rey Felipe VI con la prensa en el barrio de Chueca de Madrid

Encontronazo de la escolta del rey Felipe VI con la prensa en el barrio de Chueca de Madrid

España
espacioseuropeos (12/7/2014)
La revista Vanitatis publicó ayer un reportaje , firmado por Núria Tiburcio, titulado ‘El primer encontronazo de la seguridad del Rey Felipe VI con la prensa’, en el que da cuenta de un incidente –para nosotros no es el primero- de la escolta de Felipe VI con la prensa y con los ciudadanos en general.

Según el reportaje, el rey Felipe VI se fue de cena este jueves sin la Reina Letizia –algo que viene siendo habitual-, con cinco amigos. El local elegido fue uno de los muchos que son de moda en el barrio de Chueca en Madrid, donde “disfrutó de una noche de ‘rodríguez’. Vestido con pantalones tejanos y camisa azul, el monarca llegó en su coche oficial cerca de las 22:00 horas”.

Al parecer el monarca intentó pasar desapercibido, pues se ubicaron en la planta inferior del local elegido, pero como era lógico fue de inmediato reconocido. La presencia de numerosos escoltas hizo inevitable que el resto de los comensales no se dieran cuenta de la presencia del rey.

“A las 23:50, hora exacta, Felipe VI y sus cinco amigos dejaban el restaurante entre fuertes medidas de seguridad y recorrían los más de 200 metros que lo separaban de su coche, momento en el que se pudo captar, con bastantes dificultades, las escasas instantáneas que obran en nuestro poder”, afirma la periodista.

En las inmediaciones del restaurante, concretamente en la calle Libertad, “se produjo un encontronazo del cuerpo de seguridad de don Felipe con los dos miembros de la prensa que esperaban su salida. Tal y como presenció Vanitatis, el séquito de guardaespaldas intentaron impedir con formas demasiado bruscas que los medios realizaran su trabajo y fotografiasen a Su Majestad”, aunque más que un “encontronazo” se puede decir que fue un abuso de autoridad más propio de dictaduras tercermundistas.

La periodista describe así lo que aconteció: “Manotazos, zarandeos y empujones fueron el espectáculo que vieron los curiosos que se acercaron ante la inesperada presencia del Rey por las calles de Chueca. Durante el altercado, uno de los guardaespaldas prodigó varios insultos a una periodista, a quien llamó “idiota” mientras que intentaba quitarle el móvil. Ante esta actitud, uno de los espectadores grito: “¡Vaya vergüenza de país!”, palabras que hicieron que don Felipe se volviese. Sin embargo, frente a lo que se pudiese esperar, el monarca mostró una fría impasibilidad ante tan bochornosa exhibición y continuó como si nada”.

Nada más alejarse el séquito del monarca, varios testigos de ese desagradable y antidemocrático incidente “se acercaron a la periodista para saber cómo se encontraba y qué había sucedido. Cuál fue su sorpresa al oír que todo aquello se había producido por intentar tomar unas instantáneas del Rey. Algunos de ellos confesaron que su primer pensamiento ante tal escena fue que se trataba de un caso de violencia de género entre el guardaespaldas y la reportera”, afirma la misma fuente.

El texto finaliza así: “Peor suerte tuvo el fotógrafo a quien inmovilizaron, retuvieron, le pidieron la documentación y le requisaron la tarjeta de memoria de su cámara fotográfica”.

Todo un presagio de lo que se nos avecina. Y ase sabe “Usted no sabe con quién habla!: ¡Soy el heredero de la Corona de España’”, ahora el rey Felipe VI.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826