España, 28-09-2016

¿Puede curarse la enfermedad provocada por el virus del ébola?

Garcinia kola

Garcinia kola

Internacional
espacioseuropeos (12/8/2014)
Estos días hemos escrito varias referencias sobre los tratamientos o la falta de los mismos para atender a las personas infectadas con el virus del ébola. El agricultor ecológico, Josep Pámies, al que conocí hace unos años en su Balaguer (Lleida) natal ofrece sus conocimientos sobre plantas medicinales para apuntar algunos remedios que podrían ayudar a estos enfermos.

En las zonas infectadas por este virus se usa la planta Garcinia Kola. Es utilizada en la medicina tradicional que le atribuye efectos purgantes, antiparasitarios y propiedades antimicrobianas. Un estudio científico preliminar de la planta mostró que puede beneficiar a las víctimas del ébola, al reducir la multiplicación del virus. Y hay otros trabajos que explican sus bondades.

Otra planta que cita Pámies es Artemisia annua, ajenjo dulce, dulce Annie, o ajenjo chino, una especie de ajenjo que crece en todo el mundo. En 1971, los científicos demostraron que los extractos de Artemisia eran antimalaria, otro de los graves problemas sanitarios de la zona que puede complicar una infección por ébola.

Se produce semisintéticamente como un antimalarial usado profusamente en naciones tropicales, junto en combinación de cocktail con otros antimalariales para prevenir el desarrollo de resistencia parasitaria.

Esta planta también tiene efecto antineoplásico. Se usa en tratamientos contra el cáncer, dado que es selectivamente tóxico para las células del cáncer de pulmón, del cáncer de próstata y existen resultados preclínicos contra la leucemia.

Como explica el agricultor: La Artemisia annua además es una planta extraordinaria que potencia el sistema inmunitario, tan necesario para vencer enfermedades víricas.

Pámies cita también el dióxido de cloro o MMS. El clorito de sodio está aprobado en la Unión Europea como medicamento huérfano para el tratamiento de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). He buscado algún estudio científico que avale el uso del MMS con el ébola pero no lo he encontrado. He consultado con algún especialista en este producto y tampoco es consciente de que exista. Por supuesto si alguien puede aportarme algo al respecto que lo haga.

Sí hay datos de un estudio clínico hecho por productores del MMS en colaboración con la Cruz Roja en Uganda con resultados muy buenos en la curación de la malaria:

El leridano cuenta que él y sus colaboradores han ofrecido a la embajada de Guinea Conakry, país afectado por el ébola, la cantidad de este producto que necesiten con cargo a su asociación pero no han obtenido respuesta.

Llama la atención que esté publicándose tanto sobre los “sueros mágicos” que se han probado en los dos cooperantes estadounidenses infectados por el ébola y sus buenos resultados. Así como sobre la posible vacuna contra el ébola, que comenzará a experimentarse en humanos el próximo mes de septiembre. Está muy bien. No quiero caer en maniqueísmos y comentarios previsibles pero es evidente que en la Garcinia kola hay un filón para encarar el problema “en origen”.

Así como que si hay indicios de que la Artemisia annua o el MMS funcionan con la malaria deberían probarse con el ébola. Creo que los gobiernos de la zona, si carecen de los recursos para ello, podrían ser asistidos por administraciones públicas occidentales.

No es inteligente ni ético que nos ocupemos del ébola sólo cuando puede afectarnos a los occidentales mientras las “soluciones” pueden estar muy cerca del origen del problema y pueden tener un coste irrisorio (al menos las soluciones sanitarias porque la consecución de un cambio en las condiciones de vida es otro cantar y ese es el verdadero problema de salud allí).

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Miguel Jara.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826