España, 01-10-2016

Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo; se puede engañar a algunos todo el tiempo; pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo

casa-de-la-palabra1Guinea Ecuatorial
Abaha (10/9/2014)
Hace dos días dejamos escrito nuestro parecer sobre lo que se está cociendo –una vez más- en Guinea Ecuatorial. ¿Quién o quiénes están detrás de desunir a la oposición?, se titulaba el texto al que recurrimos ahora. Entones dijimos –no es la primera vez ni será la última- que las maniobras para apoyar eran de todo tipo, desde reuniones aparentemente convocadas por supuestos grupos opositores a Teodoro Obiang Nguema, hasta otras de marcado tufo institucional-petrolero amañadas por los “lobbistas” del entorno del dictador. Sea como sea, el caso es que cuando la oposición muestra síntomas de aglutinarse surge lo que surge. ¡Saboteados!, ¡infiltrados!, ¡engañados!. Y !qué más da!

Lo del “Diálogo Nacional” había despertado algunas esperanzas, visto que las demás tácticas y  estrategias han fracasado a lo largo de casi 40 años. Y no es por éste o por el otro –siempre habrá un vendido-, sino a la fortaleza de los poderes fácticos que no quieren “molestar” a Obiang Nguema. La podredumbre, la maldad, la rapiña, la avaricia y la falta de escrúpulos es de tal calibre que no se repara ni en vilipendiar, ni en mentir ni en matar. A pesar de todo su poder a veces fallan hasta en lo de matar.

Nosotros no nos hemos cansado de avisar y de repetir que eso de los “diálogos”, de creer en las “ofertas” de democracia y libertad ofrecidas por Obiang es pura falacia. “Darse manija” dicen los argentinos.

Ya se sabe, el hombre es el único animal del Universo que puede tropezar una, dos, tres, cuatro veces, y las que sean, en la misma piedra. Y erre que erre.

Para que quede constancia. Ayer martes día 9 de los corrientes, hubo una reunión en Madrid, en la sede nacional de la UGT (donada por el régimen español), en la que participaron los firmantes del Manifiesto de Madrid, atendiendo a la convocatoria hecha por el representante del CPDS en la capital de España.

El plato fuerte a degustar era “dar respuesta a la convocatoria de Diálogo Nacional hecha por parte de Obiang Nguema”; y el postre –que no ERE- “estudiar y adoptar una postura en cuanto al comunicado que los firmantes del Manifiesto de Madrid en Malabo habían elaborado tras reunirse en la sede de CPDS el pasado día 7 en Malabo”.

A la reunión hubo más ausencias de las esperadas entre los firmantes de ese manifiesto. Fue “cantada” la ausencia de bubis, annoboneses y representantes de la coalición CEIBA. En total hubo, si las cuentas nos salen bien, unos 15 de los que estaban convocados.

Discrepancias, puntos de desencuentro y  algún pequeño enfrentamiento marcaron la jornada en la sede ugetista.

La causa de uno de esos “desencuentros”  estuvo en que unos pedían una Amnistía general y otros “indulto”. Entre los primeros se encuentran los representantes de Unión Republicana (UR), Marcelo Nsue Asogo; de Candidatura Independiente (CI), Gabriel Nze Obiang; de Unión Popular (UP), Faustino Ondó, partidarios de que Obiang debía promulgar una ley de AMNISTÍA GENERAL.

Otros, los partidarios de un INDULTO, un “perdón”, como dijo uno de los defensores de esta opción –como si los indultados hubieran delinquido-, eran Unión Popular (UP), Celestino Okenve; Fuerza Demócrata Republicana (FDR), Pedro-Germán Tomo Mangue,’Mayo’; y Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Santiago Aparicio Abeso.

Y los hubo, con vista larga, que apuestan por la creación de un “espacio internacional” para tratar de garantizar ese diálogo nacional. De esta forma, piensan, Obiang no tendría el poder de controlar ni decidir en ese “diálogo”, según apuesta que hizo Etomba Ndowé, su representante.

Coalición Democrática (PCD), con Marcelino Bondjale a la cabeza se inclinó por la “solidaridad de la oposición si Obiang no aceptaba las reglas del Manifiesto de Madrid”. El Manifiesto de Madrid  exige que el dictador tiene que respetar las condiciones establecidas.

Y el ex profesor represaliado por la dictadura, Enrique Nsolo, en calidad de representante del Movimiento de Protesta Popular (MPP), exigió al CPDS que explicara en primer lugar “cómo y de qué manera  han defendido el Manifiesto de Madrid  ante Obiang Nguema. Y segundo, que si CPDS viene participando en todas las convocatorias electorales y demás procesos políticos desarrollados por el régimen, ¿qué garantía tenemos de que CPDS no colaborará con Obiang Nguema en su diálogo nacional?”.  El representante del grupo aludido, Santiago Aparicio Abeso, ni contestó, pareció que le habían sellado la boca.

Por hoy nada más. Bueno sí, que en ciertos sectores oficiales españoles, hay bastante malestar por como se están llevando los asuntos de Guinea Ecuatorial: “Otra vez en manos de los mismos; coño, ya está bien”, dijo un “estrellas”.

Por cierto, la frase que hemos empleado como titular la pronunció Abraham Lincom.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826