España, 01-10-2016

China ha construido una nueva base en la cima de un arrecife de coral

Una imagen CGI de la instalación emitida por la China State Shipbuilding Corporation

Una imagen CGI de la instalación emitida por la China State Shipbuilding Corporation

Internacional
espacioseuropeos (28/11/2014)
Un arrecife de coral tropical ha sido ocupado por el ejército chino  para instalar una base militar que podría albergar una larga pista de aterrizaje de 3.000 metros, así como un puerto naval para afianzar  la demanda territorial de Beijing sobre el Mar del Sur de China.

Fiery Cruz de Coral, donde China ha construido su nueva isla artificial, se encuentra en las Islas Spratly, una cadena de 750 atolones y arrecifes. Otros cuatro países también reclaman derechos territoriales sobre ese área: Vietnam, Malasia, Filipinas y Brunei.

China es el más alejado, pero ha afianzado su reclamación mediante la transformación del pequeño arrecife tropical en una base de operaciones perfecta para el Ejército Popular de Liberación (EPL) de China en el Mar Meridional de China.

En el espacio de tres meses, China ha convertido el arrecife en una isla por el dragado del suelo y la arena del fondo del mar y el vertido en la parte superior.

La revista de Seguridad  IHS Janes publicó un análisis de fotos de satélite de la instalación durante el fin de semana y cree que el puerto es “lo suficientemente grande como para recibir buques tanque y los principales buques de combate de superficie”.

La instalación podrá ser el hogar de un invernadero, un muelle, un helipuerto y  base para la artillería costera. Imágenes publicadas por el Ministerio de Defensa Nacional de China también muestran a infantes de marina en la residencia, la artillería costera, y un DP-65 anti buzo lanzagranadas en el muelle.

El tamaño y la forma del proyecto tiene un parecido sorprendente con imágenes CGI utilizados por la China State Shipbuilding Corporation en un material promocional, obtenido por IHS Janes a principios de este año.

El informe señala que China ha sido el único país involucrado en la disputa sobre las Islas Spratly, que no había sido capaz de asegurar una isla con una pista de aterrizaje en la zona, y que con este desarrollo se equilibrará  en el campo de juego. Pero agregó que la medida “es probable que cause alarma entre los demás solicitantes. China ha demostrado previamente que está dispuesto a gastar sangre y recursos para hacer valer sus reivindicaciones territoriales en esta región.”

Con la construcción todavía en marcha, Andrew E. Erickson, profesor asociado en la Escuela de Guerra Naval de los EEUU indicó que la instalación podría llegar a ser el doble de grande que la base estadounidense de Diego García, un territorio británico en el Océano Índico. Pero de acuerdo con su análisis, la mayor preocupación para los vecinos de China es que “podría convertirse en un centro de mando y control para la marina china y podría afianzar una Zona de Identificación y Defensa Aérea China (ADIZ) similar a la que se anunció por el este de China Mar en el 2013. “ 

Un ADIZ es un área en la que un país declara la necesidad de controlar el tráfico aéreo por razones de seguridad a pesar de que se encuentra fuera de su espacio aéreo habitual.

La declaración de un ADIZ en el Mar Oriental de China puso al mundo en vilo, en noviembre de 2013 cuando entraron en un conflicto político arriesgado, China y Japón, con el envío de buques de guerra y aviones a la zona en disputa y bloqueo de los sistemas de armamento entre ambos.

Fue tan grave que el director de inteligencia e información de operaciones para la Flota del Pacífico de Estados Unidos, el capitán James Fanell, dijo en febrero de este año que su oficina llegó a la conclusión de que “el plan chino tenía como finalidad destruir a las fuerzas japonesas en el Mar Oriental de China “.

Fanell fue  reasignado por la Marina de los Estados Unidos a causa de sus comentarios.

Los críticos han advertido reiteradamente que China podría estar planeando declarar una ADIZ similar sobre el Mar Meridional de China, pero los chinos siempre han rechazado esas acusaciones.

En una vista general, el lado chino aún tiene que sentir cualquier amenaza de seguridad de aire de los países ASEAN, “el Portavoz de Ministerio de Asuntos Exteriores Hong-Kong Lei dijo, refiriéndose a la Asociación de Sudeste asiático Naciones. Los vecinos de asiático de este del Sur de China pueden estar más preocupados que aliviado sobre esto, como Beijing amplía sus capacidades sobre su umbral”.

N.  de la R.
Este artículo, cuyo original se titula ‘China Has Built a New Base on Top of a Coral Reef’, de Scott Mitchell, lo publica la revista Asia & Pacific, ha sido traducción por  Javier Martínez.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826