España, 22-11-2017

El agua, ¿servicio público y de Todos, o mina inagotable de riqueza para unos pocos?

En contra de la privatización del agua en la localidad de Galapagar

En contra de la privatización del agua en la localidad de Galapagar

España
Juan Pretel Molina (15/11/2014)
En 2007 el mundo entraba en recesión y comenzaba la crisis, en España además el modelo especulador se desmoronaba al reventar la burbuja del ladrillo, pero en vez de analizar lo mal hecho, tanto el gobierno del PSOE como del PP, han decidido “meter el turbo” en las políticas neoliberales, para llevarnos a un capitalismo financiero radical y extremista.

Miles de pequeñas y medianas constructoras cayeron, cerraron, llevados por el final de la especulación urbanística. Pero los gobiernos centrales de Zapatero y Rajoy no podían dejar caer las grandes constructoras, que se han transformado en empresas de servicios y obras públicas, encontrando en lo Público, en el Estado, y en lo Tuyo, un filón para llenar sus arcas
en tiempos de crisis y de destrucción de empleo y de la caída del poder adquisitivo de los de abajo.

Hace poco hemos visto cómo se han transformado las tramas de corrupción política en el plano municipal, de pelotazos urbanísticos a pelotazos en la adjudicación de contratos. Es el nuevo filón de corrupción y beneficio empresarial que se está generando en España. Las operaciones Gürtel y sobretodo Púnica, son la punta del iceberg.

Por ejemplo, en Galapagar, gobernado por el PP con un rodillo de autoritarismo y prepotencia,  se está aplicando las recetas de los mercados, de las grandes empresas y de los “thinktank” neoliberales. En seis años de gobierno y recortes han despedido a más de 200 empleados públicos, recortado servicios hasta niveles insospechados y sobre todo han privatizado casi todo el Ayuntamiento y digo casi, porque faltan los sillones de los dirigentes y los servicios que ha podido defender el pueblo unido y sin vacilaciones.

En estos años se han privatizado las actividades de cultura y deportes, la escuela de música, la de idiomas, la casa de juventud, la eficiencia energética, los servicios informáticos, el aparcamiento urbano (zona azul), el parking de la Plaza del Caño, el Tanatorio, el Cementerio, las escuelas infantiles, el mercado municipal para hacer un centro comercial, los servicios sociales (aunque al final se ha detenido) y a esto hay que sumar lo que anteriores gobiernos hicieron.

La última idea de este gobierno ha sido privatizar el servicio del ciclo del agua (el abastecimiento, la depuración y alcantarillado) a 35 años a una empresa local llamada Stlima, en otras palabras, hasta 2049 el servicio público del ciclo del agua estará en manos de una empresa privada.

El proceso de adjudicación ha sido turbio. En marzo de 2014 salieron unos pliegos para empezar el concurso, se presentaron 4 empresas: Stlima, Recasa, Aqualia y PACSA. Las dos primeras, ligadas a los mismos empresarios, son expulsadas del proceso por un fallo administrativo suyo. Justo en el siguiente paso del concurso, un informe del técnico de obras declara a Aqualia y PACSA como inviables (son multinacionales y expertas en estos temas), frente a informes de la Interventora y del Secretario del Ayuntamiento, que opinan diferente. Con dos informes en contra y uno a favor, se decide dejar desierto la adjudicación.

Yolanda Rodríguez y Juan Pretel Molina, concejales de IU en Galapagar

Yolanda Rodríguez y Juan Pretel Molina, concejales de IU en Galapagar

En julio vuelve a abrirse el mismo proceso, pero como se conoce las condiciones que cada empresa propone, en este nuevo proceso las condiciones bajan, de tal forma que los y las vecinas pierdan dinero y calidad en el servicio privatizado.

Al final sale ganadora Stlima, que en el primer proceso fue expulsada por no presentar todo lo que se pedía, y encima consigue rebajar su oferta en 90.000€ anuales, generando que baje la calidad del servicio, perdamos más de 1.400.000€ en 35 años y esto pase a ser beneficio limpio para dicha empresa. Seguro que los propietarios lo festejaron.

Que cada uno y una saque sus propias conclusiones, pero lo que está claro es que la mala gestión del PP ha hecho y sigue haciendo perder dinero y libertadal pueblo de Galapagar. Que este proceso huele mal y sobretodo, que en el futuro conoceremos más noticias de este tipo. Hace poco, el presidente de Nestlé pedía privatizar el agua de todo el mundo, porque hay que pagar por ella. Ellos, los empresarios, saben que es un bien imprescindible para el ser humano, por lo tanto, una mina “inagotable” de llenar sus bolsillos de billetes.

No se lo permitamos. Agua pública y de todos.

N. de la R.
Juan Pretel Molina es Concejal en el Ayuntamiento de Galapagar (Madrid) por Izquierda Unida (IU).


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826