España, 28-09-2016

El triste final del ‘Diálogo Nacional’ o el horizonte de un nuevo panorama político

Mesa de Diálogo en Guinea Ecuatorial:Todos para Uno, Uno para Todos

Mesa de Diálogo en Guinea Ecuatorial:Todos para Uno, Uno para Todos

Guinea Ecuatorial
espacioseuropeos (19/11/2014)
En pasado viernes 14 de noviembre, finalizó la llamada Mesa del Diálogo Nacional –otro experimento de Teodoro Obiang Nguema y su lobby tratando de ofrecer una imagen aperturista y democrática-, pero nada más lejano de la realidad. El dinero gastado en esta nueva “acción” bien lo podría haber dedicado el dictador a otros menesteres más sociales. Como es sabido ni el Partido del Progreso, liderado por Severo Moto, el MAIB (Movimiento de Autodeterminación de la Isla de Bioko), cuyo Coordinador General es Weja Chicampo, y la CORED, representada, entre otros, por Filiberto Mabale, no han participado en esas engañosas reuniones. Otros grupos políticos, como el CPDS, FDR o UP, se retiraron de la Mesa de Diálogo, cada uno de ellos por razones distintas. Extraña, eso sí, que lo haya hecho el CPDS (filial del PSOE en Guinea Ecuatorial) y que cuenta con un diputado, Plácido Micó,  en la Cámara de Representantes del Pueblo, especie de Congreso de los Diputados, pero sin oposición alguna. 

El fracaso ha sido tan grande que, como nos ha dicho Severo Moto, “un simple comentario que Obiang considere negativo conduce a la muerte”. Y es que ya ha habido dos muertos, que sepamos, por cuestionar la Mesa de Diálogo. Uno de ellos, el Alférez Juan Engonga, profesor de la Academia Militar de Ekuku  en Bata, muerto de cuatro disparos el día 16 de este mes. El otro “fallecido” –en este caso ahorcado- es un miembro del gobierno de Obiang Nguema, en concreto un Gobernador de una población del distrito de Mongomo. El motivo es, asimismo, por criticar esa ‘Mesa de Diálogo’.

Por otro lado, Weja Chicampo Puye, líder del MAIB, se ha dirigido a varios paridos políticos españoles (Vascos) y al Gobierno de la comunidad del País Vasco para ponerles en antecedentes de la “llegada a Malabo el pasado día 2 de los señores Anacleto Bokesa, Humberto Riochí, Juan Chanque y Nicanor Bokesa, sumándose días después Fernando Dekenó, para participar en la Mesa de Diálogo convocada por el Presidente Obiang, a los que acusa de “autoproclamarse” como miembros de la Ejecutiva del MAIB.

En la carta dirigida a políticos vascos, Chicampo dice literalmente: “Nuestras fuentes de información nos han puesto bajo conocimiento que estos señores mantienen un compromiso oculto con el régimen a través de las reuniones secretas que Humberto Riochí mantenía con Purificación Angué Ondó, Embajadora de Guinea Ecuatorial en Madrid, motivo por el cual han hecho acto de presencia en Malabo para asistir a la Mesa de Diálogo que se celebra en Sipopo del 7 al 15 del presente mes”.

En esa misiva, el Coordinador General del MAIB les acusa de tener un “compromiso oculto que tienen con las Autoridades guineanas” y de haber “recibido una cantidad de dinero cuyos fines desconocemos”.

En la misma línea les acusa de que “las ayudas económicas que vienen recibiendo de las Instituciones Vascas, no llegan a los activistas de esta organización en el país puesto que son desconocidas por la dirección política de este Movimiento. En cambio estos señores residentes en España, vienen beneficiándose del sufrimiento del Pueblo Bubi en Guinea Ecuatorial. Es así que sus actos pueden suponer un perjuicio sobre nuestra población, expuesta de siempre a la represión de Obiang y su desgobierno, y no sobre ellos”.

Además de esas cartas, el MAIB ha elaborado un comunicado de prensa, firmado por Weja Chicampo Puye, en el que aclara su posición respecto a la ‘Mesa de Diálogo Nacional’ y lo que se oculta tras ella.

 

El triste final del ‘Diálogo Nacional’ o el horizonte de un nuevo panorama político

Weja Chicampo, líder del MAIB

Weja Chicampo, líder del MAIB


El Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko, MAIB, pone bajo conocimiento a los Pueblos de Guinea Ecuatorial, Cuerpos Diplomáticos acreditados en Malabo e Instituciones Internacionales lo que sigue:

El MAIB ha seguido de cerca el desarrollo de la Mesa de Diálogo Nacional celebrada en el Palacio de Congresos de Sipopo (Distrito de Baney), los días 7 al 15 de noviembre. Teniendo en cuenta las diferencias mantenidas entre representantes del Gobierno y de la Oposición, creemos necesario hacer extensivo nuestra observancia.

Por un lado la discrepancia insalvable entre las partes; Gobierno y Oposición, y por otra la utilización errónea de las siglas del MAIB en dicho foro nacional, siglas usurpadas por algunos hermanos bubis residentes en el Reino de España y beneficiarios de la Amnistía General decretada el pasado 21 de octubre. (Ver el documento publicado “El MAIB denuncia la usurpación de sus siglas” en la web espacioseuropeo.com).

Discrepancias insalvables. Primero, la presencia del Presidente de la República solo se hizo notar con la inauguración el día 7 y la clausura de la Mesa el día 15, cuando la oposición había optado por su presencia física durante los debates del Diálogo. Segundo, como ya se produjo en marzo de 1993 durante las negociaciones del Pacto Nacional Vinculante, “El Gobierno y la Oposición, han llegado el acuerdo, de no acuerdo”. En esta ocasión no ha quedado escrito este desacuerdo, y con la salvedad de que el sábado día 8 de noviembre de 2014, la Oposición integrada por siete formaciones políticas, incluida el falso MAIB, Pro-Obiang según nuestras fuentes, abandonaron inicialmente la Mesa de Diálogo, al no cumplirse las exigencias de siete puntos presentados por éstos grupos a la Mesa de Diálogo, constituida íntegramente por miembros del Gobierno.

La prolongada negociación posterior y a puerta cerrada durante los días 10 y 11, Gobierno y Oposición entraron en la dinámica del callejón sin salida, cuyas consecuencias inmediatas produjo la quiebra del Grupo de la Oposición; cuatro [(Congreso Nacional de Guinea Ecuatorial (CNGE), Candidatura Independiente (CI), Unión del Centro Derecha, (UCD) y Falso-MAIB)] se sumaron a la iniciativa insistente del Gobierno, retornaron a la Mesa de Diálogo, con amenazas incluida para continuar con el paripé predeterminado por el régimen; y tres, Convergencia para la Democracia Social  (CPDS), Fuerza Demócrata Republicana (FDR) y Unión Popular (UP) mantuvieron firmes sus propuestas, que de siete puntos se redujo a tres. Aún con esa reducción de puntos exigidos al Gobierno, solo tres, éste no cedió en nada, produciéndose así la ruptura definitiva entre el Gobierno y la Oposición. Por lo cual, la Oposición reducida ahora en los tres grupos políticos mencionados, consideró que en tales condiciones un verdadero diálogo era imposible, retirándose definitivamente de la Mesa.

No sorprende al MAIB el desconcierto habido entre el Gobierno y la Oposición. En el discurso de inauguración de la Mesa de Diálogo Nacional, el Presidente de la República, decía “esta convocatoria nacional organizada por el Gobierno servirá para analizar la situación política del país, a fin de solucionar las deficiencias que pudieran existir”. La realidad ha sido otra. La Mesa de Diálogo anunciada a bombo y platillo por Teodoro Obiang no era más que un producto de marketing para el Gobierno cara a la comunidad internacional, y en especial para la próxima Cumbre Turquía-África a celebrarse en Malabo los día 19 al 21 de noviembre. El diálogo nacional se redujo a una revisión de algunas leyes existentes, muchas incumplidas por el mismo Gobierno, a pesar de haberse convocado la Mesa de Diálogo en cuatro ocasiones anteriores, donde el Gobierno y partido PDGE en el poder habla solo. La presencia de representantes de formaciones políticas solo sirve para acompañar al monólogo pronunciamiento del Gobierno.

Lo más relevante de esta Mesa de Diálogo Nacional es el panorama político que se desvela en el horizonte inmediato del país entre el Gobierno y la Oposición. El régimen de Teodoro Obiang Nguema ha sumado más adeptos políticos, para cumplimentar sus objetivos cara a la Comunidad Internacional. En tanto que los partidos de la Oposición se han reducido a tres formaciones bien definidas; CPDS (original), FDR y UP (original).

Está claro que cada grupo o representante de cada formación política presente en la Mesa, se ha inclinado a favor o en contra del Gobierno o de la Oposición, en función de sus intereses particulares. De ahí la usurpación de siglas en dicho foro nacional, aceptada claramente por la Mesa y Gobierno. Así la defensa de los intereses del Pueblo, en la que solo hay sacrificio y pobreza, ha quedado en entredicho, porque más que defensores del sufrido Pueblo de Guinea Ecuatorial, se ha visto en la V Mesa de Diálogo Nacional muchos estómagos agradecidos de distintos colores.

Fuera de la dichosa Mesa de Diálogo, el MAIB ha sido un observador forzoso. Sus 21 años de recorrido y experiencia acumulada en el escenario político obianguemista, le hace singular en el panorama político nacional, a pesar de que la Ley de Partidos Políticos vigente exige crear partidos de corte nacional y no regional, lo que hace inviable nuestra legalización, pero no nuestra legitimidad para exigir nuestros derechos inalienables.

Ante este panorama, el Gobierno debiera contemplar el dictamen de una Ley para la Legalización de Organizaciones Políticas Regionales. La misma definición geográfica y geopolítica del Estado de Guinea Ecuatorial, exige reconocer la idiosincrasia de sus cinco grupos étnicos para que cada uno disfrute de su singularidad. Los partidos políticos de corte nacional, innumerables e innombrables, más de 30 entre legalizados y no legalizados, amén de los numerosos miembros de la composición de las instituciones del Estado, en un país de 28.000 km2 y menos de 700.000 habitantes, supone para las arcas del Estado un enorme gasto público, que creemos contribuye a incrementar el déficit presupuestario del Estado.

Para  el MAIB, dos o tres partidos nacionales y otras dos o tres formaciones regionales, serían más que suficientes, rentables, eficaces y con menos retórica que todo cuanto hemos visto, oído y leído durante la V Mesa de Diálogo Nacional.

En resumen, además de repasar, revisar y recordar las leyes incumplidas por el Gobierno, la V Mesa de Diálogo Nacional ha servido para dibujar el horizonte del nuevo panorama político del país; por un lado el Gobierno (PDGE) y su Gran Coalición de partidos políticos más el Falso-MAIB, y por otro lado, la Oposición integrada por tres partidos políticos: CPDS, FDR y UP. A todo ello, el MAIB sigue a la expectativa de este nuevo panorama político, al mismo tiempo que anima a la oposición tripartita a no abandonar su actual línea política de presión al régimen, puesto que han dejado claro que Obiang Nguema no va a variar su política de espaldas al sufrimiento de la población.

En tanto que su Gobierno se encarga de difundir en los pasillos el rumor de que los Bubis quieren la separación, cuando debería convocar un verdadero diálogo nacional para analizar en profundidad la situación política y étnica del país.

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826