España, 29-09-2016

Hacia un nuevo marco económico y social

Severo Moto, presidente del Partido del Progreso

Severo Moto, presidente del Partido del Progreso

Guinea Ecuatorial
Severo Moto Nsa (27/12/2014)
La caída del precio del petróleo que está teniendo lugar en los últimos tiempos y que sorprende por su velocidad, está provocando un auténtico terremoto en las relaciones económicas internacionales y también en el marco político de estas relaciones. Las consecuencias son aún imprevisibles, aunque todo hace presagiar, que la situación económica de algunos países será muy complicada a lo largo del próximo año. Si los grandes productores de petróleo, con  economías fuertes y consolidadas, caso de Rusia, Venezuela, Nigeria y otros, se están viendo zarandeados por esta vertiginosa caída de los precios del crudo, en Guinea Ecuatorial, con una economía dependiente del petróleo en mas del 75%, cuyo crecimiento ha estado basado en la construcción de grandes obras -algunas inútiles, caso de Oyala- y una masa laboral que depende de la inversión extranjera, al albur de la construcción, las consecuencias económicas de esta situación serán dramáticas para toda la población guineo-ecuatoriana.

Si la situación política de Guinea Ecuatorial, ya desde que se iniciara su independencia, ha estado marcada por la presencia continuada de dos dictaduras atroces, que han ido cercenando sistemáticamente las libertades de nuestro pueblo, la situación económica ha supuesto un vergonzoso apartheid llevado a cavo por una minoría dominante -la familia del dictador y sus allegados-, contra la gran mayoría de nuestro pueblo, que está sufriendo en silencio las consecuencias de esta nueva fórmula  de exclusión económica.

Desde que decidiera lanzarme a la vida política fundando el Partido del Progreso, he estado advirtiendo y denunciando esta situación, que no es más que el acaparamiento por parte de la dictadura  de los recursos económicos de nuestro país, apoderándose directamente de ellos -mediante robo y saqueo- o  pasando a formar parte de las empresas, tanto extranjeras, como nacionales, que se han ido creando en nuestro país. Mientras las riquezas tradicionales de Guinea Ecuatorial (agricultura, pesca y pequeñas industrias) se han ido abandonando poco a poco, bien por desidia y falta de ayuda del gobierno o por el éxodo de la población joven, atraída por el desarrollo de las dos grande urbes de nuestro país, Malabo y Bata.

Me ha llenado siempre de tristeza, ver  como los diferentes gobiernos de Obiang han ido desmantelando poco a poco  la estructura productiva tradicional de Guinea Ecuatorial -en algunos casos apoderándose directamente de las tierras de muchos agricultores-, focalizando toda  la actividad económica hacia una sola fuente de riqueza -el petróleo y el gas- y con unos nuevos y exclusivos actores sociales: la gran masa de aduladores y seguidores del PDGE, sus familiares  y otros allegados.

Esta triste realidad me ha llevado a poner en marcha en el seno del Gobierno en el Exilio diferentes grupos y comisiones  de trabajo, a los que se han incorporado expertos de diferentes disciplinas, tanto guineanos como españoles, con el objetivo de diseñar planes de desarrollo económico, dispuestos  para poner en marcha en nuestro país una vez desaparecida la dictadura de Obiang Nguema. En todos ellos se aborda el desarrollo económico de Guinea Ecuatorial  bajo el prisma de la deslocalización de las empresas a lo largo del territorio nacional, así como desde la recuperación de  la agricultura, la pesca, las pequeñas industrias y la revitalización de la vida local.

El elemento más importante para el nuevo marco de desarrollo económico que queremos abordar en Guinea Ecuatorial en el pos Obiang, será la incorporación de la población a su propio desarrollo, a través de planes de formación específicos, mediante la animación socioeconómica,  el apoyo económico por parte del gobierno a los emprendedores y la creación de un marco macroeconómico y legislativo, que favorezca la creación de diferentes iniciativas de empleo en todo el territorio nacional.Obiang Nguema

El nuevo modelo de desarrollo que proponemos debe apoyarse en la capacidad creadora de los guineanos basada en el conocimiento y dominio de las nuevas tecnologías, junto a la denominada actividad nodal, posibilitada por una buena red de  infraestructuras que favorecerán la posibilidad de conectar unos puntos con otros y ampliar las posibilidades relacionales y logísticas de nuestra economía. Todas estas condiciones llaman a la producción y al comercio en el entorno del Golfo de Guinea y en general en toda el África Central. Además, Guinea Ecuatorial debe ser nexo de unión entre España (y por ende Europa) y el continente africano, debido no sólo a una posición favorable geoestratégica, sino también a un pasado común que es recuperable. Esto es un factor de crecimiento exponencial en la industria, el comercio, la agricultura y las comunicaciones de nuestro país que se posiciona como la puerta más potente económicamente al continente africano.

Los valores humanos que encarna y defiende el Partido del Progreso, con ideología demócrata-cristiana, se han demostrado como los principios más sólidos para el desarrollo económico de los pueblos. Así se han reivindicado en el Parlamento Europeo, una vez visto el fracaso de la economía socialista dirigida y el de la economía capitalista y neoliberal, responsable de la gran crisis económica que padecemos.

Todos los estudios que hemos llevado a cabo han diagnosticado el problema que padece la economía de nuestro país, que no es más que una dictadura voraz y corrupta, incapaz de trabajar por el bien común de un pueblo al que desprecia, llamándoles holgazanes y al que han excluido política, social y económicamente. Por tanto, nada bueno para mi pueblo espero de la dictadura de Obiang Nguema, sólo su desaparición.

Siempre he reivindicado y reivindico un sistema económico al servicio del hombre, de la dignidad humana y orientado al bien común. Un sistema político-económico en el que los guineo-ecuatorianos estén plenamente incorporados y se conviertan en los principales actores del cambio hacia la democracia y de su propio desarrollo económico.

Desde mi exilio forzado en España, os deseo Felices Fiestas.

N. de la R.
Severo Moto Nsa es Presidente del Partido del Progreso y del Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial.
Este artículo se publica con la autorización del Confidencial de Guinea Ecuatorial./


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826