España, 30-09-2016

Hacienda ve delito fiscal en la reforma que el Partido Popular hizo en su sede nacional

El arquitecto Urquijo (izquierda), junto a Acebes, Bárcenas y Rajoy en un encuentro en la sede del PP.Foto EL MUNDO

El arquitecto Urquijo (izquierda), junto a Acebes, Bárcenas y Rajoy en un encuentro en la sede del PP.Foto EL MUNDO

España
espacioseuropeos (3/2/2015)
El diario  El Mundo publica hoy en portada un reportaje sobre las obras que se hicieron en la sede central del Partido Popular en Madrid.  En el mencionado reportaje se dice que “Los arquitectos de la reforma cometieron tres delitos al no declarar el dinero B del PP”, dinero que evidentemente les entregaron los responsables de ese cometido en el PP. 

Los pagos por la reforma que se hicieron en la sede del PP se hicieron “con dinero negro”, recoge el diario, que menciona un informe de hacienda “presentado al juez Pablo Ruz concluye que el despacho de arquitectos al que encomendó la obra cometió tres delitos fiscales por no declarar pagos en B; entre ellos, los anotados por el ex tesorero Luis Bárcenas en la contabilidad opaca de la formación”.

La misma fuente afirma que hasta ahora “tanto Hacienda como la Unidad de Delincuencia Económica de la Policía (Udef) habían aportado al magistrado de la Audiencia Nacional informes provisionales que confirmaban la veracidad de los papeles de Bárcenas y elevaban lo pagado en negro hasta los 1,7 millones”.

Los pagos en B por esos trabajos podrían ir “finalmente a juicio pasaba por que Hacienda hiciese los cálculos definitivos y comprobase si el despacho de arquitectos Unifica había superado la cuota defraudada de 120.000 euros, a partir de la cual existe delito. Lo contrario habría dejado todo el asunto en una simple infracción administrativa que no se ventilaría en público. El resultado estaba en el aire, ya que los pagos en B del PP, pese a ser cuantiosos, debían repartirse en más de un ejercicio”.

Hacienda –afirma el diario El Mundo- finalmente estima que “los socios de Unifica cometieron tres delitos fiscales, en los que habrían participado como cooperadores necesarios Bárcenas y su entonces subordinado y gerente del PP, Cristóbal Páez”.

Así, “los autores de los delitos serían los dos socios de Unifica Servicios Integrales, Gonzalo Urquijo y Belén García, que habrían contado con la colaboración imprescindible de Bárcenas y Páez. La imputación del ex tesorero es más clara, ya que confesó ante Ruz los pagos en B al arquitecto Urquijo. La documentación requisada a Unifica y al PP en los registros ordenados por el juez también respalda los pagos en negro, según los investigadores”.

Puesto que se había “rebasado la cuota delictiva” el juez Ruz ofreció a la Abogacía del Estado que se “persone como acusación en la causa de los papeles de Bárcenas”. Hasta ahora, que sepamos, no ha habido tal personación, aunque fuentes judiciales estiman que si se llevará a cabo.

Pero quien hace la ley hace la trampa, afirma el refrán, el Partido Popular no tendrá que “sentarse en el banquillo”, ya que cuando se cometieron esos presuntos delitos el Código Penal “no contemplaba la posibilidad de que un partido político pudiera ser acusado, algo que sí sucede hoy en día”. Hacienda considera que las “donaciones recibidas por encima del límite legal no pueden ser perseguidas penalmente, puesto que se dedicaron a gastos propios de la formación política y están exentas de declaración”. 

Por otro lado, la misma fuente recoge avances del juez Ruz “en la investigación de una posible donación de 200.000 euros para la campaña de María Dolores de Cospedal a cambio de la adjudicación de la contrata de basuras de Toledo. Si el juez considera que también ahí hay indicios suficientes de delito, deberá remitir el asunto al TSJ de Castilla-La Mancha, ya que estarían implicados aforados ante ese tribunal”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826