España, 01-10-2016

Teodoro Nguema Obiang, ‘Teodorín’, negocia un pacto con la Justicia francesa para evitar ser condenado  

Teodoro Nguema Obiang, Teodorín

Teodoro Nguema Obiang, Teodorín

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (9/2/2015)
Ayer, el diario El País, publicó un artículo titulado Teodorín Obiang negocia pactar una pena con la Justicia francesa”, en el que informa que “el  hijo del dictador intenta evitar su próximo juicio por blanqueo y corrupción. Ocho empresarios españoles le acusan de pago de comisiones ilegales”. El artículo, firmado por José María Irujo, afirma que ‘Teodorín’ intenta “negociar con la Justicia francesa para evitar el juicio sobre corrupción, presunto blanqueo de capitales y saqueo de las arcas públicas de su país que está a punto de fijarse en la Corte de París”. 

De acuerdo con esa noticia, los abogados de Nguema Obiang “han sondeado a los jueces franceses para intentar llegar a un acuerdo y acogerse al procedimiento de reconocimiento de culpabilidad que existe en Francia y que permite declararse culpable, aceptar una pena y pagar una indemnización para evitar el juicio”. 

“Ocho de los diez testigos que le acusan de cobrar comisiones ilegales durante su larga etapa de ministro de Bosques son españoles, en su mayoría emprendedores que antes de iniciarse la causa revelaron a este periódico el presunto chantaje al que fueron sometidos por el hijo del presidente guineano. Germán Pedro Tomo, uno de ellos, residente en Madrid, cuenta con escolta policial. En 2005, dos sicarios colombianos intentaron asesinarle”, afirma la misma fuente.

En 2013, en espacioseuropeos se dijo que la “justicia francesa mantiene la orden de “Busca y Captura” contra Teodoro Nguema Obiang, más conocido como ´Teodorín´, vicepresidente segundo de la República de Guinea Ecuatorial, e hijo del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema. El pasado jueves, un portavoz del tribunal francés que lleva el caso contra ´Teodorín´ por desvío de fondos así lo confirmó”.

A pesar de que Interpol anuló la orden de arresto contra ‘Teodorín’,  el tribunal francés que lleva este caso confirmó (2013) que la orden de “busca y captura” continúa en vigor y que el lujoso edificio que ´Teodorín´ tiene en una zona céntrica de París (intervenido en 2012)  permanecerá en poder de las autoridades francesas en tanto persista la investigación sobre corrupción. De acuerdo con estos datos, queda claro el fracaso de los abogados del hijo de Obiang Nguema de tratar de conseguir la devolución de esa propiedad, según informó este digital.

El artículo del diario El País finaliza así: “El acuerdo se consideró una “victoria” –se refiere al logrado con EEUU- de la Justicia de EE UU”. Desconozco a quién se refiere con eso de que el acuerdo “se consideró” una victoria de la Justicia de EEUU cuando en realidad quien salió bien librado y victorioso fue Teodoro Nguema Obiang y su padre el dictador de Guinea Ecuatorial.

Con el acuerdo logrado con un tribunal californiano, ‘Teodorín’ logró evitar ser juzgado por “blanqueo de capitales mal adquiridos”, aunque se vio obligado a renuncia a 30 millones de dólares que estaban depositados en bancos de EEUU. Además,  aceptó “vender su lujosa mansión de Malibú en California, un Ferrari y seis estatuas de tamaño natural de Michael Jackson.

De acuerdo con informaciones oficiales estadounidenses, el fruto de esa venta se destinaría a “una organización caritativa que trabaja en Guinea Ecuatorial, mientras que los 10,3 millones de multa, serán distribuidos por Washington entre el pueblo guineano de acuerdo con la legislación vigente”. La venta de esas propiedades se realizó por unos 20 millones de dólares.

Hasta ahora, que yo sepa, no se ha hecho público qué ONG ha recibido parte de ese dinero ni tampoco qué ciudadanos guineanos se han beneficiado de lo que antes les había robado el que se ha librado, de momento, de ser condenado. Eso sí, ya se puede decir a grito limpio  que ese dinero fue “adquirido” con malas artes.

Ahora algunos medios se “ocupan”  de algunas cosas que acontecen en la ex colonia española, pero poco caso hicieron por investigar el asesinato de  Carmen Samaranch Kimer, monja decapitada en Guinea Ecuatorial, presuntamente, por denunciar la corrupción en la cooperación española. Poco hicieron por esclarecer y pedir responsabilidades por la muerte en extrañísimas circunstancias de  Antonio Martínez Lister (muerto por la policía cuando lo llevaban al aeropuerto de Malabo para ser expulsado del país). Y, aunque sí fue noticia en varios medios de comunicación, la trágica muerte de Ana Isabel Sánchez Torralba, cooperante religiosa ametrallada en un control militar, fue sólo noticia, pues ni hubo investigación ni se exigieron responsabilidades.

Eugenio Pordomingo

Eugenio Pordomingo

Tampoco ha habido denuncia oficiales ante las autoridades guineanas por los varios intentos de asesinato de opositores guineanos exilados en España, como es el caso de Severo Moto; ni tampoco acciones diplomáticas por el encarcelamiento arbitrario durante varios años de los opositores  Weja Chicampo y Faustino Ondó. Cito estos casos más recientes por no remontarme a años atrás, pues en ese caso la lista sería interminable.

Tampoco ha habido interés ni en la prensa ni en la clase política por interesare por las numerosas denuncias de empresas españolas y guineanas expoliadas en la República de Guinea Ecuatorial. Una de esas empresas, CPT, Compañía de Productos Tropicales, lleva años esperando una contestación del Congreso de los Diputados (Grupos Parlamentarios), del que ni tan siquiera ha recibido el preceptivo “acuse de recibo”.

Ante este panorama y la situación política internacional no es de extrañar que Teodoro Nguema Obiang, ‘Teodorín’, negocie con la justicia francesa sus “bienes mal adquiridos”, pues de España no debe tener miedo.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826