España, 26-09-2016

El  bien pagao (semblanza)  

Javier Perote

Javier Perote

España/Sáhara Occidental
Javier Perote (20/3/2015)
La que se ha armado con el viaje de Zapatero a Marruecos, siendo  la cosa tan  simple: le gusta viajar, eso es todo. Zapatero se aburre en el Consejo de Estado. Allí no hay mucho que hacer; ver  la tele, dormir y poco más. Es un club de viejos  retirados, con un magnetofón para estudiar inglés y una joven de sesenta y cinco años recién hecha la cirugía estética. Pero ZP se aburre. ¿A quién no le gusta viajar  si además  es a gastos pagados? forfait a la marroquí.

Estos días se ha hablado mucho de su viaje y, cómo no, del problema de los jarrones chinos que nunca se sabe dónde colocarlos.  Él es joven, alto, guapo y circunflejo y a pesar de  su edad ya ha llegado a ser el sexto mejor presidente de la democracia. Es dócil con la morería y,  además, cae de bien como nadie en las fotos sobre el mural de Marruecos en el que los moros nunca olvidan colar de matute el Sáhara.

Juega a Baloncesto con Obama y en Washington reza para espantar  fantasmas a las niñas del exorcista; nada se le resiste. Dónde iba a encontrar Mohamed otro  igual.

Pasó años de autobús en incómodos viajes acompañando a Sonsoles a dar el cante, que para eso es soprano. Pero al fin,  llegaron  en avión los días de vino y rosas  y empezaron a ir a Londres a  hacer la compra: desengáñate Sonsoles, para viajar nada mejor que el Phanton. O a la ópera a Berlín o a Paris a ver a Carla BruniSarkozy sácanos de aquí!.

A Margallo no le ha gustado que Zapatero tomara en Dajla el cus cus de Cras Montana. Hay que ser serios: en  Dajla lo que se toma es el  té  y lo que se da es una conferencia. A eso ha ido, a dar una conferencia; es un fijo de las conferencias pro Marruecos.

Anda que no es listo este tío: mientras los demás “ex” andan buscando alguien que se acuerde de ellos y les eche una mano, él tiene padrino fijo.  Cuando Mohamed lo necesita le da un toque. Hace la maleta, avión a Marruecos, foto frente al mural, conferencia, cobra, y a casa. Repito: cobra, siempre cobra. Y se repite el ciclo: llamada, declaración pro marroquí, conferencia, pasta, etc. No es imprescindible la conferencia pero ayuda; las conferencias ayudan mucho; sirven de coartada.

Zapatero en el Foro Crans Montana, organizado por Marruecos, que se celebra en la ciudad ocupada de Dajla

Zapatero en el Foro Crans Montana, organizado por Marruecos, que se celebra en la ciudad ocupada de Dajla

Mayormente es Marruecos, por no decir el único país, necesitado de sus servicios. Otras veces es la Guinea de Obiang, que paga con burundanga-crecepelo por posar en la foto, solo o en compañía de otros, (dos), sus amigos piratas  con los que viaja por todo el mar conocido del uno al otro confín.

Antes de llegar al gobierno ya le tiraba el sur, y se  bajó al moro, a hacer la  rosca a Mohamed a costa del Sáhara con la Trini, perejil de todas salsas. La gente pensaba que los principios de Zapatero chocaban con la doctrina socialista; la gente creía que Zapatero tenía principios. ¡Jo  tío, había encontrado el filón de su vida, no lo iba a perder!. Todavía le saca lustre.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826