España, 29-09-2016

Caos en Yemen: las incógnitas del conflicto

YemenYemen/Internacional
espacioseuropeos (9/4/2015)
“El colapso de Yemen es el resultado de un proceso largo y constante que comenzó a principios de los ’90, cuando Arabia Saudita –y en parte Estados Unidos– vio en el Yemen unificado una amenaza a la hegemonía saudita en la región. Este proceso –que incluye el intento secesionista fallido de 1994, la extensión de los grupos armados salafistas y wahabitas en el país y al menos seis campañas militares en las regiones del norte asociadas con los huzíes– es fruto de maniobras más o menos turbias de los más “paranoicos” de los vecinos de la Península Arábiga”, dijo a la MISNA Isa Blooms, experto en los países del Golfo y autor del ensayo “Chaos in Yemen, Societal collapse and the new authoritarianism”. 

¿Cómo se explica la rápida expansión de los huzíes en el centro y sur del país?
“El ascenso del clan Houthi –o “Ansar Allah” (Partisanos de Dios)– se vio favorecido por la frustración compartida por los pueblos que viven a ambos lados de la frontera en la zona de Asir-Saada. Su rebelión ha capturado con éxito la imaginación y el apoyo de los ciudadanos yemenitas fuera de las tradicionales regiones shiítas-zaiditas del país, lo que hoy explica su expansión, en pocas semanas, hasta las afueras de Adén. Pero también sugiere que las fallas estratégicas sauditas para erradicar la amenaza de Yemen como rival a largo plazo reforzaron una revuelta que no sólo puede asegurar el control sobre una gran parte del territorio yemenita, pero que ahora incluso podría llevar la guerra hasta dentro del territorio del Reino”. 

¿La ofensiva “Decisive Storm” cambió el equilibrio en el terreno? En su opinión, ¿los bombardeos favorecerán una solución negociada o, por el contrario, ayudarán a polarizar la situación?
Por el momento, la huzíes y sus aliados han conquistado con éxito gran parte de las zonas más pobladas de Yemen, y lo más importante, han sacado a los Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) de sus bastiones en Zinjibar y Badyda. Esto, en mi opinión, es un hecho particularmente interesante, ya que Estados Unidos luchó durante años en el país contra grupos extremistas islámicos. Y entonces, después de años de ataques con drones – y de pérdidas enormes en términos económicos y de de vidas civiles– se ha avanzado muy poco, mientras que en pocos meses, grupos de hombres mal equipados han podido imponerse y pasar por estas zonas. Esto debería hacernos pensar…

¿Existe un riesgo real de que la guerra en Yemen de lugar a un conflicto regional más amplio?
Eso depende, en última instancia, de la decisión de enviar a “tropas terrestres” de parte de la coalición que está combatiendo en la guerra. Una decisión que podría resultar desastrosa para cualquiera. En cuanto a Arabia Saudita, se podría optar por enviar tropas si hubiera una sensación de que el conflicto está generando amenazas internas mayores. La élite del poder en Riad –que se está consolidando, luego de la cuestionada transición que siguió a la muerte del rey Abdullah– aún no camina sobre terreno firme. Si esta posible campaña terrestre demuestra ser fallida y costosa, como la campaña contra los huzíes en 2009, las consecuencias podrían conducir a una violenta lucha de poder en los pasillos del palacio. 

¿Es correcto hablar de “guerra de poderes” en Yemen entre Arabia Saudita e Irán, sospechoso de apoyar a los huzíes?
Mientras no adoptemos otros puntos de vista para interpretar los acontecimientos en Yemen y Medio Oriente, en lo que respecta al “fanatismo” y las “guerras de poder” vamos a seguir sin comprender las motivaciones profundas de las personas que mueren por lo que creen. Aunque mi tesis básica desde que publiqué ´Chaos in Yemen´ es que muchas políticas se orientan a fomentar el caos en la región, más que hallar soluciones a largo plazo para conflictos que se pueden resolver, esto no le da el derecho a los que se benefician de la propagación del caos en la región para cambiar la forma en la que se habla de estos conflictos. La clave, en mi opinión, es cambiar las categorías de análisis e interpretar las políticas de Arabia Saudita-Estados Unidos en la región de una manera nueva.

Fuente: Agencia de noticias MISNA.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826