España, 28-09-2016

Viaje de Zapatero al Sahara Occidental ocupado: el Consejo de Estado debe actuar  

Zapatero en GajlaEspaña/Marruecos/Sáhara Occidental
Carlos Ruiz Miguel (3/4/2015)
José Luis Rodríguez Zapatero no sólo es ex-presidente del Gobierno de España. Es, también, consejero nato del Consejo de Estado, con retribución propia de un consejero permanente. La visita de Rodríguez al Sahara Occidental ocupado, interviniendo en un foro con un retrato de Mohamed VI y un mapa con el Sahara Occidental ilegalmente anexionado a Marruecos compromete no sólo a Rodríguez, sino al órgano del que forma parte. En consecuencia, el presidente del Consejo de Estado, del que no consta si fue informado por Rodríguez de su viaje al Sahara Occidental ocupado, debe solicitar la renuncia de Rodríguez a su lucrativo puesto de consejero nato con status económico equivalente al de Consejero permanente @Desdelatlantico.

I. RODRÍGUEZ VIAJA AL SAHARA OCCIDENTAL A UN FORO DE LOBBYSTAS PARA LEGITIMAR LA OCUPACIÓN MARROQUÍ
El día 11 de marzo, aniversario de la masacre del 11-M, la agencia EFE informó de que Rodríguez iba a viajar al Sahara Occidental a un foro organizado por Marruecos. Al día siguiente, 12 de marzo la prensa española informó de que Rodríguez viajó al Sahara Occidental ocupado. El diario “El País” tituló su información, precisamente, de este modo Margallo desautoriza el viaje de Zapatero al Sáhara ocupado.

Rodríguez, ex-presidente del Gobierno y miembro en activo del Consejo de Estado, no sólo no viajó al Sahara Occidental ocupado, sino que tomó la palabra en un escenario cuya imagen lo dice todo: una gran foto del tirano Mohamed VI y un inmenso mapa contrario a la legalidad internacional donde el Sahara Occidental aparece anexionado a Marruecos.

El evento se produjo en Villa Cisneros (Dajla) capital de la región de Río de Oro en el sur del Sahara Occidental, en la zona ocupada por Marruecos. El encuentro, organizado por el “Forum Crans Montana”, contaba con el “alto patronazgo” de Mohamed VI.

Según “Maghreb Confidentiel”, una de las sesiones del forum iba a estar patrocinada por Said Alj, propietario de la empresa Unimer, dedicada a la explotación del pescado de las aguas del Sahara Occidental ocupado.

El presidente del foro Crans Montana es Jean-Paul Carteron, quien en su “curriculum” tiene el dudoso mérito de haber trabajado en Haiti como asesor de Jean-Claude Duvalier (“Papa Doc”), uno de los más atroces tiranos que ha sufrido Haití. La relación de Carteron con la tiranía de los Duvalier llegó al extremo de ser nombrado representante permanente (embajador) de Haiti en Naciones Unidas.

Al evento asistieron notorios miembros del lobby pro-marroquí, como la ex-ministra francesa Michelle Alliot-Marie (quien reconoció que Marruecos corrompía a políticos y periodistas franceses) y el “reverendo” Jesse Jacqson (que se ofreció a Mohamed VI cuando estaba acuciado por una deuda de su hijo tras una condena judicial).

También asistió Philippe Douste-Blazy, ex-ministro de Asuntos Exteriores francés que en su día protagonizó un sonado escándalo en el hotel La Mamounia de Marrakech que fue “generosamente” tapado por el régimen marroquí…

Esta es la gente con la que se relaciona nuestro consejero de Estado.

Zapatero ante un mapa ilegal, donde el territorio del Sáhara Occidental queda anexionado al ocupante Marruecos (Sahara Libre)

Zapatero ante un mapa ilegal, donde el territorio del Sáhara Occidental queda anexionado al ocupante Marruecos (Sahara Libre)

II. RODRÍGUEZ, DESAUTORIZADO POR LAS NACIONES UNIDAS
Se produjo un gran escándalo al conocerse que el viaje al Sahara Occidental ocupado, se producía contra la opinión del Gobierno de España, expresada por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo y Marfil que, correctamente, recordó que la Unión Africana había declarado ilegal ese foro, al que rehusaron asistir la ONU, la UE y la propia Unión Africana, además de otros gobiernos (Reino Unido, Francia, Suiza…).

Sin embargo, desafiante, Rodríguez afirmó:
“El señor ministro, que haga lo que estime conveniente”, afirmó Zapatero, sin querer comentar esas críticas
(…)
Yo, como es normal, soy responsable de mis palabras, y (este) es un foro donde hay tanta gente, con una pluralidad tan evidente
(…)
Ha intervenido el secretario general adjunto de la ONU en nombre del secretario general, por tanto no hay más que decir”

Rodríguez se refería en esta última frase a Philippe Douste-Blazy a quien, tanto la página oficial del foro organizador como los medios marroquíes (“Le 360, Yabiladi, etc.) se referían como “secretario general adjunto de la ONU”.

Sin embargo, Rodríguez, al decir eso, o manifestó una imprudente confianza en medios y órganos que obviamente no son de fiar, o una supina ignorancia (que le inhabilita para formar parte de un órgano que “asesora” al Gobierno) o bien simplemente mintió. Ya antes de que se celebrara el foro se informó de que la UNESCO, el Parlamento Africano y el Reino Unido boicotearían ese foro al que tampoco asistirían ni la ONU, ni la UE.

Pues bien, al día siguiente de que la prensa publicara las palabras de Rodríguez, la ONU emitió, el 14 de marzo, un comunicado oficial desautorizando TOTALMENTE lo que dijo el citado Rodríguez, lo que dijo el foro organizador y lo que dijeron los medios marroquíes, o sea,
– que ni Douste-Blazy es “secretario general adjunto” de la ONU
– ni acudió en modo alguno en nombre de la ONU
– ni, por supuesto, el lugar en que se organizó el evento es “Marruecos”.

Esto dice, oficialmente, la ONU:

Note to correspondents
New York, 14 March 2015
We have noted press reports to the effect that the United Nations is participating in the
Crans-Montana Forum currently being held in Dakhla, a city in that part of Western Sahara under Moroccan control.
The Secretary-General was invited to this Forum, but informed its President that he could not attend. He did not delegate Mr. Philippe Douste-Blazy or anyone else to represent him or the United Nations. Mr. Douste-Blazy, who serves as a special advisor to the Secretary-General on innovative financing, is attending exclusively in his private capacity.
While Dakhla is described in Forum materials as a city in Morocco, the definitive status of Western Sahara is the object of a negotiating process being conducted under the auspices of the Secretary-General in accordance with the relevant United Nations resolutions.

O sea, que aunque el SG de la ONU fue invitado, informó a los organizadores de que no acudiría. Y que no envió a NADIE en su representación. Es más, poniendo de manifiesto la ignorancia de Rodríguez, la ONU afirma que Douste-Blazy, presente en el foro, no es “secretario general adjunto” (es lo que le ocurre a Rodríguez por creerse la propaganda oficial marroquí), sino un “asesor” del SG que, EN NINGÚN CASO, intervenía en nombre de la ONU.

Por lo demás, recuerda la ONU que, contra lo que manifiesta el mapa ante el que intervino Rodríguez, el Sahara Occidental NO FORMA PARTE DE MARRUECOS.

III. RODRÍGUEZ, NO SÓLO EX-PRESIDENTE DEL GOBIERNO, SINO MIEMBRO EN ACTIVO DEL CONSEJO DE ESTADO
Poco después de su llegada de Rodríguez a la jefatura del gobierno, después del 11-M, Rodríguez reformaba el Consejo de Estado. La Ley Orgánica 3/2004 disponía que los ex-presidentes del Gobierno pudieran formar parte del Consejo de Estado en condiciones privilegiadas: cobrando como los que más… pero trabajando como los que menos. En síntesis, según el artículo 8.1 de la Ley Orgánica del Consejo de Estado impulsada por Rodríguez, los ex-presidentes serían consejeros natos (que tienen una muy escasa carga de trabajo), pero cobrarían como los consejeros permanentes (que tienen una gran carga de trabajo y por eso mismo tienen mucho mayor sueldo). O dicho de otro modo, los ex-presidentes tendrían el trabajo de los consejeros que menos trabajan, pero el sueldo de los consejeros que más cobran.

El sueldo que en tal concepto cobra Rodríguez es de 99.675,00 €, según recoge la página del Consejo de Estado.

Esto plantea, por cierto, la cuestión que ningún periodista ha planteado al presidente del Consejo de Estado: ¿informó Rodríguez al presidente del Consejo de Estado de su viaje al Sahara ocupado? Y si lo hizo ¿tuvo luz verde?

IV: EL CONSEJO DE ESTADO, UN ÓRGANO CON COMPETENCIAS EN MATERIA INTERNACIONAL Y SOBRE CUESTIONES RELATIVAS AL SAHARA OCCIDENTAL
Wl Consejo de Estado es un órgano de relevancia constitucional (artículo 107 de la Constitución) que tiene competencias específicas en materia internacional (apartados 2, 4, 5 y 6 del artículo 21, y apartados 1 y 2 del artículo 22 de la Ley Orgánica del Consejo de Estado) y competencias genéricas para evacuar consultas sobre cualquier cuestión (también de política exterior) que le plantee el Gobierno (artículo 25.1 de la Ley Orgánica). 

Pero, por si fuera poco, el Consejo de Estado, por la amplitud de sus funciones puede pronunciarse sobre cuestiones relativas al Sahara Occidental. Y no es que “pueda” hacerlo… es que ya lo ha hecho. Me remito, por ejemplo, a un dictamen de 2002 aunque este dictamen, ciertamente, fue emitido por la Comisión Permanente (de la que no forma parte Rodríguez). El hecho es que la eventual culminación de la descolonización del Sahara Occidental que incumbe a España, como potencia administradora del territorio, implica que el Consejo de Estado puede eventualmente pronunciarse sobre la cuestión. Esto significa que la presencia de Rodríguez avalando (mapa ilegal detrás) un foro que preconiza una notoria ilegalidad internacional le inhabilite para seguir formando parte, ni un segundo más, del Consejo de Estado.

Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional

Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional

POST-DATA (16-III-2015)
Al día siguiente de escribirse este artículo, por SEGUNDA vez el portavoz del Secretario General de la ONU desautorizó las palabras del Consejero de Estado Rodríguez

Question: I just wanted to ask, I saw the note to correspondents over the weekend about Philippe Douste-Blazy attending this conference in Moroccan-controlled part of Western Sahara. It was an interesting statement, but did he ask… I mean, I guess when somebody is a UN Envoy — and it could obviously give rise to a lot of reports that the UN endorsed this conference — did he seek sort of approval before he went? Did you know that he was going? 

Deputy Spokesman: Mr. Douste-Blazy is on a dollar-a-year contract, and he doesn’t have to vet all of his other activities with the UN. We’re in touch with him about his UN activities. What we were concerned about is any effort to misrepresent his participation as participation of the UN. So we tried to make clear, as we said in the statement, that the Secretary-General did not delegate Philippe Douste-Blazy or anyone else to represent him or the United Nations. 

Question: But are such either dollar-a-year or sort of part-time envoys, are they required… is there some guidance to them to sort of let people know in advance, [inaudible] such a statement from your office, to say, like, a little asterisk saying “in personal capacity” or… did he do that? 

Deputy Spokesman: It behoves all of the people who are on these appointments to make clear when they are not acting in their UN capacity, that they are in fact not acting in their UN capacity. Their performance as UN officials is strictly reserved for various topics. So for Mr. Douste-Blazy, for example, he’s an envoy dealing with innovative financing. He did not appear in that capacity in Dakhla.

N. de la R
Este artículo se publica con la autorización de su autor, Carlos Ruiz Miguel, catedrático de Derecho Constitucional  en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en Desde el Atlántico.

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826