España, 01-10-2016

Ttakbar Haddi, madre de un saharaui asesinado en El Aaiún, en huelga de hambre ante el Consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria

Ttacbar Haddi, madre de Mohamed Lamin Haidala, joven asesinado en el Sáhara Occidental

Ttacbar Haddi, madre de Mohamed Lamin Haidala, joven asesinado en el Sáhara Occidental

Sáhara Occidental
Eugenio Sánchez Suárez (17/5/2015)
Tatkbar Haddi, madre de Mohamed Lamin Haidala, joven saharaui asesinado en El Aaiún el 8 de febrero de este año, arrastra desde el jueves su inmenso dolor hacia las puertas del Consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria, iniciando una huelga de hambre indefinida, con la intención de recuperar los restos mortales de su hijo. Mohamed Lamin Haidala, asesinado el 8 de febrero en El Aaiún, Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental, cuya Potencia Administradora sigue siendo España.

Mientras tanto, los diferentes grupos políticos democráticos españoles, están entretenidos y muy ocupados, en los actos y campaña electoral de las municipales, con el ojo puesto en la generales.

No obstante, no hace falta llegar a las Elecciones Generales para poder actuar y demostrar que el imperio de la Ley y la Justicia, no descansa ni pone fecha de caducidad, aunque hayan transcurrido 40 dolorosos y trágicos años. El asesinato de Lamin Haidala, así como todas las violaciones de derechos humanos y legalidad internacional que se vienen produciendo desde 1975, quedarán impunes si no EXIGIMOS al Gobierno de España, como representante del Estado Español, actúe de inmediato acorde a sus responsabilidades como Potencia Administradora, denunciando todos los asesinatos, torturas, desapariciones, y exigiendo la liberación de todos los saharauis encarcelados, detenidos y retenidos, tanto en territorio de Marruecos como en los Territorios Ocupados ilegalmente desde noviembre de 1975, así como la inmediata defensa y protección de los Derechos Humanos en el Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental.

Los actuales grupos políticos españoles, no tienen por qué asumir ni la responsabilidad, ni la complicidad en el intento de GENOCIDIO del pueblo saharaui, cuando la aviación marroquí bombardeó con napálm y fósforo blanco, a las indefensas poblaciones de las localidades de Guelta Zemmur, Oum Dreiga y Tiffarity, desde principios de enero, hasta el 22 de febrero de 1976, ¡estando España presente en el territorio¡.

Como decía el gran Facundo Cabral (q.e.p.d), “si hay algo peor que mentir, es ocultar la verdad”.

España es la principal responsable de lo ocurrido y de lo que sucede diariamente, por tanto, denunciando los Acuerdos de Madrid, se derrumbará el castillo de ambigüedades, mentiras, hipocresía y ausencia de valentía, que se viene ejerciendo desde hace años, donde la oposición y demás partidos políticos tienen mucho que decir y hacer, y también, bastante que ocultar (salvo las excepciones conocidas), ya está bien de tantas promesas e intenciones huecas, sin ningún resultado positivo y práctico para la población injustamente maltratada desde hace 39 años.

Ttakbar Haddi, gracias por haber demostrado una gran dignidad, entereza y valentía, en circunstancias tan injustas y difíciles de soportar. Es una lección imposible de olvidar. Abrazos solidarios. 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826