España, 28-09-2016

Falta de creatividad, acuerdo entre la UA y la UE para la observación electoral y las “movidas” de la oposición

El dictador guineano, Teodoro Obiang Nguema

El dictador guineano, Teodoro Obiang Nguema

Guinea Ecuatorial
Abaha (12/7/2015)
¡Qué poca imaginación! Al parecer ha salido una especie de diario digital que, carentes de iniciativa, emplean el mismo nombre con el que escribimos nuestras crónicas guineanas. ¡Qué vamos a hacerle.! Allá ellos con su mandanga. Nosotros a lo nuestro, que no hay que confundir.

Algo gordo se debe estar cociendo en las entrañas de Guinea Ecuatorial, pues los grupos más importantes de la oposición no deja de moverse, reunirse, preparar estrategias de futuro, visitas al exterior, etc., etc. Y es que algo se barrunta en lontananza.

Por ejemplo, la cúpula del Partido del Progreso, con su líder Severo Moto a la cabeza,  se ha reunido últimamente, aparte de estar presente en Bruselas, en la sede del Parlamento Europeo, en Valencia y ahora en Guadalajara, la capital de La Alcarria, donde estaba también el ingeniero y vicepresidente de este partido, Armengol Engonga, pletórico de salud tras un arreglillo en el taller de su ciudad.

También Weja Chicampo se mueve lo suyo, tras llegar de Bruselas se ha largado a París, donde lleva tres días junto con la cúpula de la CORED, la buena, no la de Obiang Nguema,  encabezada por Salomón Abeso y Filiberto Ntutumu Mabale Andén. Desde la capital gala, Chicampo, coordinador general del MAIB (Movimiento de Autodeterminación  de la Isla de Bioko) ha lanzado un comunicado (un video) al pueblo francés en el que denuncia la situación de Guinea Ecuatorial. Chicampo ha denunciado las nulas garantías que existen para celebrar unas elecciones presidenciales: “Hay que buscar otras alternativas sin Obiangpara ir a unas elecciones presidenciales.

Desde París, la CORED y el MAIB piden un gobierno de transición que les conduzca hasta la convocatoria de unas elecciones presidenciales libres. La Radio France International de Francia se ha hecho eco de esas declaraciones que, parece ser se han extendido a los países de la CEMAC.

Weja Chicampo, líder del MAIB

Weja Chicampo, líder del MAIB

Tras la gira de Obiang Nguema por el continente, donde la escasa asistencia de la población ha sido la nota más destacada, el dictador guineano ha mandando a sus esbirros a que propalen la “buena nueva” por España, Rusia, Francia, etc., Esa “buena nueva” consiste en tratar de engañar a los medios de comunicación –y si hace falta se hace un publirreportaje-  y políticos, de las bondades de su país, además de ponerles al tanto de las elecciones presidenciales de 2016. En ese mensaje entra, por supuesto, el maldecir a la oposición guineana, especialmente a Severo Moto, Weja Chicampo, Salomón Abeso y Filiberto Ntutumu, éstos últimos, los nuevos responsables de la CORED.

Hablando de elecciones presidenciales, resulta que la Unión Europea (UE) apoyará, con seis millones de euros, a las misiones de “observación” electoral de la Unión Africana (UA). El pasado 23 de junio, en Addis Abeba, Etiopía, y dentro del Programa Panafricano, la UE ha destinado seis millones de euros para las “misiones de observación” de la UA, para –eso dicen- contribuir más que nada a que las elecciones que se celebren sean lo más transparentes posibles en África.

La cúpula del Partido del Progreso

La cúpula del Partido del Progreso

Con seguridad, nada más conocer la noticia de que la UE ha destinado suculentos y sabrosones fondos a esa “misión de observancia”, los que formaron parte en su día de ese colectivo de observadores sin escrúpulos en Guinea Ecuatorial, se aprestan modositos ellos a que García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Mariano Rajoy, les incluya en la lista de “observadores internacionales” de la que tanto abusó el ahora lobista profesional, Miguel Ángel Moratinos.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826