España, 26-09-2016

Xavi García Albiol en la Plaza de la Lealtad

Mariano Rajoy y Xavi García Albiol: Foto Fórum Europa.

Mariano Rajoy y Xavi García Albiol: Foto Fórum Europa.

España
José Luis Heras Celemín (10/9/2015)
El hombre de la Cataluña silenciosa, en Madrid, con el Presidente del Gobierno.

García Albiol es un hombre alto que fue el primer alcalde del PP en un ayuntamiento catalán tan importante como Badalona.

Comparecía en la tribuna Fórum Europa, en la Plaza de la Lealtad de Madrid, como candidato popular a Presidir la Generalitat de Catalunya, arropado por su partido: Presidente y vicepresidenta del Congreso (Jesús Posada y Celia Villalobos). Presidenta de la Comunidad de Madrid (Cristina Cifuentes). Varios ministros (Fernández Díaz, García Margallo, Soria y Fátima Báñez). Gente de partido (Arenas, Fabra, Sánchez Camacho, Maroto, Levy, Martínez Maíllo, Pedro Casado… y diputados y senadores varios).

También habían ido, expectantes, embajadores, políticos de otros partidos, sindicalistas, empresarios (Villar Mir, Juan Pablo Lázaro, Arturo Fernández entre otros) y prensa: 14 cámaras de televisión, emisoras de radio nacionales y extranjeras y unos cientos de periodistas. Hasta llenar 3 salones, el hall y varios pasillos.

Lo presentó el Presidente del Gobierno con una intervención, de 9 minutos, ni corta ni larga:
Ganó la alcaldía de Badalona en 2011. En 2015, sus conciudadanos volvieron a votarle. Más que la vez anterior. Pero no es alcalde. Porque una coalición dio la alcaldía a CUP (Candidatura d´Unitat Popular). “Esto ya dice algo sobre algunos”, siguió Rajoy sin mencionar al PSOE, pero insinuando que éste cede cuestiones importantes a cambio de contrapartidas.

El 27-S hay elecciones en Cataluña. Son autonómicas, “Pero vaya usted a votar para que no voten otros por usted”. Y vote a Xavi, que va a defender una España unida con Cataluña a la cabeza.

“Hoy día, la Generalitat de Cataluña no tiene más que un acreedor: España”, que le ha prestado lo que ha necesitado sin intereses. “Si no hubiera habido solidaridad de España con Cataluña, las cosas serían diferentes”. 

“El PP tiene que decir cosas importantes en Cataluña”… “García Albiol es nuestro candidato, asume responsabilidades importantes y le apoyamos”.

Una vez cedida la palabra, Albiol aparcó el papel de segundón, se desembarazó de servidumbres y se plantó en escena:

“Voy a compartir con ustedes unas reflexiones e ideas para poner voz a los miles de mujeres y hombres de la Cataluña silenciosa. Cataluña es mi tierra y España es mi país (…) El 27 S hay elecciones autonómicas, sólo autonómicas… Pero las más importantes de la democracia, porque van a tener trascendencia en el resto de España. No nos jugamos si el Parlament de Cataluña va a ser de derecha o de izquierda. Nos jugamos si, en el Parlament, un grupo de diputados, saltando la legalidad, va a romper España (…) Se ha sustituido el debate de las ideas por un debate del estómago en el que son imposibles las ideas”.

“En esta situación, de incertidumbre y dudas, ningún empresario piensa en ir a invertir en Cataluña el día después del 27 S. Y esta incertidumbre pone en riesgo lo que nos da de comer… (porque) los primeros clientes de las empresas catalanas están en Murcia, Aragón y Valencia; no están en Alemania, en el resto de Europa o en Estados Unidos”.

Tras los datos, fríos, buscó la fibra emocional y patriota: “Aspiro a ser el puente entre la sociedad catalana y el resto de España”, para hacer política, “en una situación en la que no hay choque de trenes sino un tren que va por una vía; y otro, Mas, que se ha saltado la vía”.

Después, adelantó unas iniciativas previas a la campaña próxima: “Cataluña no puede estar al margen de España, ni España al margen de Cataluña… Sí a un modelo de financiación… Sí a la solicitud de más recursos económicos con una cláusula de garantía de que irán a lo prioritario y no a crear embajadas y gastos superfluos… Sí a bajar impuestos y a hacer gestos…”.

Desde Madrid, un mensaje a Pedro Sánchez: “El partido socialista se tiene que dejar de ambigüedades, ocurrencias y propuestas contradictorias”. No puede envolverse en la bandera española mientras apoya a municipios que optan por la independencia o que están en tierra de nadie. El socialismo tiene que lanzar un mensaje claro.

Otro recado, “desde el respeto, a Albert Rivera, que se ha equivocado yéndose a Madrid”: En estos momentos, los que tenemos credibilidad debemos quedarnos en el territorio para defenderlo. Hay que estar allí. Lo importante es estar en Cataluña el día después, el 28 S, no los que se han ido.

Y “Una Propuesta Básica”, a los que defendemos Cataluña en España, en una carta “que mandaré el jueves a Ciudadanos y a los socialistas con cinco propuestas”:
1.- Garantía de que el PSOE, Ciudadanos y el PP no van a romper la unidad.
2.-Reconocimiento de la pluralidad.
3.- Decisión de seguir avanzando en España.
4.- Modelo de financiación solidario y corresponsable fiscal.
5.- Compromiso de eliminar las estructuras de Estado innecesarias (embajadas) que ha ido creando el gobierno de la Generalitat.Els Segadors

Al terminar, tranquilo, contestó a las preguntas de la prensa sobre: Número de escaños (“Aspiro a convertirme en el principal referente. Las encuestas dicen que un segundo o tercer puesto”). Presencia en el Congreso con propuestas sobre el TC (“Sí, acompañé a Hernando… y orgulloso de hacerlo”). Tanques en Cataluña (“el ministro de defensa tiene sentido común y es equilibrado. No son necesarios los tanques, pararemos al independentismo desde el Parlament”). Medios de comunicación y TV3 (TV3 es una herramienta de propaganda y manipulación. No la cerraría. Que equilibre informaciones. Racionalizar los medios de comunicación pública).

Se apasionó, no obstante, cuando se le preguntó por la información sobre La Diada y las manifestaciones:

“Es una perversión del sentimiento (que dijo sentir de niño, cuando iba a la manifestación con su padre)… Soy catalán, de padre andaluz y madre catalana; y esa manifestación no me representa”.

Acabó, sosegado, respondiendo otras cuestiones: Reforma del Senado (“No he llegado al Parlament y no es momento de abordar la reforma del Senado”). Postura de Podemos (“No tengo ninguna duda, lo han dicho ellos, Podemos apoyará al independentismo”). Qué haría en caso de gobernar (“Suprimir las estructuras impropias que ha creado la Generalitat y los gastos que no son prioritarios, iniciar una política de gestos y analizar qué suponen los 200.000 funcionarios que tiene la Generalitat”).

Después, ya en la calle, García Albiol, recuperó su puesto, a la izquierda del Presidente del Gobierno. Y juntos, caso insólito en la décima legislatura, echaron a andar.

Hacía buen tiempo, se mezclaron con los iban por la calle, se hicieron fotos con los madrileños y extranjeros que iban al Museo del Prado y volvieron a la Plaza de la Lealtad.

Allí, recogieron las cámaras de televisión, se sentaron en una terraza de la plaza y ambos, el gallego Rajoy y el catalán García Albiol, disfrutaron del tiempo y de Madrid.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826