España, 25-09-2016

Podemos sufre una caída importante, aunque está entre los cuatro mayoritarios

Pablo Iglesias y Mariano Rajou

Pablo Iglesias y Mariano Rajou

España
Alejandra Durrell (6/11/2015)
Los datos que aporta el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) han sido interpretados –como suele ser habitual- según con el cristal con el que se miran. Lo que si es cierto es que ningún partido va a obtener mayoría absoluta, eso de momento se acabó. Y a partir del 20 de diciembre veremos acuerdos insospechados. Pero el pueblo llano no va a apreciar en nada el resultado de esas elecciones. Ni el paro va a descender de forma importante, ni las desigualdades van dejar de existir, ni veremos en la cárcel ni devolviendo lo afanado a políticos y empresarios corruptos. ¿Entonces? Pues al final ya se sabe, la OTAN no es tan mala como dicen; el sistema bancario es imprescindible; la monarquía da estabilidad al país; los refugiados, pues ya se sabe traemos a 30, nos hacemos la fotografía y a otra cosa María.

El CIS ha largado su Barómetro mensual –no sabemos que proceso de elaboración culinaria ha sufrido- que los medios de comunicación interpretan de acuerdo con el amo al que sirven. De forma genérica, se puede decir que, de momento, el Partido Popular (29.1%) ganaría –con una diferencia de 3,8 puntos-, seguido por el PSOE (25.3%), Ciudadanos (14,7%) y Podemos (10,8). Más lejos están IU con un 4.7% y UPyD     con un demoledor 1.2%.

La clase política –Casta u oligarquía política- sigue a la baja, y un  22.2% de los consultados se muestra indeciso a la hora de votar, nada más u nada menos que 8.000.000 de electores. Casi un veinte por ciento afirma no simpatizar con ningún partido político, un 6.5 millones de ciudadanos.

Podemos ha sufrido un duro golpe, ya que se ha dejado 13 puntos desde el comienzo del año, y es que comenzó animado a la juventud y a los no tan jóvenes con cánticos que gustaban, pero ha desacelerado la canción y ya es como el resto, al menos en el programa. Recordemos que a primeros de este año, la formación de Pablo Iglesias, ocupaba el segundo puesto, detrás del PP, en intención de oto. Ahora está en la cuarta posición detrás de Ciudadanos.

¿Qué piensa Iñigo Errejón, muñidor de la campaña electoral de Podemos, de los datos de esta encuesta de opinión? Pues lo primero –no creo que lo sienta-, ha sido decir que “desconfían de estos datos, pero las rodillas le tiemblan y los dientes le castañean.

Si Pablo Iglesias quiere subir, tiene que volver al discurso primigenio, con el que atrajo a la gente. Los de Podemos supieron “sacar caldo” de la indignación del 15-M, pero ahora se han vuelto, al menos eso parece, militarista y tolerante con la “educación concertada”. No critican las veleidades del rey Juan Carlos, con dinero de todos, al que le han descubierto un lujoso duplex en los Alpes donde convivía  con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ni tampoco se muestra partidario de dar “latigazos verbales” a la banca, a las eléctricas, ni…

Y así, no es de extrañar que se vaya dejando jirones de la ropa día a día. Cambiar ahora, o sea, volver a los primeros discursos, es harto difícil, pues entonces sería menos creíble. Y seguir como ahora, le puede llevar al suicidio. Cazar a lazo a militares progres, curas desafectos, y algún que otro franquista arrepentido, no le va a dar más votos, más bien lo contrario.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826