España, 07-12-2016

Urge la liberación del periodista palestino Mohammed al-Qiq, en huelga de hambre, y con graves problemas de salud

Periodista palestino Mohammed al-Qiq.

Periodista palestino Mohammed al-Qiq.

Internacional
espacioseuropeos (4/2/2016)
A través de Marwan Burini, Consejero de la Misión Diplomática de Palestina en España hemos sabido del estado en que se encuentra el periodista palestino Mohammed al-Qiq, que está en huelga de hambre, en protesta por la situación de “detención administrativa”.

Mohammed al-Qiq, de 33 años de edad, ha superado los setenta días en huelga de hambre como protesta por la detención administrativa impuesta por las autoridades militares de Israel. Los últimos informes médicos son alarmantes –según informa el comunicado de prensa emitido por Misión Diplomática Palestina-, que afirman que pesa solamente 30 kilos y que ha perdido la vista en un ojo y el 60% de la capacidad auditiva.

En una conferencia organizada el pasado miércoles en Palestina  por el Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR) y el Comité de Prisioneros de las facciones palestinas, la esposa del periodista, Faiha Shalash, declaró a través de vía telefónica, desde Ramallah, que las autoridades israelíes la prohíben visitar a su marido: “Mi marido puede morir en cualquier momento, sentencia Shalash solo consume agua y los israelíes le mantienen esposado a la cama. Exigimos que una delegación de médicos palestinos le examine”, dijo.

Mohammed al-Qiq es corresponsal para  una cadena internacional en Cisjordania, territorios palestinos ocupados por Israel. El 21 de noviembre del pasado año, fue arrestado en su casa y sentenciado a “detención administrativa”, una fórmula de arresto que Israel utiliza de forma sistemática contra los palestinos y que le exime de revelar los cargos que les imputa -secretos tanto para detenido como para abogado- o de celebrar un juicio. Según la misma fuente, miles de palestinos se encuentran en esa situación.

La detención de este periodista llega en el contexto de la escalada de violencia contra la población palestina, que sacude los territorios ocupados. Sin una lista de acusaciones ni juicio, la tarea de la defensa en casos de detención administrativa es “imposible”. Así lo explicó Raji Sourani, director del PCHR, en dicha conferencia.

“Durante muchos años, la ocupación israelí ha empleado la detención administrativa particularmente para reprimir la libertad de expresión y opinión -afirma Sourani-, la única fuerza de Al-Qiq ahora es su determinación. Pero incluso esto es rechazado por la ocupación israelí con su ley de alimentación forzosa, algo que, según la Organización Mundial de la Salud y el Sindicato de Médicos Israelíes, es un crimen”.

El Coordinador de la ONU para la asistencia humanitaria y la ayuda al desarrollo, Robert Piper, en un comunicado de prensa mostró su preocupación por la situación del periodista e instó al gobierno de Israel a presentar cargos o liberarlo inmediatamente.

El portavoz de la Plataforma de Periodistas Palestinos, Emad Al-Efranji, exhortó a la Federación Árabe de Periodistas y a la Federación Internacional de Periodistas, así como a Reporteros Sin Fronteras y el Comité de Protección de Periodistas en Nueva York, a que muestren su apoyo por el periodista palestino Mohammed al-Qiq: “Los periodistas palestinos están indefensos. No vemos protestas ni muestras de solidaridad -asintió Al-Efranji-. Si algo le ocurre a Al-Qiq, Israel será responsable y las organizaciones internacionales, cómplices”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826