España, 04-12-2016

Los seis estados fundadores de la UE urgen a Londres a iniciar «cuanto antes» el proceso de salida

Ministros de Exteriores de los seis países fundadores de la UE urgen al Reino Unido a que pida la salida de la UE.

Ministros de Exteriores de los seis países fundadores de la UE urgen al Reino Unido a que pida la salida de la UE.

Europa
espacioseuropeos (25/6/2016)
No sabemos si es por aparentar que presionan, mientras bajo cuerda se negocio anular el referéndum del Brexit o volver a repetirlo –ambas actuaciones sería vergonzosas- o es que la cosa va en serio. El caso es que los jefes de la diplomacia de los seis estados (Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo (se han reunido con urgencia para instar al  Reino Unido a que ponga en marcha lo más rápidamente posible el proceso previsto para abandonar de forma ordenada la Unión Europea.

Frank-Walter Steinmeier, ministro de Exteriores de Alemania ha declarado en Berlín, en el transcurso de su comparecencia con el resto de ministros, que Londres debe activar «cuanto antes» el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que prevé el procedimiento para la salida de un país miembro de la UE. Steinmeier matizó que “los gobiernos de los restantes 27 países no pueden reemplazar decisiones que se tienen que tomar en Londres».

El ministro francés, Jean-Marc Ayrault, ha instado al Premier David Cameron, a que asumir su «responsabilidad» por la decisión de convocar el referéndum del Brexit, a la vez que enfatizó en que hay “cierta urgencia para que se ponga en marcha el proceso de salida” del Reino Unido.

Al unísono con su colega germano, Ayrault dijo que «los otros 27 deben ser respetados», y que un retraso en la petición de que se cumpla el artículo 50 tendría «consecuencias» de carácter económico y social para ambas partes, Reino Unido y la Unión Europea.

Asimismo, el ministro holandés, Bert Koenders, ha pedido que «las conversaciones empiecen, con buena voluntad, cuanto antes». Y Jean Asselborn, ministro de Exteriores de Luxemburgo apuntó a que no sería positivo tarar cuatro o más meses en pedir la salida de la UE, pues eso crearía cierta “incertidumbre”, y que nadie en Londres trate de “jugar al gato y al ratón».

Didier Reynders, ministro de Exteriores de Bélgica, y su homólogo holandés, Bert Koenders, no se han apartado un ápice de la línea que con seguridad habían consensuado antes de dar comienzo a ese encuentro, aunque matizaron que hay que buscar “nuevas formas de cooperación”.

A la vista de este duro varapalo que ha supuesto el resultado del referéndum en el reino Unido, tanto Alemania como Francia han acordado –en un documento firmado por los dos países- proponer una Unión Europea más “flexible”, a la carta. Han olvidado, tanto franceses como alemanes, que eso es lo que consiguió el Reino Unido, que no dejó la libra por el Euro ni puso en marcha el Acuerdo de Schengen ni sus universidades estaban por la labor del Erasmus, y ese ha sido el resultado.

Pero la actitud de esos países fundadores no ha gustado al resto de los que conforman la UE. Mal comienzo para tratar sobre la primera gran crisis en la Unión Europea.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826