España, 04-12-2016

Brexit, Europa y América Latina

Brexit.

Brexit.

Internacional
Eduardo Paz Rada (6/7/2016)
Los resultados del referendo realizado en Gran Bretaña en el que ganó el Brexit, decisión del electorado británico para retirarse para retirarse de la maltrecha Unión Europea (UE), ha profundizado la crisis económica y política que vive el capitalismo del “viejo mundo” desde 2008, la misma que administrada por la Troika del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Europea, ha impuesto a sangre y fuego las políticas de austeridad contra los países más débiles de la región, las semiperiférias, afectando a millones de trabajadores, migrantes del Tercer Mundo, jubilados y jóvenes sin futuro y, al mismo tiempo, favoreciendo la mayor acumulación del sistema financiero y bancario mundial.

A esta manifestación del nacionalismo imperial inglés y de la xenofobia en contra de los extranjeros se suman, durante las últimas semanas: las masivas movilizaciones obreras en Francia en contra de la política de reducción de los derechos laborales para favorecer a las corporaciones, la inestabilidad geopolítica y la guerra en la región del este y sureste europeo y el miedo de la población frente a la extrema incertidumbre que se expresó, entre otras manifestaciones, en las elecciones de España que dieron un importante triunfo al conservador, neoliberales y corrupto gobierno del  Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy.

Asimismo, otras reacciones fuertes frente a los resultados de la separación de Inglaterra de la Unión Europea se han producido en los países históricamente sometidos al Imperio Ingles. Son los casos de Escocia, que está buscando su relación directa con la UE contra la separación y planteando un nuevo referendo de emancipación del Reino Unido, después del que se realizó en año 2014, en el que ganó por estrecho margen el seguir vinculada al reino; de Irlanda, cuyo pueblo ha estado ha estado luchando por siglos por liberarse del yugo inglés, inclusive con cruentas y salvajes guerras invasoras; y de Irlanda del Norte, donde está pendiente la fuerte tensión entre católicos independentistas y protestantes pro-monarquía inglesa.

Otros puntos críticos de la geopolítica europea se encuentran en las guerras y enfrentamiento alrededor de Siria, donde disputan poder e influencia las potencias mundiales en busca del control de importantes reservas de hidrocarburos, en Ucrania, frontera de la confrontación por influencias estratégicas entre Rusia y los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y en los mares orientales donde se incluyen la presencia de la potencia emergente china.

En el caso de América Latina y el Caribe, este panorama internacional ha llevado al imperialismo a radicalizar acciones por evitar el avance emancipador de los pueblos de la región llevando adelante la desestabilización de los gobiernos progresistas, nacionalistas y antiimperialistas. Los golpes blandos realizados en Paraguay, Honduras y recientemente contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, las millonarias campañas mediáticas y conspirativas en Venezuela, Bolivia y Ecuador y el triunfo electoral de Macri en Argentina expresan las tendencias intervencionistas ante el estupor de los gobiernos y los movimientos populares.

Los próximos meses serán vitales para marcar las tendencias políticas, económicas y militares a nivel mundial, tomando en cuenta que la multipolaridad y la pugna de bloques han marcado las primeras décadas del siglo XXI. La crisis mundial y la guerra se han convertido en los campos de la disputa internacional.

N. de la R.
El autor, boliviano, es Sociólogo docente de la UMSA. Escribe en publicaciones de Bolivia y América Latina


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826