España, 04-12-2016

EQUO-Almería valora, a su manera, los resultados de las elecciones del 26J

Julio Rodríguez, ex JEMAD

Julio Rodríguez, ex JEMAD

Almería/España
Alejandra Durrell (6/7/2016)
En una nota de prensa, Equo-Almería valora los resultados de las elecciones del 26J, en el marco de una situación política histórica, tanto a nivel internacional como nacional, “marcada por el agotamiento de un modelo de producción y consumo que, lejos de dar respuesta a los grandes retos del siglo XXI en clave de igualdad entre las personas y en equilibrio con los recursos de un planeta finito, situando en el centro de las políticas a las personas y el planeta que habitamos, ahonda en la crisis sistémica, llevándonos por un callejón sin salida que nos acerca al borde del precipicio”.

Para Equo- Almería, la victoria del PP es “una mala noticia y un atraso. La posibilidad de que el PP forme nuevo Gobierno para profundizar en sus políticas de recortes y austeridad, aleja a España del cambio que necesitamos para transitar hacia un modelo más sostenible, justo y democrático”. Pese al ascenso del PP, cabe afirmar que no deja de ser un repunte en la línea descendente de la pérdida de apoyos del bipartidismo iniciada en el 2008 con el estallido de la crisis, afirma EQUO.

Valora EQUO la importancia de tener un grupo parlamentario con 71 escaños en el Congreso y 16 en el Senado, motivo por el cual no se debe dar “por muerto el proyecto Unidos Podemos”.

Se pregunta el grupo político almeriense por las causas de haber obtenido “unos resultados que no han sido los esperados. Y se responde: “Multitud de causas han operado de manera diferente en distintos sectores y territorios del electorado”.

Equo se refiere a la “campaña del miedo” ante la posibilidad de que Unidos-Podemos Podemos “formara un gobierno del cambio frente a una opinión pública que reclama opciones contradictorias: estabilidad y una necesaria regeneración”, aunque alude a que el castigo “fundamentalmente ha llegado de la mano de la abstención por no haber sido capaces de formar gobierno en la anterior legislatura unida a cierto trasvase de votos, bajo la idea responsabilizadora de la falta de entendimiento de las nuevas fuerzas emergentes”

Análisis pacato, ideológico,  más bien hecho desde las vísceras y el corazón, pero no con el cerebro.

Veamos, en 2016, Unidos-Podemos obtuvo 39.995, equivalentes al 13,12%; mientras en las elecciones de diciembre de 2015, consiguieron, Podemos 39.780, e IU, 10.828. La diferencia es de casi 10.000 votos.

¿A qué se ha debido, en Almería, la pérdida de 10.000 votos? EQUO no lo reconoce, o no sabe, o no quiere hacerlo. Es fácil recurrir a tópicos facilones, manidos, sin ningún viso de racionalidad ni conocimiento. ¿Tuvo algo qué ver en esa pérdida de votos la imposición del ex JEMAD  Julio Rodríguez? Meter con horma a un “hombre de la guerra” .como calificaban la mayoría de los militantes de IU al general, no parecía pudiera tener visos de acudir como manos a las urnas. Y el lógico castigo llegó.

Ya se sabe, los “actos forzados nunca son buenos”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826