España, 04-12-2016

Guinea Ecuatorial, negocio sucio, puro y duro: “África no es para demócratas”

Bono, Zapatero y Moratinos, el pasado día 2 en el restaurante Imagine de Malabo. (El Confidencial)

Bono, Zapatero y Moratinos, el pasado día 2 en el restaurante Imagine de Malabo. (El Confidencial)

Guinea Ecuatorial
espacioseuropeos  (23/7/2016)
La información difundida por un medio de comunicación español, sobre los suculentos y oscuros negocios que obtienen los españoles y extranjeros (en este caso concreto, Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna) negocios conseguidos mientras ostentaban poderosos cargos en el Gobierno español, no deja de ser un extraño inicio del resquebrajamiento del empecinado afán de mantener la MATERIA RESERVADA, impuesta sobre Guinea Ecuatorial, desde su llamada “independencia”.

¡SI HUBIERA GRANDES EMPRESAS ESPAÑOLAS…!
Uno de los grandes deseos que expresaba la oposición guineana, en los inicios del “proceso de transición a la democracia, frustrado y perdido en el “ensayo a la equatorguineana”, implantado por Obiang Nguema, era que hubiera grandes empresas españolas en Guinea Ecuatorial, que pudieran evitar las veleidades del dictador… Deseo y esperanza tan rápidamente frustrados como el mismo proceso de democratización.

Nada más legítimo y deseable para el pueblo de Guinea Ecuatorial, que contar con empresas españolas capaces de  asentar bases de una infraestructura comercial, de negocios y de desarrollo de nuestro país. “España tiene a Guinea Ecuatorial en su bolsillo. Lo que hace ahí, es lo que hacen los demás países”, aseguraba un alto funcionario del Ministerio alemán de Exteriores, a la hora de proponer a España (1989) que llevara el tema de Guinea Ecuatorial al Parlamento Europeo y conseguir el acuerdo de todos los demás países de la Unión.

“ASUNTOS INTERNOS DE OTROS PAISES…”  UNA ORDEN DE QUITA Y PÓN
Pero España tiene, como otros países extranjeros, el  cómodo “deber” de respetar la vieja y trasnochada  y “retomada” orden europea de “NO INJERENCIA EN LOS ASUNTOS INTERNOS DE OTROS PAISES”; Lema nacido básicamente de las  relaciones EU- ACP (África, Caribe y Pacífico). Orden que en los finales de los años 80 recibió un  breve paréntesis cuando la misma UE, ante el desprecio de los derechos humanos que tanto los propios países ACP como los europeos ejercían, proclamaron que: “Las relaciones económicas y comerciales con los países de ACP, debían condicionarse al previo cumplimiento de las obligaciones de estos países (África, Caribe y Pacífico) respecto a las libertades, derechos humanos y democracia…”  

Prácticamente, a partir de los años noventa, y coincidiendo con la rotunda negativa  del régimen de Obiang Nguema, entre ellos, a que se condicionaran las relaciones económicas al cumplimiento de los derechos humanos y las libertades, en los países ACP, la Unión Europea, retiró y dejó de exigir la orden. Los intereses económicos de la UE volvieron a imponerse, por la vía del dinero puro, duro y corrupto.

¡“LA DEMOCRACIA NO ES PARA ÁFRICA”!
En el caso concreto de Guinea Ecuatorial, es evidente que, se trata de un país donde su presidente, Obiang Nguema  Mbasogo, afirma, asegura y practica la teoría de que las libertades y los derechos humanos (no digamos, la “¡democracia!”) son “IDEAS IMPORTADAS”; dando, así, fuerza y convicción a la despectiva y humillante frase, muy europea,  de: “¡¡¡La democracia no es para África!!!”

A partir de esta convicción, los expertos, listos, avezados, avispados pescadores a río revuelto, europeos y de otros rincones del mundo, hacen de África (naturalmente, de la pequeña y muy rica Guinea Ecuatorial…) su gran agosto económico.

bono-obiang-aristegui-y-duran-i-lleidaTodavía el “agosto económico” dejaría de ser una simple pocilga, si existiera una mínima presencia o “control” oficial de gobiernos y organismos extranjeros de altura internacional. Todavía cabría esperar algún control por parte de los dirigentes de los “países-pocilga”, si se tratara de africanos de categoría, peso y dignidad -ya que no humana- al menos intelectual.

La situación no puede ser más desoladora y desesperante para los países africanos, víctimas; que ven, apostados en la orilla, muertos de hambre, de ansiedad y pobreza, como se revuelcan y se ensucian unos y otros (régimen y avispados) en la pocilga de la corrupción, arrebujados bajo el mugriento manto de la MATERIA RESERVADA.

Como gran signo de los tiempos, cabe mirar  y esperar la rara y extraña CATARSIS GLOBAL que sacude a algunos países europeos, con respecto a la corrupción; “Catarsis Global” que  parece cumplir el dicho del “EVANGELIO”: “Nada quedará oculto…”

Parece, a juzgar por el papel de la Justicia,  que los persigue, y a los  medios de comunicación, encargados de trasladar sus pesquisas al público, que ni siquiera los que huyen de la catarsis en sus países y se refugian a la sombra de la MATERIA RESERVADA de Obiang Nguema, en Guinea Ecuatorial, se salvan de la Justicia y de la prensa libre…

Fuente: El Confidencial de Guinea Ecuatorial.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826