España, 09-12-2016

El CETA en la recta final

stop-ttip-cetaInternacional
espacioseuropeos (30/9/2016)
Ha comenzado la recta final de la aprobación del CETA! El viernes pasado en Bratislava los ministros de economía acordaron remitir la aprobación del acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Canadá a la cumbre de la Unión Europea que se celebrará en octubre.

Nuestra protesta les ha abierto finalmente los ojos frente a los riesgos inherentes al tratado. Pero siguen creyendo que pueden arreglarlo todo con una declaración de dudoso valor legal del último minuto. Si nuestros gobiernos ceden a los grupos de presión, les corresponderá a los Miembros del Parlamento Europeo defender el bien común europeo.

Por eso debemos aumentar la presión y decirles a nuestras/os europarlamentarias/os que no se dejen engañar por promesas de cambios cosméticos carentes de valor y que voten No al CETA.

El reto es grande, pero no imposible. Con la herramienta “CETA CHECK” miles de ciudadanas y ciudadanos europeos han contactado ya con sus representantes en el Parlamento Europeo. Juntos conseguimos que los legisladores y la opinión pública conocieran los riesgos y amenazas del CETA. Hasta ahora hemos recibido más de 1200 respuestas de europarlamentarias/os que representan a la mayoría de países de todas las tendencias políticas. Podemos usar muchas de esas declaraciones para señalar porqué el Parlamento debe oponerse al CETA.

Además, estamos preparando la próxima fase del CETA CHECK, que posibilitará a todos los ciudadanas y ciudadanos europeos presionar a sus miembros en el Parlamento Europeo directamente, preguntándoles si van a votar contra el CETA. Pero para que tengamos éxito, necesitamos algo más que una buena herramienta y nuestro entusiasmo: necesitamos hacer mucho ruido, y que la campaña tenga un impacto grande.

El equipo Stop TTIP solicita ayuda en esta lucha, apoyando la fase final del CETA CHECK con una donación.

El CETA es igual de arriesgado y peligroso que el TTIP. Permite a inversores extranjeros -incluyendo las 41.000 empresas estadounidenses registradas en Canadá- llevar delante de los Tribunales, a la Unión Europea o a sus Estados miembros, por proteger a sus ciudadanas/os. El CETA otorga a las corporaciones canadienses y europeas un acceso privilegiado para influenciar la legislación y las reglas de la Unión Europea. También puede usarse para debilitar la protección de los consumidores, del medio ambiente y de los derechos sociales.

Nuestra presión ha llevado a la detención momentánea de las negociaciones del TTIP. Ahora necesitamos unirnos para lograr lo mismo con el CETA. Este tratado está ya negociado y los líderes europeos parecen resueltos a aprobarlo pese a la resistencia de las/los ciudadanas/os que los eligieron.

Asegurémonos de que eso no pase. ¡Por favor dona y contribuye a que millones de ciudadanos europeos puedan decir a sus representantes en el Parlamento Europeo que queremos que voten contra el CETA!”, afirma el equipo Stop TTIP.

La votación en el Parlamento Europeo sobre el CETA será crucial. Aunque formalmente el acuerdo debe votarse en todos los Parlamentos nacionales, gran parte del mismo -no sabemos aún qué partes- va a entrar en vigor inmediatamente, aunque de forma provisional.

Pero no tuvieron en cuenta nuestra solidaridad y determinación. Y esos factores son los que pueden arrojar al CETA al precipicio.

El equipo Stop TTIP nos hace la siguiente petición: “Por favor apoya nuestra lucha con un donativo. ¡Asegurémonos de que este otoño serán los últimos días del CETA!”.

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826