España, 25-03-2017

Teodoro Obiang Nguema intenta sobornar al embajador francés en Malabo

Entrevista mantenida en Bata entre el Embajador de Francia en Malabo y el Presidente-Dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema (14 de febrero de 2017).

Guinea Ecuatorial
Espacios Europeos (13/3/2017)
El presidente, dictador, de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, según todas las informaciones, se ve frustrado al intentar ofrecer una importante cantidad de dinero, de soborno, al Embajador de la República Francesa en Malabo.

El objetivo de este intento de soborno, es -según indican las fuentes- frenar el juicio, y sobre todo, la sentencia que, en unos meses (a partir del 19 de junio) podría -casi con toda seguridad- caer sobre su hijo Teodorin, en el juicio -una y otra vez aplazado- en el Tribunal Correccional de París.

Un batallón de abogados franceses, guineanos y francoafricanos  vienen batallando -con los bolsillos ahítos de jugosos emolumentos- por retardar y alejar la posibilidad de que Teodorin sea condenado en París, por los delitos de “Bienes Mal Adquiridos” (Desviación de fondos públicos)  en lo que se ha especializado el hijo preferido de Obiang Nguema  y Constancia Mangue, y en quine tienen puestas todas las esperanzas de dar continuidad a la vida pública y desvergonzadamente delictiva que ejerce la familia Obiang-Mangue, en Guinea Ecuatorial.

Tras el último juicio celebrado en París con asistencia y seguimiento de una “incómoda, molesta, y vigilante “Parte Civil” guineana, representada por la oposición y asociaciones civiles, tras una nueva petición de aplazamiento (para mejor preparación de los abogados, acomodación a los tiempos  del acusado, Vicepresidente sin inmunidad diplomática y otras razones insostenibles) parece que Obiang Nguema Mbasogo sabe ya que el juicio no solo se reanudará el 19 de junio; sino que está abocado (casi indefectiblemente) a una seria condena… cuyos ecos ya sonaron en  los pasillos del Tribunal Correccional de París.

EL SOBORNO, COMO ÚLTIMO RECURSO
Obiang Nguema Mbasogo parece dejar muy claro que el asunto de Teodorin y su más que posible condena por el Tribunal Correccional de París, es su verdadero “Talón de Aquiles”. No es tanto por el deseo de  salvar y librar de la cárcel a su hijo, o para contar con él como heredero protector y continuador de su larga carrera delictiva familiar -que, también- muy especialmente porque la condena de Teodoro Nguema Obiang (leve hilo) acabaría llegando a Teodoro Obiang Nguema Obiang (gran ovillo). Lo cierto es que a Teodorín parece importante  muy poco el juicio de Francia. Tiene por norma no acudir a esos juicios, o celebrarlos por videoconferencia; en todo caso se zambulle en la bacanal orgiástica de Brasil para olvidarse de penas y “fruslerías”. Su padre, al fin y al cabo, es la clave de su desquiciada vida delictiva.

En la última sesión de este largo y requeté aplazado juicio, uno de los abogados guineanos de Teodorin, quiso  zanjar ese proceso judicial corrigiendo, con descalificaciones, a Abogados,  Jueces y Fiscales, diciendo que se trataba de una “causa política y no judicial”.

En efecto, Obiang Nguema Mbasogo, se ha dado cuenta de que ese de la justicia no era el  camino  acertado para salvar a su hijo, no ha dudado en pretender enseñar, en vano, a Francia cómo el poder ejecutivo equató incide en el poder judicial y se burla de él. Para ello, se sabe que  un largo cruce de delegaciones se ha movido entre Obiang  Nguema y el Gobierno francés, para implorar la acción del Ejecutivo francés y obligarlo a frenar  al Judicial galo.

Incansable ante lo absurdo, furtivo e ilegal, Obiang Nguema, quien como el rey Midas, todo lo que toca lo convierte en oro de Franco CFA, Naira, Dollar, o el Euro… ha echado mano del soborno, rama incisiva y sagaz de la CORRUPCION;  y al estilo de un experto  “venus”, ha citado, en más de tres ocasiones, dicen, al Embajador de la “grandeur française” para ofrecerle dinero, a cambio de librar a Teodorin del cáliz del juicio y condena del Tribunal Correccional de París.

La información que nos llega de Malabo; ese “queso agujereado de los secretos de Obiang Nguema”; y aseguran que el Embajador francés se ha negado -con todas las delicadezas y finuras diplomáticas del  mundo- a recibir el soborno de Obiang Nguema.

Obiang Nguema, aseguran, se muestra muy contrariado y desesperado, ante la negativa del Gobierno francés, a frenar a la justicia francesa; situación de contrariedad que no deja de reflejar  el desesperado dictador, a lo largo de la gira oficial y propagandístico-electoral, que está realizan por el país; donde denuncia, a grito limpio, que  los blancos quieren volver a colonizar Guinea Ecuatorial, y que OCCIDENTE  lo ha abandonado; por lo que  se ha echado en las manos de Corea del Norte.

¡¡AYUDAR  A OBIANG NGUEMA,  A  MARCHARSE  PACÍFICAMENTE!!
Cuando caminamos precipitadamente hacia el 50 aniversario de la independencia de Guinea Ecuatorial, después de solo dos presidentes; después de ver lo que ha sido Guinea Ecuatorial en estos 50 años, y estos últimos años, meses y días de Obiang Nguema; mientras él mismo, su familia y sus grandes apoyos exteriores  y entornos cercanos prefieren que todo acabe en un desastre, en un caos que afectará más a los inocentes o descontentos, la voz de la oposición guineana se eleva reclamando una “SALIDA INSTITUCIONAL, PACÍFICA” que tenga, por base incontrovertible,  PACTAR LA RETIRADA DE OBIANG NGUEMA, mediante una LEY DE TRANSICION de la dictadura a la democracia.

Como lo hemos señalado  y afirmado en otras ocasiones; y como lo acaba de reafirmar un prestigioso historiador español,  hay un país europeo con plena ascendencia sobre Guinea Ecuatorial, y “obligación histórica” para acompañar a Guinea Ecuatorial en esta encrucijada, entre la solución desesperada y desastrosa que -seguro-planea Obiang Nguema y su régimen, si se ven acorralados y sin salida…

Dicen los grandes conocedores de la intrahistoria de las relaciones entre España y Guinea Ecuatorial, que Francisco Franco Baamonde, al ser preguntado por sus Ministros, qué hacer con Macías Nguema, ante la feroz deriva anti-España que comenzaba a desarrollar; franco respondió: “Sobre Guinea, hay que esperar, esperar y esperar; y cuando ya no se pueda esperar más, esperar un poco más”.

Todo puede ser que, desde hace 50 años, se está en la fase indefinida, abierta “ad infinitum”  de no hacer nada; y esperar, esperar, esperar… y seguir esperando;  justo, porque ya no se puede esperar más.

Mientras tanto, el pueblo de Guinea Ecuatorial aguarda el momento en que se cumpla la gran profecía del inmenso Catequista, Maestro y Presidente de le Autonomía de Guinea Ecuatorial, Excmo. Sr. Don Bonifacio ONDO EDU: “¡¡El tercer presidente de la República de Guinea Ecuatorial, es el que vendrá a encauzar  y arreglar este país!!”

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de, Confidencial de Guinea Ecuatorial.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826