España, 24-06-2017

Los problemas que origina la central térmica de Carboneras (Almería) en la Mesa del Congreso de Diputados

Central Térmica de Carboneras, propiedad de Endesa.

España
Espacios Europeos
(30/4/2017)
La central térmica de Carboneras, en Almería, que a decir de Ecologistas en Acción, ha causado 111 muertes prematuras, sigue generando problemas de todo tipo. Es por ello que Equo Almería ha trasladado a sus representantes en el Congreso de los Diputados (Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea), la situación de la central de carbón Litoral de Almería, “central carboeléctrica ubicada en Carboneras, y los planes de Endesa que pretende instalar un nuevo sistema de baterías para almacenar la energía producida, obviando el trámite de la evaluación ambiental para que la modificación de las instalaciones no sea fiscalizada y, de este modo, seguir prolongando su rendimiento al mejorar sus capacidades”, según el comunicado de prensa de esa organización.

Los planes de Endesa, de instalación de un sistema de baterías para almacenar la energía producida, pueden suponer una ampliación encubierta para evadir la evaluación ambiental, afirma la misma fuente, que se pregunta ¿cómo afectará a la salud de las personas, y a la conservación de los ecosistemas del Parque Natural Cabo de Gata-Nijar?.

El grupo político aludido ha presentado una pregunta en la Mesa del Congreso de los Diputados dirigida al Gobierno solicitando respuesta escrita, petición de informes a la Administración General del Estado relativos al “proyecto de instalación del sistema de baterías  y la documentación aportada para el proceso de Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto; al objeto de cerciorarnos de que el Gobierno, como viene siendo su línea habitual, no pone los intereses de la empresa privada por delante del bien común de la ciudadanía almerienses y andaluza”.

La central de Carboneras, ubicada en las proximidades del Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar, fue calificada en 2014 por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), como la “tercera industria más contaminante del país; responsable, según un estudio del 2013 de (AEMA) con el aval de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias, de 177 fallecimientos prematuros, 116 casos de bronquitis crónica en adultos, 5.553 ataques de asma infantil, más de 61.000 días de trabajo perdidos y una contaminación valorada entre 730 y 2.294 mll €”.

“Se trata de cifras que ya asustan así en frío, pero que sobre todo hay que entender como una continua merma en la calidad de vida de las personas que viven en el entorno”, denuncia la  coportavoz de EQUO Almería, Emilia Cruz, que considera inadmisible que sabiendo “las consecuencias que tiene la producción de este tipo de energías, y teniendo en cuenta el potencial que en esta tierra tenemos para la producción de renovables, se siga invirtiendo en estas técnicas y no en un futuro sostenible para Andalucía”.

Por su parte, el también coportavoz de EQUO en Almería, Manolo Pérez Sola, señala que “por motivos económicos, climáticos y de salud, el carbón ya no tiene futuro. Además las ayudas al carbón terminan en 2018 y el Acuerdo de París especifica una línea clara hacia las renovables. Por todo ello, no se puede seguir invirtiendo en este tipo de plantas que ya tienen fecha de caducidad”.

Queda claro que se sigue apostando por un “modelo económico basado en energías sucias e industrias altamente contaminantes cuando deberíamos avanzar hacia una transición ecológica de la economía, verdadero nicho de creación empleos verdes y mejorar nuestra calidad de vida; y se espera que la empresa que sube la luz argumentando la falta de lluvia y esgrime un déficit tarifario que nunca se salda no sea respaldada en esta pretensión, y que la evaluación ambiental del proyecto sea exhaustiva y preventiva atendiendo al principio de precaución”, finaliza el comunicado de EQUO Almería .


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826