España, 22-05-2017

Merkel advierte a Reino Unido que primero será formalizar su salida de la UE y después negociar un acuerdo

Angela Merkel.

Europa
Espacios Europeos
(28/4/2017)
La canciller alemana, Angela Merkel, advierte al Reino Unido que no se hagan “ilusiones” sobre el brexit, pues  primero tendrán que formalizar su salida de la UE y después negociar un acuerdo. Durante una intervención en el Bundestag, la canciller alemana dijo que Londres tendrá que negociar su salido y “solo después la relación” con la Unión Europea. Estas manifestaciones las hizo Merkel antes de que comiencen las conversaciones en Bruselas sobre el brexit.

Merkel insistió en que primero será el divorcio y después ya se verá qué tipo de relación se tiene. En esa comparecencia, la canciller alemana se dirigió a los británicos para decirles que no se hagan “ilusiones” con el Brexit.

Este fin de semana Francia y Alemania tendrán ocasión como el resto de países- de exponer sus ideas acerca de la salida de los británicos de la UE. Los líderes europeos se reúnen este fin de semana en Bruselas para acordar las líneas maestras de la negociación.

El proceso oficial de la salida del Reino Unidos de la UE comenzó el pasado 29 de marzo tras los resultados de la consulta del gobierno británico sobre el brexit. Ahora, con la convocatoria anticipada de elecciones en el Reino Unido, es de esperar que se produzcan los primeros avances en la negociación que, sin duda, va a ser dura, pues tanto Francia como Alemania no están dispuestas a plegarse a los vaivenes británicos.

Alemania, Francia, Italia y España se preparan para afrontar esas negociaciones, partiendo de la unidad europea y haciendo un frente único para evitar que los eurófobos avancen. A pesar de que últimamente las relaciones entre Alemania y el Reino Unido no son excelentes, ni mucho menos –las relaciones comerciales se han enfriado- todos esperan que prospere el sentido común. No obstante, han surgido ciertas disensiones que pueden entorpecer esas negociaciones. Uno de esos problemas puede ser la amenaza de que la UE no comparta la información sobre terrorismo islámico, debido a que Londres es poco proclive a que así sea.

Otro problema puede ser el número de inmigrantes europeos afincados en el Reino Unido o, en el caso de España, el elevado número de ingleses que residen en nuestras costas, sobre todo jubilados.

Londres es un hueso duro de roer y lo vamos a apreciar en estas negociaciones. De Gibraltar se habla poco y eso es mala señal para España, sobre todo con un gobierno que dedica sus esfuerzos a silenciar los numerosos casos de corrupción que le asolan.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826