España, 17-11-2017

Los  territoritos ocupados del Sáhara Occidental, quedan excluido de todo tipo de financiación de la UE para proyectos marroquíes de energías renovables

Campamentos de refugiados del Sáhara Occidental.

Sáhara  Occidental
Espacios Europeos
(16/5/2017)
Poco a poco, con tenacidad, el pueblo saharaui va consiguiendo que sus peticiones sean escuchadas. Ahora ha sido la Comisión Europea, la que lo ha hecho, excluyendo los  territorios ocupados del Sáhara Occidental de cualquier financiación europea para “proyectos marroquíes de energía renovable en, y ha informado  a las empresas europeas y a los ciudadanos de la Unión sobre la situación legal de este territorio, cada vez que lo solicitan”, informa la Agencia Saharaui de Noticias (SPS).

La Jefe de la Diplomacia Europea (La  Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad), Federica Mogherini, respondió así, en nombre de la UE, al eurodiputado Miguel Viegas, que le preguntó sobre la explotación  ilegal de los recursos naturales del Sáhara Occidental: “En cuanto a los proyectos de energía renovable en el Sáhara Occidental, la UE no financiar este tipo de proyectos y, cuando es contactada por las empresas y los ciudadanos europeos, la UE  les informa sobre la situación jurídica del Sáhara occidental y en particular la explotación de sus recursos naturales”.

Mogherini subrayó en su respuesta que la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental “fue aclarada en una opinión legal de un Secretario General Adjunto de Asuntos Jurídicos de las Naciones Unidas (Hans Corell)”. En febrero de 2002 se informó que la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental debe ser a favor del pueblo saharaui y con su consentimiento.

Hace unos días, Federica Mogherini declaró que el estatuto del Sáhara Occidental sigue siendo el de un territorio no autónomo, tal como fue decidido en el año 1963, por el Comité de Descolonización de la ONU:

La respuesta que dio Mogherini a los eurodiputados que le preguntaron por la ocupación militar marroquí del Sáhara Occidental, fue la siguiente: “El Sáhara Occidental está en la lista de las Naciones Unidas de los territorios no autónomos”.

Asimismo, reiteró, el apoyo de la UE a los esfuerzos del Secretario General de la ONU, con el fin de lograr “una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que permita la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental conformes a los principios y objetivos de la Carta de la ONU”; añadiendo que “En el futuro, la Comisión tendrá debidamente en cuenta la sentencia del 21 de diciembre 2016, para cualquier proceso de negociación con Marruecos”.

La  declaración (sobre el intercambio de electricidad renovable) se llevará a cabo –según informa SPS“con la debida consideración del  estatuto separado y distinto reconocido al territorio del Sáhara Occidental bajo la ley internacional“, dijo Mogherini en su respuesta a  los eurodiputados Florent Marcellesi, Josep-Maria Terricabras y Jill Evans, “quienes exhortaron  excluir la energía producida en el Sahara occidental de estos intercambios”.

En relación con esta postura de la UE, hay que recordar que en el mes de abril de este año, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, afirmó que cualquier proceso de negociación con Marruecos, se tendrá en cuenta la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo de 21 de diciembre de 2016. En esa fecha, el Tribunal de Justicia Europeo dictaminó que, “de acuerdo con la Carta de la ONU, el Sáhara Occidental no es parte del territorio soberano de Marruecos y que todos los tratados, acuerdos de asociación y la liberalización entre la UE y Marruecos no son aplicables a Sáhara Occidental sin el consentimiento del pueblo del Sáhara Occidental”, nos recuerda SPS.

¿A qué se espera, entonces, para devolver a sus legítimos dueños, el pueblo saharaui, sus tierras?, nos preguntamos nosotros.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826