España, 17-11-2017

Ahmed Bujari, representante del Polisario ante la ONU: “No me gustaría ver fuera de nuestro futuro a la que fue la potencia que administró nuestro territorio durante años y que nos dejó unos fundamentos culturales e históricos”

De izquierda a derecha, Carmelo Ramírez, Consejero de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional; Antonio Morales, Presidente del Cabildo de Gran Canaria; Aminetu Haidar, activista saharaui por los Derechos Humanos, y el representante del Frente Polisario en la ONU, Ahmed Bujari.

Sáhara Occidental
Espacios Europeos (30/6/2017)
A pesar de la actitud que mantiene España desde hace décadas, el Frente Polisario confía en que el llamamiento que ha hecho el Consejo de Seguridad de la ONU a Marruecos y al pueblo saharaui para que vuelvan a negociar cuanto antes, permita “empezar a ver la salida del túnel”.

El diplomático saharaui ha hecho estas declaraciones tras visitar al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, acompañado por la activista Aminetu Haidar, con motivo de la conferencia que ambos ofrecen esta tarde en la sede de la corporación insular para denunciar las violaciones de los derechos humanos por parte de Marruecos en los territorios ocupados, informa la agencia de noticias EFE.

Bujari dijo: “No me gustaría ver fuera de nuestro futuro a la que fue la potencia que administró nuestro territorio durante años y que nos dejó unos fundamentos culturales e históricos”. Para Bujari, la tensión entre Marruecos y el Frente Polisario llegó a tal nivel el año pasado, que estuvo a punto de producirse un nuevo enfrentamiento militar, debido a la construcción de una carretera en Guerguerat, dentro de la zona de exclusión pactada en los años noventa en los acuerdos de alto el fuego, según la misma fuente.

Sin embargo, esa escalada de tensión también llevó al Consejo de Seguridad de la ONU y al actual secretario general, Antonio Guterres, a emplazar a las partes de “este histórico conflicto a sentarse cuanto antes” en una mesa de negociación, recordó.

“Nosotros estamos esperando a que se inicien esas negociaciones bajo los auspicios del secretario general (de la ONU) y acudiremos a ellas con espíritu de cooperación para llegar a una solución justa, duradera y pacífica. Y, sinceramente, no vemos otra que la celebración de un referéndum de autodeterminación”, afirmó categórico.

Ahmed Bujari ha reconocido que lo que ocurra en el futuro va a depender, en buena parte, de la presión “de la comunidad internacional”, pero también de que “si hay voluntad política”, se pueda estar cerca de “salir del túnel”. Es por ello que ha emplazado directamente a Francia y a España a influir para que Marruecos negocie y acepte celebrar el referéndum en los términos que en su momento estableció Naciones Unidas, recoge EFE.

Respecto a la posición que mantenga España en el futuro, dijo: “Esperamos que salga de esa hibernación y juegue el rol que debería jugar desde el principio, que es el de facilitar una descolonización correcta del Sahara Occidental, permitiendo que el pueblo saharaui pueda elegir su destino a través de la vía pacífica”, y puso como ejemplo el papel que desempeñó Portugal en la descolonización de Timor Oriental “cuando su antigua colonia en el Índico fue invadida por Indonesia”.

Bujari acusó a Marruecos de aprovechar la situación actual para seguir “esquilmando” los recursos de los territorios ocupados, t violar los Derechos Humanos, reprimiendo a la población civil, además de “expulsa a cualquier observador internacional y tolera que la zona se convierta en franja de paso para el tráfico de hachís y cocaína”.

Por su parte, Aminatu Haidar expresó su confianza en que el Gobierno de España les escuche y “ayude a que se haga justicia en el Sahara Occidental”, porque la actitud que mantiene desde hace años le convierte en “responsable del sufrimiento” del pueblo saharaui. Asimismo, acusó a marruecos de mantener encarcelados a 64 “presos políticos saharauis”, y que los juicios a los que son sometidos no son “independientes” y que no se permite a la población de los territorios ocupados ejercer “los mínimos derechos fundamentales, como el de manifestarse o el de entrevistarse con la prensa”.

Por otro lado, informamos que en los campamentos de Tinduf persiste la escasez de alimentos y, últimamente, de agua, lo que unido a las altas temperaturas -45 grados centígrados- está causando graves problemas entre los más de 70.000 refugiados.

En los últimos años, debido a los conflictos bélicos provocados en Irak, Libia y Siria, los medios de comunicación y ONGs han alertado de la tremenda crisis humanitaria que se ha creado y, como consecuencia, decenas de miles de refugiados que buscan refugio, preferentemente, en Europa, pero casi siempre se olvidan de los saharauis, una población que tuvo, incluso, la nacionalidad española.

¡Una auténtica vergüenza para nuestra clase política!

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826