España, 19-11-2017

Laurence Le Vert, jueza francesa: “No sé por qué tiene que venir un sudafricano o una japonesa que no sé de dónde la habían sacado»

La ex magistrada, Laurence Le Vert.

España
Espacios Europeos (8/7/2017)
Como casi todos los años, los llamados “cursos de veranos” de las universidades españolas nos ofrecen temas interesantes. Uno de ellos, por ejemplo, ha sido el seminario titulado, ‘De Hipercor a Ermua. ´El terrorismo de ETA y sus víctimas’, dentro de los Cursos de Verano organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander. Laurence Le Vert  -azote de ETA en Francia, fue ponente en este seminario- se refirió a la entrega de armas de ETA, afirmando que ese armamento es “material robado” y por ello debe “forzosamente” ser devuelto o directamente incautado por las autoridades.

El director del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, realizó la presentación de la jueza Le Vert, “azote de ETA” –según dijo- durante décadas  en Francia, santuario de la organización terrorista, donde  sus miembros eran considerados “refugiados” políticos, situación que se mantuvo hasta mediados de la década de los 80.

Respecto a los “mediadores” en el desarme de ETA, a los que la jueza Le Vert calificó como “artesanos de la paz”,  dijo: “No sé qué tiene que venir un sudafricano o una japonesa que no sé de dónde la habían sacado», convencida de que ha sido la presión policial y judicial la que ha precipitado el final de la banda terrorista.

Para la jueza francesa, “ha sido la presión policial y judicial, la falta de logística y la situación de los presos han contribuido a precipitar el fin de la banda”, y ha mostrado su convencimiento de que la banda terrorista no devolvió todas sus armas el pasado 8 de abril, en un acto escenificado en Bayona.

Para ella, “Las armas se están devolviendo muy poco a poco, con cuentagotas. No estoy convencida de que sea una devolución masiva”, y recordó que el punto de inflexión que aceleró la presión contra ETA en Francia fue el asesinato de dos guardias civiles en la localidad francesa de Capbreton en el año 2007: “Fue un terrible error de estrategia de ETA. Estaban desarmados y Mikel Karrera Sarobe mató por odio. Eso marcó a las fuerzas policiales en España”, dijo Le Vert.

El pasado año, la Fundación Víctimas del Terrorismo (FTV), que preside Mari Mar Blanco, otorgó  el Premio Derechos Humanos Adolfo Suárez 2016  a la jueza Le Vert, a la que ETA tuvo en el punto de mira, pero que no llegó a ejecutar.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826