España, 24-05-2018

Los JUBILADOS: Movimiento social imparable

Jubilados ante la Puerta del Sol en Madrid.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (2/5/2018)
En Sociología, un Movimiento Social es una corriente de pensamiento y acción que promueve un grupo de individuos con la finalidad de conseguir unos objetivos. Ese objetivo puede ser, por ejemplo, tratar de cambiar algo, el desarrollo y la difusión de una idea, una causa o doctrina. Los Movimientos Sociales suelen ser llevados a la práctica por grupos informales, sin jerarquía ni estructura que sustente su organización. Normalmente un movimiento social surge de forma espontánea en respuesta a una situación opresora o injusta.

Un ejemplo de movimiento social es el del campamento de  Gdeim Izik en el Sáhara Occidental (año 2010), en concreto en El Aaiún, el inicio de la Primavera Árabe, aunque se ha dado más bombo al de Túnez o Egipto. Los dos últimos han sido fagocitados por el mismo sistema que pretendían derribar, el del pueblo saharaui persiste y está en auge.

Otro ejemplo, éste más cercano, lo tenemos en España con la protesta de los jubilados en defensa del Sistema Público de Pensiones. Aunque han tardado en movilizarse, ese movimiento crece de día en día. “Viejo, SÍ; tonto No”, como recoge la imagen de portada, refleja su filosofía.

El pasado 22 de febrero y el 17 de marzo, los jubilados se manifestaron por toda España en defensa de unas pensiones dignas. En Bilbao ese movimiento ha logrado movilizaciones importantes; después, o a la vez, en toda España.

De sopetón, los medios de comunicación dedicaron sus portadas a los “yayoflautas”; los sindicatos mayoritarios (subvencionados por el Estado) se asustaron al percatarse de que los jubilados se habían percatado de que les tenían marginados, olvidados en el arcón de los recuerdos reivindicativos.

Los partidos políticos (todos), que hasta ahora no encontraban forma (eso decían) de dedicar más recursos a las pensiones si no había más cotizantes, de repente empezaron a vislumbrar tímidas, aunque vergonzosas soluciones. Que si un impuesto a la banca, que si las subidas deberían ser de acuerdo al IPC, etc., etc.  Pero poco más.

Se acercaba la fecha para conseguir apoyos a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, y el PNV arrancaba una subida de las pensiones vinculada al IPC a cambio de apoyar a Rajoy. ¡Milagro, de repente había algo de dinero para los jubilados!

Pero los jubilados no son tontos, y tienen otras propuestas. Más serias, justas y sensatas.

La Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, entidad que aglutina a la mayoría de asociaciones y colectivos de pensionistas y jubilados, creada para defender los “derechos históricos más sensibles y necesarios para las familias trabajadoras”, lucha por la derogación de las dos reformas laborales llevadas a cabo, una de ellas en 2011 por Zapatero (PSOE) y la otra, por Rajoy (PP) en 2013, en beneficio de la Banca y aseguradoras.

Los jubilados acusan a los gobiernos españoles y a los partidos políticos representados en el Congreso de los Diputados, de hacer mal uso del Fondo de Reserva (hucha de las pensiones).

Para entender lo que exige este movimiento, recojo algunas de sus peticiones: una pensión mínima de 1.080 € mensuales que garantice con dignidad la vida en relación a criterios de la Carta Social Europea; revalorización automática de las pensiones en relación al IPC real; recuperación económica de lo perdido desde 2011; homologación de las Prestaciones a niveles europeos; reducción hasta la desaparición de la Brecha de Género en las pensiones; pleno e inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia; eliminar todo tipo de copago; restablecer los derechos sanitarios; restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años; garantizar la estabilidad de las pensiones a través de los Presupuestos Generales del Estado.

¿Es mucho pedir? Sinceramente, creo que no.

Y una vez más, hay que repetir que no nos hablen políticos, sindicalistas, leguleyos y banqueros, del “factor de sostenibilidad” para garantizar nuestros derechos constitucionales adquiridos. Ni que nos remitan al Pacto de Toledo, que como ya dije en otra ocasión, casi nadie ha elido.

El Banco de España dijo que no se podrán subir las pensiones más del 0,25% en los próximos 50 años. ¿Qué dirá ahora tras el acuerdo PNV-PP?

Si quieren escuchar las verdades del barqueo sobre las pensiones, les ruego entren en Youtube (Tertulia Espacios Europeos),  y escuchen a Vitoria Portas, Portavoz Estatal de la Coordinadora de Pensionistas en Defensa del Sistema Público de Pensiones, Fernando de la Prida, José León Sanz, Leopoldo Pelayo, representantes de algunos de los colectivos que participan en esta lucha.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826