España, 21-01-2018

España

A pesar del silencio de gran parte de los medios de comunicación, si hubo manifestaciones en apoyo de la III República

A. G . (21/4/2008)

La realidad, aunque se intente, nunca se puede ocultar. Y así ha sucedido con las manifestaciones que han tenido lugar en toda España a favor de la III República. Ni es bueno ni malo, ha ocurrido. Es un hecho y hay que comentarlo.

Miles de personas se manifestaron el pasado sábado en toda España en apoyo de que se instaure la III República. En muchas de estas manifestaciones, el lema fue “quien quiera rey que lo pague”.

Madrid, Valencia y Oviedo fueron las ciudades donde la participación fue mayor. Todas las manifestaciones tuvieron como motivo conmemorar la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, así como pedir una III República que supere el actual marco constitucional.

Bajo una intensa lluvia, la manifestación convocada en Madrid por entidades políticas de signo comunista y otras organizaciones de izquierda, discurrió por la calle de Alcalá, desde la plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol, bajo el eslogan “Por la III República. No a la Constitución monárquica del 78”.

En la Comunidad valenciana, unas mil personas se manifestaron, convocados por la Coordinadora del País Valencià per la República (CPVR). En este caso, el lema fue, “La democracia sí importa. Volem la república” (Queremos la República). Los concentrados partieron desde la plaza de San Agustín  hasta la  del Patriarca.

Por otro lado, en numerosos pueblos de toda España, se pudo asistir a conferencias, coloquios y debates sobre la República.



En España se mueven a sus anchas casi 200 grupos mafiosos que “gestionan” 700 millones de euros al año

espacioseuropeos.com (20/4/2008)

Durante el año 2006, las Fuerzas de Seguridad del Estado identificaron alrededor de 200 bandas mafiosas, cuya actividad principal es el crimen organizado. Esos grupos mafiosos  movieron alrededor de 700 millones de euros, entre actividades como el tráfico de armas,  drogas, robos a gran escala, prostitución y lavado de dinero negro.

El perfil de estas bandas es organización muy jerarquizada, con estructura casi militar,  violenta, cuyos miemos suelen ser extranjeros, generalmente de la Europa del Este y de países Ibero Americanos, como Colombia, Perú y Chile.

Pero, tras una larga permanencia en España, suelen incorporar a sus organizaciones a españoles, que adquieren estatus muy definidos en estas mafias.

Uno de los objetivos de estas bandas es conseguir buenas relaciones con miembros de todas las instituciones, a fin de conseguir impunidad ante la Ley.

De hecho, Interpol considera a España como un paraíso donde anidan muchas de las más importantes mafias internacionales. Para este organismo, de las 4.000 redes mafiosas que “trabajan” en Europa, casi todas ellas tienen algún tipo de conexión con nuestro país.

Uno de los motivos de este incremento de grupos mafiosos asentados en España, es que la Península Ibérica es la entrada de todo tipo de drogas en Europa. Pero, curiosamente, Portugal no aparece tan “filtrado” por las mafias como lo está siendo España.

Andalucía (Costa Blanca), Galicia, Madrid y Barcelona son las zonas donde estas bandas se han instalado con más facilidad, aunque también es donde la policía logra mayores éxitos.



Carmen Chacón, ministra de Defensa en “segunda vuelta”

Aquilino Tejedo (20/4/2008)

El nombramiento de Carmen Chacón como ministra de Defensa ha provocado los comentarios más diversos; pero la sorpresa producida incluye elementos apenas conocidos fuera de  altos círculos políticos.

En ocasiones anteriores, el cargo de ministro de Defensa se había sometido previamente al Rey y se había comunicado, después; pero, con anterioridad a hacerse público, también se informaba al líder de la oposición.

Esta vez el nombre que fue a La Zarzuela, en principio, fue el de Elena Salgado. Dicho nombre le llegó asimismo a Mariano Rajoy aunque no se lo trasmitieran desde La Moncloa.

En definitiva, por arte de birlibirloque, la nombrada fue Carmen Chacón, del Partido Socialista de Cataluña, mientras Elena Salgado seguía con la cartera de Administraciones Públicas.



Marbella se manifiesta en contra de la excarcelación de Roca

espacioseuropeos.com (18/4/2008)
Las tres federaciones de vecinos de la localidad de Marbella (Málaga) se concentraron ayer por la tarde en el Paseo de La Alameda, en contra de la excarcelación de Miguel Roca, uno de los “cerebros” de la corrupción urbanística. La manifestación transcurrió sin incidentes bao el lema “Marbella indignada: justicia ya”.

A este acto se sumaron los tres partidos políticos con representación municipal: PP, PSOE  e IU. Durante el acto han intervenido los presidentes de las Asociaciones de Vecinos Barrios de Marbella, Federación de Asociaciones de Vecinos de San Pedro Alcántara y Nueva Andalucía y la de Marbella y San Pedro.

Los concentrados consideran que Juan Antonio  Roca debería haber permanecido en la cárcel al menos los cuatro años, como permite la legislación vigente, o “hasta la celebración del juicio”, a la vez que tienen la impresión de que se están riendo del pueblo de Marbella: “parece ser que la justicia no quiere saber nada de la gente que nos ha dejado en la ruina”, manifestó el presidente de una de estas asociaciones.

El malestar de los vecinos es notable, nadie entiende la postura del juez de la “Operación Malaya” al haber desestimado los recursos de reforma interpuestos por la Fiscalía Anticorrupción, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Marbella, para terminar dejar en libertad a Roca.

La postura del juez, dejando en libertada a Juan Antonio Roca, la escasa atención que prestan los partidos políticos a los innumerables casos de corrupción (¿Alguien ha oído hablar de corrupción en los debates entre Zapatero y Rajoy, durante la campaña electoral?), la exclusión del sumario de las conversaciones entre Monserrat Corulla, la “testaferro” de Roca y Alberto Ruiz-Gallardón, sin excluir las presiones para que eficientes investigadores policiales se vieran obligados a abandonar el caso, nos muestran un panorama que se parece cada vez más al “Chicago de los años 30”



Del guiño en La Zarzuela a la metedura de pata en el Congreso de los Diputados.

Aquilino Tejedo (15/4/2008)

Las transgresiones y errores marcan la moda también en los pequeños detalles.

En el acto de promesa -que ya no jura- de los miembros del nuevo Gobierno, en La Zarzuela, las cámaras sorprendieron un guiño de complicidad del Presidente Zapatero al nuevo ministro Miguel Sebastián. No parece que tal gesto se atenga al protocolo debido, pero debe ser la nueva pedagogía zapateril.

Luego, sorprendía ver al rey Juan Carlos dando unos cachetitos afectuosos a la vez que estrechaba la mano, al nuevo titular de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ex alcalde de L’Hospitalet de Llobregat. Daba la impresión de una particular familiaridad en el trato.

En cuanto a errores, el último día de las sesiones de investidura, una cronista de TV informó en directo de la llegada de Zapatero, acompañado “de sus esposa Sonsoles Ónega” (sic), confundiendo el apellido de Sonsoles Espinosa. Sonsoles Ónega, hija del periodista Fernando Ónega, es una joven colega que trabaja en un canal televisivo. Cabe suponer que estará siendo objeto de diversas bromas. Los errores y deslices de toda laya, suman y siguen.



Ministra Chacón. Desprecio pacifista

GEES (15/4/2008)

La ex ministra de Vivienda y meteórica política del PSC es ya a estas horas ministra de Defensa, sin que se conozca familiaridad alguna en su currículum con el mundo de la seguridad y la defensa. Constituye esta la primera característica de la nueva persona encargada de pilotar el Ministerio; la falta de preparación. Bien es cierto que no es la primera persona que se hace cargo de la cartera de Defensa sin estar preparada para ello, y tampoco será la última, pero es necesario resaltar esta primera característica: nadie conoce qué meritos profesionales ha hecho la ya ministra para ocupar la cartera de Defensa y no cualquier otra.

Esta falta de preparación a veces se suple con tenacidad, voluntad e interés. ¿Es el caso? Por lo visto hasta ahora, Chacón ha destacado precisamente por lo contrario. En primer lugar, la ministra ha paseado por tierras catalanas un antiespañolismo poco disimulado (“Yo soy la candidata del PSC y no del PSOE. En primera persona representare los intereses de Cataluña y de los catalanes. El objetivo es conseguir más autogobierno para Cataluña.” TVE, diciembre 2007). Ha hecho despegar al PSC agitando el fantasma de “que viene España”, hasta el punto de haberse llevado un buen puñado de votos del partido de Puigcercós y Carod Rovira. Después del “prefiero que me maten a matar” de Bono ya casi nos acostumbramos a todo, pero creemos que es justo que militares y no militares sepan qué piensa Chacón acerca de la nación española, patria única e indivisible por la que ellos han jurado dar la vida. Incluso que piensa de sus predecesores.

En segundo lugar, las credenciales de Chacón en relación al modelo de Fuerzas Armadas son igual de peregrinas. Tanto Bono como Alonso se dedicaron con ahínco a desmilitarizar las Fuerzas Armadas, eso sí, con cierto disimulo el segundo y sacando pecho con aire marcial el primero. Pero ahora Zapatero no disimula. El trágala a los militares es ya descarado: el proceso de conversión de las Fuerzas Armadas en una ONG de uniforme se acelera con la llegada de la pacifista Chacón: “Se puede cambiar la guerra contra otro ser humano por la guerra contra el cáncer y la pobreza”, (elpais.com, marzo de 2004). Todos debemos estar ya sobre aviso.

En tercer lugar, el Ministerio de Defensa exige dedicación absoluta, tanto temporal como de atención prioritaria; ¿va a conciliar la vida laboral y personal dirigiendo el Ministerio de Defensa? Es decir, ¿puede un ministerio como el de Defensa ponerse en manos de quien probablemente cogerá la baja dentro de pocos meses? El desprecio hacia nuestros militares se hace patente, y sólo valorándose poco a sí mismo se puede obviar: ¿sería concebible nombrar para el Ministerio de Economía o Interior a alguien que en pocos meses estará de baja? Cualquiera -y ZP no es una excepción- sabe que la sustitución de un ministro no es fácil, y conlleva problemas importantes para el funcionamiento de la institución. El de Defensa, por sus peculiares objetivos, es especialmente delicado, pues nuestros militares se están jugando hoy la vida.

Zapatero ha nombrado para dirigir el Ministerio de Defensa a una persona que no cree en una nación española única e indivisible; a una persona que no parece creer en el papel del ejército como instrumento para defender los intereses de los españoles. A una persona que si quiere ser consecuente con su Gobierno no va a poder dedicar al ministerio el tiempo que éste exige. En el fondo, el desprecio es notable, propio de quien se cree con la autoridad moral para infringírselo a los demás y forzarles a realizar cambios que hace bien poco serían impensables. Y esto, en la legislatura del consenso…

N. de la R.

Este artículo se publica gracias a la gentileza del GEES (Grupo de Estudios Estratégicos).



La Generalitat de Cataluña concede permisos de fin de semana a tres “drag queens” y una “gogó” condenados a 12 años por violar a un joven

espacioseuropeos.com (15/4/2008)

Los cuatro  condenados, tres “drag queens” y una “gogó”, llevan tan solo cinco meses en prisión y ya han obtenido del Departamento de Justicia de la Generalitat el régimen abierto restringido, a pesar de haber sido condenados a doce años de prisión por violar a un joven de 18 años en 2001.

La Sección Sexta de la Audiencia de Barcelona condenó a los cuatro implicados a doce años, además de indemnizar a la víctima con 12.000 euros, al considerar probado que, mediante engaños, el joven fue llevado a un cuarto de baño de una discoteca de Montornés del Vallès en Barcelona, donde “le colocaron unas esposas, le bajaron los pantalones y los calzoncillos y le sujetaron los pies mientras le realizaban una felación entre todos”. El Tribunal Supremo confirmó las condenas impuestas por la Audiencia de Barcelona.

Con esta decisión, los condenados podrán salir de la cárcel todos los fines de semana. En la actualidad se encuentran en las prisiones barcelonesas de Wad-Ras, Can Brians 2 (en Sesrovires) y  Quatre Camins (Roca del Vallès), desde el pasado mes de noviembre.

El Departamento de Justicia de la Generalitat ha manifestado que la decisión de clasificarlos en “tercer grado”, con régimen abierto, se ha tomado teniendo en cuenta “el tiempo transcurrido desde la comisión del delito y el hecho de que los tres implicados han estado en situación de libertad provisional”, además de tener en cuenta que no tienen antecedentes penales, “el bajo riesgo de reincidencia, la existencia de un entorno sociofamiliar estable y la disposición de los tres a seguir un tratamiento de conductas sexuales”.

Los condenados, de los cuales sólo se conocen sus iniciales, son José María P.P, Gemma A.S., José Luis G.R., y Germán C.M.

Sin duda alguna, determinado lobby funciona con poder y eficacia.



Los nuevos ministros del Gobierno de Zapatero prometen ante el Rey con la ausencia de la bandera de España

espacioseuropeos.com (15/4/2008)

El nuevo Gobierno de España ha entrado en funciones tras jurar su cargo ante el Rey. Los nuevos ocho ministros que entran en el Ejecutivo de Zapatero, o que cambian de ministerio, tomaron ayer posesión de sus nuevas carteras, bajo la fórmula de “prometo” ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela con la ausencia, por primera vez, de la bandera de España.

No vamos a entrar ahora ni aquí en el origen de la bandera de España ni en lo que representa; es la que es, guste o no guste a todos; pero nos parece lamentable que en un acto como el de ayer no estuviera presente un símbolo que debe servir para unir a los españoles, a las distintas “sensibilidades” que conforman esta nación.

No vamos a entrar tampoco en nombres, ni en el pasado de cada uno de los nominados, pero estos nombramientos nos suenan a más liberalismo  radical, a más sumisión al Imperio (Estados Unidos), a más “guerra preventiva”, a menos igualdad, pese a cierto ministerio, a menos democracia, a más unidad de criterios con Marruecos y Guinea Ecuatorial. En definitiva, es lo que han querido los españoles el 9 de marzo.



Alberto Saiz, hombre de José Bono, puede ser cesado como Director del CNI

España
espacioseuropeos.com  (11/4/2008),alberto-saiz-director-del-cni
Alberto Saiz, director del  Centro Nacional de Inteligencia (CNI) puede ser cesado en pocos días tras el nombramiento del nuevo gabinete de José Luís Rodríguez Zapatero. La labor de Alberto Saiz al frente del servicio de “inteligencia” español ha sido muy cuestionada últimamente, especialmente por  las informaciones elaboradas sobre el terrorismo etarra, así como por alguna supuesta filtración a los medios de comunicación.

El malestar existente entre Alfredo Pérez Rubalcaba y el director del CNI es más que evidente. El ministro de Interior se ha quejado, al parecer, en más de una ocasión al Presidente del Gobierno sobre determinados



Batalla en el PP. Ser o no ser

PP PSOEEspaña
GEES (11/4/2008)
Las elecciones generales marcan un antes y un después en la historia del Partido Popular. Rajoy perdió, pero logró un excelente resultado, que tiene un mérito innegable dadas las difíciles condiciones en las que tuvo que realizar su trabajo. Cuando a las pocas horas de conocerse los resultados algunos medios vinculados al centro-derecha pidieron su dimisión, nosotros defendimos su continuidad. No había razones para que abandonara, pero sí para que dirigiera muy personalmente la urgente renovación de la dirección del partido.

Parte de la autoridad ganada a pulso durante los últimos cuatro años Rajoy la ha dilapidado en unos pocos días. No administró bien los tiempos. Tardó demasiado en convocar a los órganos responsables y realizar los primeros nombramientos. Un retraso que contrastaba con la precisión con la que comenzó la nueva legislatura Rodríguez Zapatero. Él podía considerar que así reforzaba su autoridad o, quizás, que no había ninguna prisa. A lo peor, ganaba tiempo porque no sabía cómo reorganizar su equipo. En cualquier caso se equivocó.

Mayor error fue su discurso ante la Junta Directiva Nacional del Partido. Presentó una valoración de las elecciones en la que lo único que quedaba claro es que no era consciente de las graves insuficiencias manifestadas durante los cuatro años de oposición y, más en concreto, durante la campaña electoral. El clamor sobre la incapacidad a la hora de comunicarse con la sociedad o las críticas sobre la falta de convicción en la defensa de determinadas posiciones no parecen haber calado en su conciencia. Por el contrario, optó por transformarse en maestro de escuela y llamar al orden a algunos jefes regionales por no haber hecho los deberes. Rajoy parecía hablar de unas elecciones autonómicas, cuando lo que habíamos vivido eran unas generales trasformadas en referéndum sobre la política y la figura de Rodríguez Zapatero.

Los allí presentes quedaron estupefactos ante lo que estaban oyendo, lo que explica, que no justifica, el contraste entre lo que dijeron dentro y fuera de la sala. El Partido Popular tiene un largo camino que recorrer para convertirse, de una vez por todas, en una organización democrática. Los tiempos de Aznar, años fundacionales, han quedado atrás. Ahora toca asumir la riqueza de la diversidad y la necesidad del debate, aprender a canalizar las tensiones para incardinarse, de verdad, en el tejido social.

El tercer error consecutivo ha sido el nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz popular en el Congreso de los Diputados. España tiene una larga tradición liberal-parlamentaria. Los cargos de representación, sobre todo cuando se está en oposición, corresponden a los notables, a las figuras que tienen un reconocido prestigio entre sus compañeros de filas, por gozar de autoridad y tener a sus espaldas una experiencia parlamentaria suficiente. Sáenz de Santamaría es una mujer inteligente, preparada y trabajadora, pero carece de autoridad y de experiencia. Sin embargo, eso no es lo peor. El gesto denota una preocupante debilidad de Rajoy. Está diseñando un equipo formado “por los suyos”, no “por los mejores”. No sólo quiere controlar su partido durante la legislatura, es que no se fía de los jefes de fila.

No parece necesario insistir en la idea de que José María Aznar no estaba dispuesto a ceder un ápice de poder, pero eso no le llevó al error de nombrar para esos cargos a personas de su estricta confianza. Álvarez Cascos o Rato, secretario general y portavoz, eran dos animales políticos en la plena acepción de los términos y, sobre todo, dos personalidades respetadas, reconocidas y temidas por sus compañeros. Para Aznar nunca fue un problema que tuvieran un perfil político muy definido, a la vez que una fuerte personalidad. Un partido es una suma de energías y para dirigirlo hay que saber mandar.

En unos pocos días el previsto Congreso ha pasado de ser una formalidad a convertirse en todo un reto. Rajoy ha logrado unir a todos sus cuadros en torno a dos ideas: que él ha perdido el norte y que no están en condiciones de plantearse un cambio en la Presidencia. Su liderazgo se basa en estos momentos no tanto en el respeto como en el miedo al vacío de unos jefes regionales sin experiencia en estos negocios. Crecieron bajo el férreo liderazgo de Aznar y no han tenido necesidad de resolver situaciones semejantes. Las claras y directas palabras pronunciadas por Esperanza Aguirre en el Foro de ABC les han asustado tanto como convencido de la necesidad de realizar cambios.

El debate está sobre la mesa y el partido parece haberse dividido, como ya hemos comentado en anteriores ocasiones desde estas mismas páginas, en un bloque más pragmático y relativista frente a otro comprometido a trabajar desde las ideas y los valores. Los primeros, demasiado proclives a asumir los análisis de PRISA, se sienten más “centristas”, un término político maravilloso que denota dos características: la renuncia a ser algo y la incomodidad de ser clasificado como conservador o liberal. “Centrista” está mejor visto en la Cadena SER y, piensan ellos, les puede abrir la puerta a bolsas de votantes hasta ahora inaccesibles.

Sin embargo, en política tan importante es sumar como restar. En unas elecciones, tan relevante como captar nuevos votantes es no perder a los tradicionales. No está garantizado que los más de diez millones de votantes que introdujeron la papeleta del PP en las urnas vuelvan a hacerlo. Los partidos son instrumentos que los ciudadanos utilizamos para canalizar nuestras preocupaciones en la esfera de lo público. Muchos de esos más de diez millones exigimos un claro compromiso con ciertos valores y no estamos dispuestos a tolerar inseguridades o renuncias. Debería preocupar a la dirección del Partido Popular el que muchos ciudadanos que les han votado hace apenas unas semanas se hayan sentido más y mejor representados por las palabras de Rosa Díez que por las del propio Rajoy en temas tan centrales como la unidad de España. No deben olvidar que los problemas que más preocupan a sus votantes no son de derechas o de izquierdas, sino de valores que están muy por encima de las clásicas divisiones partidistas.

El Congreso será el colofón de la “renovación” de Rajoy. Será un éxito o un fracaso. Le consagrará como líder o dejará abierto quién será el próximo candidato a presidente del Gobierno. Pero lo que nos importa a los españoles que hemos depositado nuestra confianza en el Partido Popular es que la renovación suponga un claro compromiso con el ideario liberal-conservador adaptado a la agenda política actual. Para relativismos nos quedamos con la versión original.

N. de la R.

Este artículo se publica gracias a la gentileza del GEES (Grupo de Estudios Estratégicos).




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826