España, 16-01-2017

Mi Columna

El arte de la torpeza

Pablo Iglesias conversa con Mariano Rajoy.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (30/12/2016)
Una vez, andaba yo por Galicia, y me topé con un empresario, de los serios, de los que –al menos que yo sepa- no participaba en las muchas corruptelas habidas en las tierras de Breogán –ni más ni menos que en el resto de España-, ni recibía subvenciones político-institucionales al socaire de la amistad, afinidad política o, simplemente, mordidas al uso. Don Manuel gobernaba por entonces en aquellos lares.



Ni censuramos ni cortamos; al contrario, somos la tierra donde crecen las buenas hierbas

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (24/12/2016)
Estaba terminando una de mis Columnas, en esta ocasión sobre el despilfarro de la dote, herencia o préstamo que millones de ciudadanos han entregado a Podemos, cuando hete aquí que me encuentro con una cierta polémica que ha generado la carta de un lector a este modesto periódico digital, llamado Espacios Europeos.

Ayer un lector nos envió un correo electrónico en el que decía tener la “impresión” de que habíamos censurado a Norberto Pico cuando expresaba su opinión sobre lo que acontece y la posible relación en el “conflicto de Siria, los atentados de Berlín y el asesinato del diplomático ruso destinado en Turquía”, y que un servidor “no le dejó terminar lo que estaba diciendo sobre Siria, que repito es una pena”.

El mismo lector nos preguntaba sobre la sección o apartado de Comentarios (donde los lectores vierten sus opiniones), y se preguntaba ¿dónde está?; pues amigo, la quitamos porque nos daba



La muerte de Rita Barberá y la incredulidad de los “inmovilistas mentales”

Rita Barberá en una de sus últimas imágenes.

Rita Barberá en una de sus últimas imágenes.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (28/11/2016)
El pasado día 23 de este mes, antes de comenzar la grabación de la Tertulia Espacios Europeos, comenté fuera de micrófono, con el resto de compañeros de ese programa, lo extraña que parecía la muerte de la senadora Rita Barberá en un momento en el que sus declaraciones, o un simple enfado ante la prensa, podían alterar el estatus y la buena imagen de más de uno. Alguno de los compañeros que comparte micrófono conmigo, calló; otro puso un gesto de extrañeza; y otro, al que yo llamaría “inmovilista mental” –hombre de cabeza amueblada como se suele decir-, emitió una risita sardónica, como pretendiendo desacreditar las dudas que expuse.

El inmovilismo mental, viene de la escasa formación filosófica que tenemos. La filosofía germina en los cerebros que se preguntan, ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo? ¿por qué?, etc. El síndrome del inmovilismo, la vagancia mental, no se ha estudiado lo suficiente. Se suele dar en individuos de sesgo miedoso, amarrados y amamantados al sistema imperante, sea cual fuere. Con mentes que no indagan lo que acontece a su alrededor, sea el asunto social o físico, no se hubiera descubierto la rueda ni cómo se movían el Sol y la Luna, por ejemplo. Por supuesto, Cristóbal Colón, que no padecía ese síndrome, se fue en busca de otro mundo, y descubrió



Disputa entre Cospedal y Sáenz de Santamaría por el control del CNI

Eugenio Pordomingo

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (8/11/2016)
La remodelación en el equipo de gobierno llevada a cabo por Mariano Rajoy no ha calmado las aguas en el Partido Popular. Las diversas tribus andan a la gresca –aunque silenciosamente- para intentar copar más poder. El nombramiento de María Dolores de Cospedal como Ministra de Defensa ha causado, primero sorpresa, pues casi nadie pensaba que le fuera asignada tal responsabilidad; y en segundo lugar, porque continúa manteniendo el control del partido desde la secretaria general. Es más, todo parece presagiar, que seguirá al mando de la maquinaria de Génova 13 tras el próximo congreso nacional que se celebrará en febrero del año que viene.

Dirigentes del PP ven como una “falta de respeto” –pero no dicen a quién- que Cospedal compagine cargos tras el congreso del partido, pero todo presagia que así será. Pero los ´sorayos’ (partidarios de Soraya Sáenz de Santamaría, o sea adversarios



Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (IV)

Juan Carlos I de España.

Juan Carlos I de España.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (1/11/2016)
Tras la última entrega de estos “sucesos extraños”, en la que comentaba el óbito acaecido el 29 de marzo del año 1956. Aquel fatídico día –sobre todo para el afectado-, murió Alfonso de Borbón, hermano del rey de España, Juan Carlos I, ambos hijos de Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona. Alfonsito, como así se le conocía, falleció a consecuencia de un disparo en la cabeza, mientras los dos hermanos jugaban con una pistola. Eso al menos es lo que figura en el comunicado de prensa hecho por la embajada española en Portugal.

El único que sabe lo que realmente pasó fue Juan Carlos I. Nunca hubo una investigación, ni tan siquiera de trámite. Juan Carlos tenía 18 años, y 15 su hermano Alfonsito.



El Comité Federal apoya las políticas de Rajoy y Pedro Sánchez se prepara para que la “militancia recupere y reconstruya su PSOE”

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (23/10/2016)
Como era de esperar, el “susanato”, con el apoyo –o dirigido por Felipe González con la ayuda y colaboración del Grupo PRISA–  ha obtenido su victoria, aunque ésta haya sido pírrica. Una operación en la que han participado una buena parte de las instituciones españolas, así como algunas de la UE, sin descartar, por supuesto, a grupos financieros y  mediáticos.

Días de intenso y laborioso trabajo, sin que la militancia socialista fuese consultada, aderezados con importantes dosis de oscurantismo, han finalizado con un SÍ, aunque escuálido, a la investidura de Mariano Rajoy, porque en este caso abstenerse es decir sí. La sesión extraordinaria del Comité Federal del PSOE celebrada esta mañana, en la que han participado 237 miembros, ha dado como resultado que 139 de ellos apostaran por la “abstención”, mientras que 96 lo hicieron en contra. Dos de ellos no han querido con



Algo se mueve en la UE: se le retiran los privilegios al expresidente Durao Barroso

Durao Barroso, Tony Blair, George W. Bush y José María Aznar.

Durao Barroso, Tony Blair, George W. Bush y José María Aznar.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (13/9/2016)
A José Manuel Durao Barroso, el hombre del que casi nunca se menciona que salió en la fotografía de las Azores, el expresidente de la Comisión Europea durante diez años, y otrora Primer Ministro de Portugal, le han sido retirado los privilegios que como ex de la UE tiene. Este hombre, de origen político maoísta; militó en el MRPP portugués, de donde fue expulsado debido al robo de un camión de muebles de la Facultad de Derecho durante los días de la Revolución de los Claveles. Corría el año 1974, la dictadura había sido obligada a dejar el poder, y Barroso se apresuró a afiliarse al  Partido Social Demócrata (PSD) portugués, alcanzando su liderazgo tras duros años de brega. Que sepamos, a día de hoy, ni ha dimitido ni le han retirando el carné de afiliado.



Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (III)

Juan Carlos y su hermano Alfonso

Juan Carlos y su hermano Alfonso

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (31/8/2016)
Como imagino que habrán leído las dos anteriores columnas, vamos a adentrarnos en las entretelas del trabajo de los sicarios en España, que aunque no tienen virgen que les ampare -como si dicen tener sus homólogos colombianos-, aquí ha sido un trabajo muy bien remunerado, sobre todo si el patrón que encarga el trabajito lo hace por “razones de Estado” y en nombre de tal.

Comenté algunos de los extraños óbitos, acaecidos en España, por ejemplo las cinco muertes de personas relacionadas estrechamente con el ´caso Gürtel`, la del fiscal jefe de Lugo, Juan José Begué, que llevaba sobre sus espaldas recientes casos de corrupción



Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (II)

Sandra Mozarowski

Sandra Mozarowski

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (28/7/2016)
Me imagino que habrán leído la primera parte de esta columna, que se publico hace días. Pero si no ha sido así, aquí la tienen para que sepan de qué va el asunto: Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (I).

En esa columna escarbaba yo sobre algunos óbitos nada claros. La muerte, ya lo dijo un  filósofo, es una incógnita, pero más cuándo se desconoce su causa, digo yo. Vamos, que hay fallecimientos que inducen a la sospecha.

Por entonces comenté el caso de  la muerte de Jo Cox, parlamentaria laborista, cuya vida fue segada por un mal nacido escasas jornadas antes de que los británicos votasen en el referéndum que les apartará de la UE, quieran o no quieran. Seguí con el extraño deceso del fiscal jefe de Lugo, Juan José Begué, que llevaba sobre sus espaldas casos de corrupción político-empresarial. No dejé en el saco del olvido, las cinco muertes –que se sepa- relacionadas con el ´caso Gürtel´, y algunos asuntillos más.

Me remonté al final de la dictadura y el inicio de la Transición. Y, lógico, me topé con el famoso, extraño, macabro e impune, asunto del ´Aceite de Redondela´. Recordemos que el tribunal que juzgó a los presuntos culpables lo presidió don Mariano Rajoy Sobredo,



Sucesos extraños; reflexiones de un mal pensado (I)

Eugenio Pordomingo

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (2/7/2016)
Hace varias semanas, me enviaron uno de esos cientos de archivos que, a través de Internet, nos llegan a diario. La curiosidad me picó y con cierto riesgo de que fuese un “virus informático”, lo abrí. ¡Coño!, me dije, si es Beatriz Talegón, la socialista que denunció el tren de vida que llevan los gerifaltes de la Internacional Socialista (incluidos los suyos, los españoles). Talegón aireó, en su momento, que la jerarquía internacional socialista se alojaba en hoteles de cinco estrellas y ahí engullían viandas, caldos y copas de elevada calidad gastronómica, mientras ejercían la “responsabilidad que tienen  en los problemas mundiales”.  Sobre otros quehaceres no dio detalles, pero nos los imaginamos. Esas declaraciones y otras muchas contra el PSOE, le costaron su salida del partido en el que ha militado más de una década. Parece que sigue deambulando en busca de nuevas siglas.



Un “desayuno americano”

Huevos fritosMi Columna
Eugenio Pordomingo (23/5/2016)
Tengo un amigo que me da mucho juego. Es una buena persona, metódico, amante de su familia, no roba, no mata, no suele hablar mal de las personas, no levanta la voz, ni gesticula en demasía. Eso sí, es un enfervorizado del sistema que nos impone el Imperio, aunque a fuer de lo evidente, se muestra ahora un poco crítico. Hasta ahora, mi amigo, ha votado a lo que llaman izquierdas, en concreto al PSOE, pero lleva un tiempo que –eso dice al menos- ese partido no le pone, o sea que no le motiva. En consecuencia, tiene serias dudas de a quién votar el 26 de junio, si es que lo hace, pues la duda metódica como a Descartes, le invade.



Tramas negras, dinero sucio, complicidades e incapacidad manifiesta

Eugenio Pordomingo

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo
(17/5/2016)
Los asuntos de Guinea Ecuatorial van despacio, lentos, sobre todo para los ciudadanos que malviven en el país. Opositores guineanos que se encuentran obligatoriamente fuera de su país, sobre todo los afincados en España, que son la mayoría, tienen la esperanza de que las potencias extranjeras –sobre todo USA- acaben con la dictadura de Teodoro Obiang Nguema, pero el tiempo pasa y no parece que eso vaya a ocurrir.

Los que piensan que el maná vendrá del otro lado del Atlántico, deberían recordar lo que dijo el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: “Es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Los medios de comunicación publican noticias escabrosas sobre la corrupción en Guinea Ecuatorial; se interponen demandas que, en algún caso, han finalizado con alguna penalización y en otros, con



José Manuel García-Margallo: “Nos hemos pasado cuatro pueblos en el tema de la austeridad”

Garcia-Margallo y RajoyMi Columna
Eugenio Pordomingo (11/5/2016)
José Manuel García-Margallo, Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Gobierno de España, lleva desde que hizo la Primera Comunión, quizás antes, mentido en los berenjenales bienpagos de la “cosa política”. Se las sabe tocas –me refiero a los asuntos políticos-, ha sido parlamentario europeo desde 1994 (nada menos que 22 años), vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios desde 1999; ligado a las Universidad de Deusto y a la Pontificia de Madrid, es un democristiano de pies a la cabeza.



¡Días aciagos…! y yo en La Navata

SiriaMi Columna
Eugenio Pordomingo
(1/5/2016)
Llevamos unos días, que válgame Dios –y eso por no remontarnos a tiempos pretéritos-, que en el fondo son una muestra de la lucha despiadada y desaforada por la acumulación de poder. Fruto de esa liza es que millones de personas deambulan por el mundo huyendo de la guerra, buscando cobijo en tierras lejanas. Muchos de esos desfavorecidos de la fortuna se dejan la vida en el intento, mientras




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826