España, 25-04-2018

¿No cree que 19 millones de niños pobres en Europa son demasiados niños pobres?

Alberto Montero Soler(13/4/2008)
Los datos son escalofriantes y la tendencia alarmante. En esta Europa del capital de la que forman parte la mayor parte de las economías desarrolladas del mundo; en esta Europa que se postula como paradigma de la generación de riqueza y bienestar para sus ciudadanos nos encontramos con que existen 78 millones de personas pobres, de las cuales 19 millones son niños. Y los datos serían aún peores si se incluyeran en ese recuento a los solicitantes de asilos e inmigrantes indocumentados.

Pero lo grave es que esto no es nada nuevo. Hace un par de años, UNICEF publicaba un informe sobre la pobreza infantil en los países desarrollados que ponía los vellos de punta. Allí nos enterábamos de que, durante la última década, la proporción de niños que vivían en situación de pobreza había aumentado en 17 de 24 países de la OCDE, esto es, en los 24 países del mundo más desarrollado. Da pánico pensar lo que ha ocurrido en el resto del mundo.

También nos enterábamos de que el porcentaje de niños que viven en situación de pobreza en Estados Unidos es de casi el 22%; en el Reino Unido, de más del 15%; en Japón, del 14,3%; en Alemania, del 10,2%; y en Francia del 7,5%. Esto es, cuatro de las cinco principales economías del mundo tienen tasas de pobreza infantil por encima del 10%.

Por la parte que nos toca, la situación no es como para sentirse orgullosos. En España, el 13,3% de los niños son pobres, con el agravante de que la misma va en aumento: durante  la década de los noventa, la pobreza infantil aumentó en nuestro país en un 2,7%.

Frente a los datos de esos países, incluido el nuestro, contrastan los de los países nórdicos, todos ellos con tasas inferiores al 5%: Suecia, el 4,2%; Noruega, el 3,4%; Dinamarca, el 2,4%; y Finlandia, el 2,8%.

Como cualquiera puede imaginarse, estos resultados no son producto de la casualidad. El informe de UNICEF también pone de manifiesto que cuanto mayor es el gasto público en prestaciones familiares y sociales, menores son las tasas de pobreza infantil.

Además, hay que tener en cuenta que uno de los principales determinantes de esa pobreza infantil es la falta de ingresos de los padres producto tanto del deterioro y la inestabilidad de los mercados laborales como de las reducciones en los salarios de los trabajadores de ingresos más bajos. Así, en 7 países de la OCDE el 10% de las familias peor pagadas vieron reducirse sus salarios durante la última década.

Ello implica que la pobreza infantil sólo podrá reducirse si los gobiernos instrumentan políticas activas -incluidas ayudas directas- para tratar de corregir las desigualdades que generan las fuerzas del mercado. Ese es el caso, nuevamente, de los países nórdicos en donde las actuaciones compensatorias del Estado reducen las “tasas de pobreza del mercado” en un 80% o más; mientras que, por su parte, aquellos países que presentan unos porcentajes de pobreza infantil más elevados, esto es, Estados Unidos y México, sólo consiguen reducir la “tasa de pobreza” del mercado en el 15 y el 10%, respectivamente.

Pero, además, de nada sirve que se produzcan aumentos en los gastos sociales si los mismos se asignan casi mayoritariamente al pago de pensiones de jubilación y a la financiación de la sanidad mientras se mantiene estancada la protección a la familia y a la infancia.

En este sentido, y como ya escribí (El raquítico Estado de Bienestar español: ¿Las familias españolas? Bien, gracias) hace algo más de un año, el caso de España es paradigmático: es el país de la Unión Europea que menos porcentaje de su PIB gasta en prestaciones familiares.

Mientras que la media europea se sitúa en el 2,2%, en España apenas alcanzó en 2007 el 0,52%. ¿Puede alguien luego asombrarse de que más del 13% de los niños de este país vivan en la pobreza?

Como puede apreciarse, el panorama es desolador. La pobreza, que nuestros gobernantes nunca han considerado una prioridad en sus programas y han gustado de describir, a lo sumo, como atolones aislados en un mar de opulencia generalizada, va extendiendo sus brazos y atrapando a quienes apenas tienen posibilidades de defenderse de ella.

Al tiempo, muchos de esos gobiernos se hallan embarcados en una carrera por ofrecer a sus electores crecientes reducciones en sus impuestos con lo cual las posibilidades de financiar mayores gastos sociales se ven consecuentemente mermadas en la misma proporción. Y todo ello se complementa, además, con la asunción generalizada de que cualquier intervención sobre los mercados -que no sean, al parecer, los monetarios- es ineficiente y que, por lo tanto, el Estado debe limitar su presencia en los mismos.

Si ese sigue siendo el rumbo en el que mantienen a la nave europea, ya veremos en unos años de cuántos niños pobres estamos hablando.

N. de la R.

Este artículo se publica gracias a la gentileza del autor, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga, y miembro de la Fundación CEPS, que también pueden ver en su bloq, La Otra Economía.



Manifiesto de UPyD en apoyo al pueblo saharaui, su dignidad y sus derechos

espacioseuropeos.com (12/4/2008)

Con este título, “Manifiesto en apoyo al pueblo saharaui, su dignidad y sus derechos”, la página web del partido político que lidera Rosa Díez,  UpyD, publica un breve artículo en que se adhiere a la manifestación convocada por la CEAS-Sahara Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara Occidental, de la que en espacioseuropeos.com nos hicimos eco (Concentración de apoyo al pueblo saharaui, con motivo de la toma de posesión del ministro de Asuntos Exteriores).

UPyD afirma que participaran en esa concentración “para reivindicar que esta legislatura dé comienzo a un nuevo periodo, en el que la presión ciudadana obligue al gobierno español a cambiar su postura respecto al conflicto del Sáhara Occidental”.

“Hace 32 años los españoles abandonamos a los saharauis permitiendo la ocupación de su territorio por parte de Marruecos. Durante este tiempo, Marruecos, presionado por la ONU, lleva prometiendo la celebración de un referéndum que nunca ha llegado a cumplir. Proponiendo ahora un plan de autonomía que resulta inaceptable, ya que el pueblo saharaui tiene derecho a decidir como quiere construir su futuro, expresando su decisión a través de un referéndum de autodeterminación”, continúa el manifiesto de UPyD.

La pasividad de España ante este conflicto ha sido evidente, indignante e injusta. Durante todo este tiempo, todos los gobiernos democráticos han dado la espalda al pueblo saharaui incluso después de falsas promesas. Debido a la mala gestión de España en este proceso hoy se ven abocados al ostracismo, a vivir a la espera en los campamentos de refugiados de Argelia, en uno de los territorios más inhóspitos del mundo.

Por todo esto exigimos al nuevo gobierno y al Ministro de Exteriores un cambio de postura en el conflicto saharaui. Le demandamos que presione en la Unión Europea para el cese de los acuerdos pesqueros con Marruecos en la plataforma continental del Sáhara Occidental, que deje de ser partícipe de la explotación ilegal de sus recursos y que apoye el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática por parte de Marruecos y la Comunidad Internacional.

España no puede mantenerse imparcial ante esta situación, nuestro estado es históricamente responsable y nosotros como españoles tenemos el deber de exigir a nuestro gobierno el cumplimiento de los derechos fundamentales, un gobierno que llegó al poder como abanderado de los derechos humanos no puede ignorar esta violación de normas básicas de derecho internacional ni de las libertades fundamentales.

Si España y Marruecos creían que con el paso del tiempo nos íbamos a olvidar de este pueblo y que iban a cesar nuestras protestas, se equivocaron.

Con el apoyo a esta concentración, UPyD pretende “exigir al gobierno que asuma nuestra deuda histórica con la sociedad saharaui, por la voluntad de paz, para evitar una guerra de la que seriamos responsables”.



Condenadas a muerte por lapidación en Irán. La violencia y la discriminación contra las mujeres continúa

Yolanda Alba (12/4/2008)

LOS JUECES IRANÍES CONTINÚAN imponiendo condenas de muerte regularmente, a pesar de las insistentes protestas local e internacional por parte de la ciudadanía, de activistas de derechos humanos, de los medios de comunicación y de la comunidad internacional.

A pesar de la moratoria que declaró sobre la lapidación en 2002 el ayatolá Shahroudi (jefe de la magistratura iraní), “El adulterio es el único delito en Irán que puede conllevar la pena de muerte por lapidación, pero todas las relaciones sexuales fuera del matrimonio son ilegales”, los jueces continúan imponiendo condenas de lapidación de modo particular y desproporcionado a las mujeres por el delito de adulterio. Y lo grave es que estas condenas a muerte por lapidación están siendo ejecutadas, cuando los jueces iraníes deberían respetar el Derecho Internacional en lugar de violar las obligaciones que ha asumido Irán en relación con los derechos humanos.

El adulterio es el único delito en Irán que puede conllevar la pena de muerte por lapidación, pero todas las relaciones sexuales fuera del matrimonio son ilegales. Además, no debería ser castigado por la vía penal, ya que se produce una violación del derecho a la intimidad.

La lapidación constituye, en cualquier caso, una violación de los derechos humanos fundamentales y la ONU condena su práctica por considerarla una forma prolongada de tortura.

EL (TRISTE) CASO DE LAS HERMANAS KABIRI

“Tras la ejecución de la pena, en lugar de ser liberadas, las Kabiri fueron reenviadas sin explicación alguna a prisión”. En uno de sus últimos ataques contra los derechos de las mujeres iraníes, los jueces de ese país han condenado a dos hermanas (Zohreh y Azar Kabiri) a morir lapidadas. En este momento, y después de las acusaciones de adulterio formuladas por el marido de una de ellas, están detenidas. Tras el primer juicio (celebrado sin presencia de un abogado defensor) el Tribunal General de Ferdis las declaró culpables condenándolas a 99 latigazos.

Tras la ejecución de la pena, en lugar de ser liberadas, las Kabiri fueron reenviadas sin explicación alguna a prisión, donde se las citó para un nuevo juicio en el Tribunal Penal de Teheran. En agosto fueron condenadas a muerte por lapidación, decisión autorizada por el Tribunal Supremo.

“Aunque pocos casos como éste salen a la luz, tristemente esta es la situación de la mayoría de las mujeres que viven bajo leyes musulmanas”. Este caso ha movilizado de nuevo a la oposición en el exilio, las redes de acción, las asociaciones internacionales de apoyo a mujeres (Equality Now, Forum de Mujeres Periodistas del Mediterráneo) y a otras organizaciones que promueven el desarrollo de la democracia para las mujeres en situación precaria de desigualdad en muchos de los países musulmanes.

Aunque pocos casos como éste salen a la luz, tristemente esta es la situación de la mayoría de las mujeres que viven bajo leyes musulmanas. El abogado de las hermanas, Jabar Solati, ha presentado un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo para exigir que la condena de lapidación sea revisada. Sostiene que es inconstitucional haber juzgado una segunda vez a las hermanas por un delito por el cual ya fueron condenadas y castigadas.

OTRA FORMA DE DISCRIMINACIÓN

Ciertamente, la muerte por lapidación viola el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR) ratificado por Irán. Éste prohíbe claramente la tortura y el trato y castigo crueles, inhumanos y degradantes. “Una de las consecuencias del fracaso del gobierno iraní por defender la igualdad de géneros es que las mujeres son acusadas de un modo desproporcionado por los delitos sexuales”. También limita la imposición de la pena de muerte únicamente en los delitos más graves.

Además el adulterio es un acto privado y no debería conllevar sanciones penales. El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha declarado que la protección frente a interferencias arbitrarias o ilegales que establece la ICCPR incluye la relación sexual consentida entre adultos dentro de la esfera privada. Según el Comité de derechos Humanos de la ONU, que vigila el cumplimiento del pacto por parte de los Estados partes, la lapidación resulta incompatible con las obligaciones del país persa.

Específicamente, una de las consecuencias del fracaso del gobierno iraní por defender y hacer cumplir la igualdad de géneros es que las mujeres son acusadas de un modo desproporcionado por los delitos sexuales. La condena por adulterio a las mujeres es una de las numerosas formas de discriminación contra las mujeres en Irán. Y esas leyes discriminatorias contra las mujeres que se consagran en los Códigos Civil y Penal de Irán desempeñan un papel fundamental en la perpetuación de la violencia contra las mujeres.

UNA DESIGUALDAD OFENSIVA

“El testimonio de una mujer vale la mitad del de un hombre, y además debe ser corroborado por el testimonio de un hombre”. Es obligatorio recordar hoy algunas alienaciones que padecen: para las niñas es posible casarse legalmente a los 13 años, ya que la ley establece que son adultas a los 8 años y 9 meses (esto implica que pueden ser castigadas con penas como flagelación, lapidación y horca por adulterio).

Para los hombres existen la poligamia y los matrimonios temporales en cambio, las mujeres pueden obtener el divorcio sólo con gran dificultad, y la posibilidad de que sea el padre o el abuelo paterno quien obtenga la custodia de los hijos mayores de 7 años es elemento disuasorio que obliga a muchas mujeres a continuar casadas aunque sufran malos tratos.

El testimonio de una mujer vale solamente la mitad del de un hombre en todos los casos civiles y penales, y además debe ser corroborado por el testimonio de un hombre para demostrar una violación, de acuerdo con la ley Hudood. Esto hace que sea extremadamente difícil procesar a alguien por delito de violación. Etcétera, etcétera, etcétera, etcétera…

N. de la R.

Yolanda Alba es periodista, escritora y editora. Es fundadora del “Forum Femmes Journalistes de la Méditerranée”.

Este artículo se publica gracias a la gentileza de Safe Democracy.



¡Obiang, tranquilo!, Moratinos sigue…

Abaha (12/4/2008)
Teníamos esperanzas, de algún cambio; pero no. Nuestras esperanzas se han visto frustradas. El presidente del gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, ha mantenido en el cargo a Miguel Ángel Moratinos. Aunque a decir verdad, fuese quien fuese el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, los asuntos relacionados con Guinea Ecuatorial seguirían igual. O sea, “materia reservada”, “apagón informativo”, apoyo descarado a Teodoro Obiang Nguema,  creación artificial en el laboratorio de La Moncloa-Ferraz de una oposición “asalariada” a cargo de los “fondos reservados”, y un largo etcétera, en el que entra la constitución de una macro fundación a cargo, en el período inicial, de los Presupuestos Generales del Estado español.

En ese continuismo de la política española para los asuntos guineanos no podía faltar el permanente acoso a la oposición -nos referimos a la verdadera oposición-, no a la que se presta a colaborar con el régimen dictatorial  de Guinea Ecuatorial. En España ese atosigamiento, ese aislamiento, lo lleva a cabo el gobierno de turno con la colaboración de todos los partidos políticos españoles (excepto UPyD, qué no sabemos que posición tendrá), unos por acción y otros por omisión.

Menos mal, que a pesar de tanta reunión entre sindicatos, asociaciones y -no podía faltar- San Egidio, brazo del Vaticano en asuntos de alta política internacional, la “estrategia” diseñada no acaba de ponerse en marcha. Entre otras cosas, porque el Gobierno español no ha podido conseguir retirar el asilo político a Severo Moto; y en  Guinea Ecuatorial, el dictador Obiang Nguema no logra domeñar a Unión Popular, a pesar de que haya decretado el “cese fulminante” de Faustino Ondó Ebang Nchama.

Obiang se ha visto obligado a tener que aplazar  las elecciones convocadas para el 4 de mayo. Ahora, es de esperar que pida árnica a Moratinos y acólitos para que le “saquen las castañas del fuego”.



Alberto Saiz, hombre de José Bono, puede ser cesado como Director del CNI

España
espacioseuropeos.com  (11/4/2008),alberto-saiz-director-del-cni
Alberto Saiz, director del  Centro Nacional de Inteligencia (CNI) puede ser cesado en pocos días tras el nombramiento del nuevo gabinete de José Luís Rodríguez Zapatero. La labor de Alberto Saiz al frente del servicio de “inteligencia” español ha sido muy cuestionada últimamente, especialmente por  las informaciones elaboradas sobre el terrorismo etarra, así como por alguna supuesta filtración a los medios de comunicación.

El malestar existente entre Alfredo Pérez Rubalcaba y el director del CNI es más que evidente. El ministro de Interior se ha quejado, al parecer, en más de una ocasión al Presidente del Gobierno sobre determinados



Un Comité judicial iraquí exige la liberación del periodista Bilal Hussein, encarcelado en Guantánamo

 espacioseuropeos.com (11/4/2008)

Un comité judicial iraquí ha exigido esta semana la liberación de Bilal Hussein, fotógrafo de la agencia de noticias Ssociated Press. Hussein se encuentra encarcelado desde hace más de dos años en la  prisión militar estadounidense de Guantánamo, sin que existan cargos en su contra.

Cuatro jueces iraquíes dictaminaron esta semana  que el fotógrafo Bilal Hussein está amparado por una ley de amnistía y debe ser liberado de forma inmediata. Sin embargo, hasta el momento, las Fuerzas Armadas estadounidenses no han respondido a la requisitoria.

Otro caso similar es el del periodista sudanés Al Jazeera Sami al-Haj, camarógrafo de la cadena de televisión árabe Al-Jazeera, que fue detenido por Estados Unidos en diciembre de 2001, que desde entonces se encuentra en Guantánamo sin cargo alguno.

Recordemos que el 13 de febrero de 2006, la asociación Reporteros Sin Fronteras (RSF), que dirige Robert Menard, pidió oficialmente la liberación de Sami al-Haj, tras hacerse público un informe de la ONU en el que se exige el cierre del campo de detención de Bahía de Guantánamo. Hasta entonces, RSF no había pedido su liberación, a pesar de las duras críticas a las que dio lugar el largo silencio de esta asociación.



En contra del trasvase Segre-Llobregat y por la anulación del Tajo-Guadiana

espacioseuropeos.com (11/4/2008)

Diversas organizaciones ecologistas, entre las que destacan Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena, han reclamado “coherencia en la planificación y la gestión hidrológica y en la protección de los ríos y acuíferos tal y como exige la Directiva Marco del Agua (DMA)”. Estas organizaciones consideran que  para evitar “la tentación de que el agua sea utilizada de forma partidista o se impulsen costosas infraestructuras en los momentos de crisis, se debería respetar escrupulosamente la unidad de gestión de la cuenca hidrográfica y así cumplir esta directiva”.

La eficiencia económica y sostenibilidad ambiental del uso del agua, junto con el cálculo y respeto a los caudales ecológicos, deberían establecerse como criterios básicos para consolidar los usos del agua o  asignar nuevos recursos. Por ejemplo, el trasvase del río Segre al Llobregat “está planteado para abastecer al área metropolitana de Barcelona. La Agencia Catalana del Agua (ACA) ha redactado este proyecto sin tener en cuenta la grave situación de sequía que afecta a la cabecera del Segre ni el caudal ecológico (estimado por la ACA apenas en 1,1 m3/s) adecuado para preservar este espacio protegido”.

Estos grupos ecologistas consideran en 4,5 m3/s el caudal ecológico promedio necesario para evitar los impactos ambientales, “pero actualmente apenas supera los 3 m3/s. Además, una de las consecuencias del Segre-Llobregat sería la disminución de la calidad del agua del embalse de Oliana en el Segre, situado tras la toma, que desde 2006 tiene la peor calidad ecológica de la cuenca del Ebro”.

La alternativa para llevar agua en barco desde la desaladora de Carboneras hasta Barcelona es un paradigma de la situación de incoherencia de la actual política de aguas agravada por la presión de las comunidades autónomas, según manifiestan en un comunicado Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena.

“Tremendamente grave” es que se esté trasvasando agua a Almería “desde el exhausto Tajo, y al mismo tiempo se esté planteando la venta del agua desalada a Barcelona”. No hay que  olvidar que “el Acueducto Tajo-Segura es la gran incoherencia de la insostenible  política hidrológica española, que mantiene en un alto estado de degradación a un gran río como es el Tajo que podría estar mucho mejor, ecológicamente, si no sufriera esa continua sangría”.

Los ejemplo de una política hídrica incoherente son varios, uno de ellos es el trasvase Tajo-Guadiana, que según estas organizaciones, “pretende llevar agua a una zona sobreexplotada por decenas de miles de pozos ilegales,  donde el 95% de los recursos los consume la agricultura de regadío”. El Plan Especial del Alto Guadiana pretende abordar el problema “con una inversión de 3.500 millones de euros hasta 2027. Sin embargo, Castilla-La Mancha sigue promoviendo el riego de cultivos tradicionalmente de secano (viña, olivo y almendro) y está ultimando un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Guadiana para la obtención  de más recursos hídricos, aún a costa de los sobreexplotados acuíferos 23 y 24 que tienen un déficit de más de 3.000 millones de metros cúbicos de agua”.

Por todo ello, las organizaciones ecologistas anteriormente mencionadas, consideran urgente la revisión “de las concesiones y la eliminación de los pozos y extracciones ilegales en todas las cuencas afectadas por la sequía”. En consecuencia, las alternativas que proponen “para el abastecimiento del área metropolitana de Barcelona”, están basadas en “continuar con la instalación de dispositivos domésticos de ahorro, la modernización de redes de distribución, persecución de ilegales, reutilización de agua y la compra de derechos de agua a otros usuarios como los regantes de las cuencas catalanas, y muy especialmente la redistribución de los recursos hídricos, destinando los de mayor calidad al abastecimiento urbano, de acuerdo con lo indicado en la Ley de Aguas”.

Asimismo, proponen sustituir el agua de calidad que actualmente se utiliza en el regadío de las cuencas internas de Cataluña (incluso a pocos kilómetros de Barcelona) “por agua residual depurada (procedente de las depuradoras de aguas residuales de Barcelona y su área metropolitana) y destinar la primera al abastecimiento urbano. Todas estas medidas, muchas de ellas ya contempladas en los planes de sequía, deberían generalizarse en los programas de medidas de los planes hidrológicos de Cuenca con la finalidad de proteger los recursos, evitar el impacto ambiental y prevenir el impacto de las sequías”.



Batalla en el PP. Ser o no ser

PP PSOEEspaña
GEES (11/4/2008)
Las elecciones generales marcan un antes y un después en la historia del Partido Popular. Rajoy perdió, pero logró un excelente resultado, que tiene un mérito innegable dadas las difíciles condiciones en las que tuvo que realizar su trabajo. Cuando a las pocas horas de conocerse los resultados algunos medios vinculados al centro-derecha pidieron su dimisión, nosotros defendimos su continuidad. No había razones para que abandonara, pero sí para que dirigiera muy personalmente la urgente renovación de la dirección del partido.

Parte de la autoridad ganada a pulso durante los últimos cuatro años Rajoy la ha dilapidado en unos pocos días. No administró bien los tiempos. Tardó demasiado en convocar a los órganos responsables y realizar los primeros nombramientos. Un retraso que contrastaba con la precisión con la que comenzó la nueva legislatura Rodríguez Zapatero. Él podía considerar que así reforzaba su autoridad o, quizás, que no había ninguna prisa. A lo peor, ganaba tiempo porque no sabía cómo reorganizar su equipo. En cualquier caso se equivocó.

Mayor error fue su discurso ante la Junta Directiva Nacional del Partido. Presentó una valoración de las elecciones en la que lo único que quedaba claro es que no era consciente de las graves insuficiencias manifestadas durante los cuatro años de oposición y, más en concreto, durante la campaña electoral. El clamor sobre la incapacidad a la hora de comunicarse con la sociedad o las críticas sobre la falta de convicción en la defensa de determinadas posiciones no parecen haber calado en su conciencia. Por el contrario, optó por transformarse en maestro de escuela y llamar al orden a algunos jefes regionales por no haber hecho los deberes. Rajoy parecía hablar de unas elecciones autonómicas, cuando lo que habíamos vivido eran unas generales trasformadas en referéndum sobre la política y la figura de Rodríguez Zapatero.

Los allí presentes quedaron estupefactos ante lo que estaban oyendo, lo que explica, que no justifica, el contraste entre lo que dijeron dentro y fuera de la sala. El Partido Popular tiene un largo camino que recorrer para convertirse, de una vez por todas, en una organización democrática. Los tiempos de Aznar, años fundacionales, han quedado atrás. Ahora toca asumir la riqueza de la diversidad y la necesidad del debate, aprender a canalizar las tensiones para incardinarse, de verdad, en el tejido social.

El tercer error consecutivo ha sido el nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz popular en el Congreso de los Diputados. España tiene una larga tradición liberal-parlamentaria. Los cargos de representación, sobre todo cuando se está en oposición, corresponden a los notables, a las figuras que tienen un reconocido prestigio entre sus compañeros de filas, por gozar de autoridad y tener a sus espaldas una experiencia parlamentaria suficiente. Sáenz de Santamaría es una mujer inteligente, preparada y trabajadora, pero carece de autoridad y de experiencia. Sin embargo, eso no es lo peor. El gesto denota una preocupante debilidad de Rajoy. Está diseñando un equipo formado “por los suyos”, no “por los mejores”. No sólo quiere controlar su partido durante la legislatura, es que no se fía de los jefes de fila.

No parece necesario insistir en la idea de que José María Aznar no estaba dispuesto a ceder un ápice de poder, pero eso no le llevó al error de nombrar para esos cargos a personas de su estricta confianza. Álvarez Cascos o Rato, secretario general y portavoz, eran dos animales políticos en la plena acepción de los términos y, sobre todo, dos personalidades respetadas, reconocidas y temidas por sus compañeros. Para Aznar nunca fue un problema que tuvieran un perfil político muy definido, a la vez que una fuerte personalidad. Un partido es una suma de energías y para dirigirlo hay que saber mandar.

En unos pocos días el previsto Congreso ha pasado de ser una formalidad a convertirse en todo un reto. Rajoy ha logrado unir a todos sus cuadros en torno a dos ideas: que él ha perdido el norte y que no están en condiciones de plantearse un cambio en la Presidencia. Su liderazgo se basa en estos momentos no tanto en el respeto como en el miedo al vacío de unos jefes regionales sin experiencia en estos negocios. Crecieron bajo el férreo liderazgo de Aznar y no han tenido necesidad de resolver situaciones semejantes. Las claras y directas palabras pronunciadas por Esperanza Aguirre en el Foro de ABC les han asustado tanto como convencido de la necesidad de realizar cambios.

El debate está sobre la mesa y el partido parece haberse dividido, como ya hemos comentado en anteriores ocasiones desde estas mismas páginas, en un bloque más pragmático y relativista frente a otro comprometido a trabajar desde las ideas y los valores. Los primeros, demasiado proclives a asumir los análisis de PRISA, se sienten más “centristas”, un término político maravilloso que denota dos características: la renuncia a ser algo y la incomodidad de ser clasificado como conservador o liberal. “Centrista” está mejor visto en la Cadena SER y, piensan ellos, les puede abrir la puerta a bolsas de votantes hasta ahora inaccesibles.

Sin embargo, en política tan importante es sumar como restar. En unas elecciones, tan relevante como captar nuevos votantes es no perder a los tradicionales. No está garantizado que los más de diez millones de votantes que introdujeron la papeleta del PP en las urnas vuelvan a hacerlo. Los partidos son instrumentos que los ciudadanos utilizamos para canalizar nuestras preocupaciones en la esfera de lo público. Muchos de esos más de diez millones exigimos un claro compromiso con ciertos valores y no estamos dispuestos a tolerar inseguridades o renuncias. Debería preocupar a la dirección del Partido Popular el que muchos ciudadanos que les han votado hace apenas unas semanas se hayan sentido más y mejor representados por las palabras de Rosa Díez que por las del propio Rajoy en temas tan centrales como la unidad de España. No deben olvidar que los problemas que más preocupan a sus votantes no son de derechas o de izquierdas, sino de valores que están muy por encima de las clásicas divisiones partidistas.

El Congreso será el colofón de la “renovación” de Rajoy. Será un éxito o un fracaso. Le consagrará como líder o dejará abierto quién será el próximo candidato a presidente del Gobierno. Pero lo que nos importa a los españoles que hemos depositado nuestra confianza en el Partido Popular es que la renovación suponga un claro compromiso con el ideario liberal-conservador adaptado a la agenda política actual. Para relativismos nos quedamos con la versión original.

N. de la R.

Este artículo se publica gracias a la gentileza del GEES (Grupo de Estudios Estratégicos).



Concentración de apoyo al pueblo saharaui, con motivo de la toma de posesión del ministro de Asuntos Exteriores

espacioseuropeos.com (11/4/2008)

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, ha convocado una concentración de apoyo al pueblo saharaui, con motivo de la toma de posesión del ministro de Asuntos Exteriores.

El martes, día 15 de abril, de 18.00 a 20.00 horas, tendrá lugar esta concentración frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, Plaza de la Provincia (Madrid), en la que se dará lectura a un manifiesto, en el que, entre otras cosas, exige al Gobierno de España, justicia para el pueblo saharaui, autodeterminación y respeto a los derechos humanos.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara pide, asimismo, que en “2008 año internacional por la defensa de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental”,  el Gobierno de Zapatero muestre más hechos y menos palabras vacías.



El Gobierno de la Generalitat de Cataluña debe pedir perdón por las atrocidades ocurridas en Cataluña durante la Guerra Civil

jordi-pujolEspaña
A. G. (10/4/2008)
Con una sequía amenazante, a principios de esta semana, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña,  Jordi Pujol, nos sorprendió con unas declaraciones acerca de las atrocidades cometidas en Cataluña durante la guerra civil y sobre la memoria histórica.

Según Jordi Pujol, el Gobierno catalán debe pedir perdón por las atrocidades ocurridas en Cataluña durante la Guerra Civil, porque “la República y la Generalitat perdieron el control de la calle”. Sorprendentemente, el ex jefazo de CiU, admitió que incluso él “debió haber pedido disculpas durante sus años de gobierno, ya que no lo hizo su antecesor y primer presidente de la Generalitat restaurada, Josep Tarradellas“. Nos llama la atención, sin embargo, que no aludiera a los presidentes que le sucedieron, Pasqual Maragall y José Montilla.





Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826