España, 24-04-2017

“¡Ay de la generación cuyos jueces merecen ser juzgados!” Fallece Rafael Pérez Escolar, ex consejero de Banesto

Mi Columna
Eugenio Pordomingo  
(24/9/2007)rafael-perez-escolar
Este fin de semana ha muerto Rafael Pérez Escolar, ex consejero de Banesto.  Pérez Escolar falleció en Madrid a la edad de 80 años. Tras una intervención quirúrgica, a consecuencia de un derrame cerebral, este fin de semana falleció mientras se encontraba hospitalizado en la Clínica Ruber Internacional.

Rafael Pérez Escolar era juez en excedencia, economista y había sido ex Consejero de Banesto. En estos últimos años ha mantenido más de una treintena de pleitos contra Emilio Botín, presidente del Banco Santander.



El salario de los Señores Diputados

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (24/9/2007)
Parece como si les importara un bledo el descrédito que, en general,  tiene la clase política; ni el momento en que lo hacen, de clara recesión económica. Pero, el caso es que sus Señorías, los diputados de nuestro querido Congreso de los Diputados, se han “autosubido el sueldo”. Además de esta subida, han aprovechado y, de nuevo, se han “autoimpuesto” una serie de “beneficios especiales” que, a nuestro parecer, son vergonzosos. Así de claro, vergonzosos.



¿Silenciando emisoras de radio?, al menos así parece

microfono1 España/Guinea Ecuatorial
Rafi de la Torre (21/9/2007)
En relación con la “incidental” imposibilidad de escuchar el contenido de la entrevista realizada a Eugenio Pordomingo, en la Cadena de Radio Libertad, dentro del programa de Carlos Trotta, “Los Circulares”, emitida en su segunda parte en el horario comprendido entre las 18´00 a las 19´00 horas de este miércoles, todo señala, que se puede tratar de una censura a dicho contenido.

Llevo un tiempo escuchando el programa de Trotta donde habitualmente intervenía Pordomingo, y nunca se había presentado esa incidencia



Desaparece de “programas en el recuerdo” la entrevista a Eugenio Pordomingo, que ayer emitió en directo Radio Cadena Libertad

España
espacioseuropeos.com (20/9/2007)
Ayer, tal y como anunciamos en, Radio Cadena Libertad  entrevistó en directo a Eugenio Pordomingo. La entrevista se realizó en el programa “Los Circulares”, que dirige Carlos Trotta, y trató sobre el expolio del que fue objeto en Guinea Ecuatorial la empresa C.P.T. (Compañía de Productos Tropicales S. A.).

Pero, curiosamente, el contenido de la misma ha desaparecido de la sección “Programas en el recuerdo”, donde Radio Cadena Libertad  almacena todos los programas que se han emitido.

Puestos en contacto con la emisora, nos informan que, probablemente, se ha debido a un “problema técnico”, y que tratarán de “resolverlo”.



Un confidente de la UCO (Guardia Civil) revela al diario “El Mundo” que le amenazaron para que no declarara acerca de lo que sabe del 11-M

espacioseuropeos.com (17/9/2007)11-m
El diario “El Mundo”  publica hoy una noticia relacionada con los atentados del 11-M, a través de la cual conocemos que un confidente de la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil), conocido con el nombre de Mario Gascón se vio obligado a huir de España después de haber recibido -según el diario- amenazas de muerte por parte de un miembro de esa unidad.

Las amenazas las efectuó -de acuerdo con la versión del tal Gascón– un capitán de esa unidad, identificado con el nombre de “Paco”. Pues bien, al parecer el capitán le amenazó: “Sacó su pistola, me la puso en el pecho y me dijo: tu eres maricón y lo que tienes que hacer es callarte”.



Hoy, a las 18 horas, “Radio Cadena Libertad” entrevistará a Eugenio Pordomingo

espacioseuropeos.com (19/9/2007)carlos-trotta
Hoy, miércoles, 19 de septiembre, a las18:00 horas, el director del programa “Los Circulares”, Carlos Trotta, entrevistará a Eugenio Pordomingo, acerca del expolio del que fue objeto la empresa “C.P.T. (Compañía de Productos Tropicales S.A.”). El eje de la entrevista será el expolio que sufrió esta empresa en la República de Guinea Ecuatorial entre los años 1997 y 1999.La empresa “CPT”, tuvo su sede en la ex colonia española, en Bata, aunque sus socios son españoles. La actividad de esta sociedad se inició en el año 1997 y, lamentablemente, terminó en 1999.

La entrevista será transmitida en directo en Radio Cadena Libertad, dentro del programa “Los Circulares”, en FM, 107.0. También se puede escuchar en internet (www.radiolibertad.com).



España sigue produciendo masivamente “bombas de racimo”

espacioseuropeos.com (19/9/2007)
La organización Greenpeace  ha denunciado, a través de un “ciclo de sensibilización”, denominado “La vida bajo las bombas” que el 98% de las víctimas causadas por las llamadas “bombas de racimo”  son civiles.

El director ejecutivo de Greenpeace, Juan López de Uralde, ha recordado que España es “uno de los países que posee y produce este tipo de artefactos”. De hecho, dos empresas privadas españolas dedican gran parte de su producción al diseño y  la construcción de este armamento. Las empresas son Istalaza, con sede en Zaragoza y Explosivos Alaveses en Burgos.

A través de una “torre de zapatos sueltos”, Greenpeace, ha querido simbolizar las mutilaciones que causan las minas antipersona y las bombas de racimo. Con esta campaña de sensibilización, esta organización quiere denunciar el peligro de este armamento, y al mismo tiempo pedir al Gobierno español que prohíba su uso.

Un peligro de este tipo de bombas es que el 30%, aproximadamente, no explotan al caer al suelo. Por ejemplo, en el último conflicto en El Líbano, según Greempeace, quedaron más de “un millón de submuniciones sin explotar, lo que demuestra que estas bombas modernas no existen”.

Una “bomba de racimo” es del tamaño de una lata de refresco. La bomba madre, por así decirlo lleva en su interior varias decenas o cientos de estas “bombas de racimo”, que  durante su trayectoria,  las expulsa.  En teoría, deberían estallar al chocan contra el suelo, pero, como decimos, un 30% de ellas no lo hacen. Quedan esparcidas por el suelo y son un auténtico peligro mientras no se las desactive.

Lo curioso de este proceso, es que mientras España es una importante productora de estas “bombas de racimo”, militares españoles expertos en desactivación se dedican, por ejemplo, en El Líbano a eliminar sus efectos.

Debido a su enorme peligrosidad, es por lo que Greempeace se ha dirigido al Gobierno español a fin de que abandone su producción. Pero, la respuesta del Ejecutivo ha sido que estas armas tienen un “uso militar” exclusivamente.



Declaraciones de Alan Greenspan, ex director de la Reserva Federal: “La guerra de Irak fue principalmente por el petróleo”

alab-greenspanespacioseroepos.com  (18/9/2007)
Alan , ex director de la Reserva Federal, ha admitido recientemente que la invasión y guerra en Irak fue debida al petróleo. En un libro autobiográfico, titulado “La era de la turbulencia: Aventuras en un mundo nuevo” (The Age of Turbulence: Adventures in a New World”), Greenspan ha escrito: “Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todos saben: la guerra de Irak es principalmente por el petróleo”.

En esta biografía, también critica duramente las políticas económicas del Presidente Bush. Desde 1987 hasta el año 2006, Greenspan dirigió la Reserva Federal de Estados Unidos.

George W. Bush, se ha mostrado sorprendido por el contenido de este libro. En la biografía,  de 500 páginas, su autor acusa a la Administración y al Congreso estadounidense, controlado por los republicanos, de abandonar los principios de su partido.

Unas “memorias” que, aunque pudieran ser matizadas con posterioridad, le están causando serios problemas, tanto a Bush como al Congreso.



Biblioteca y Hemeroteca Nacional: entre Don Marcelino y Doña Rosa

José Manuel González Torga (25/8/2007)
Hay una legión de españoles que, en los últimos tiempos, han sido prejubilados en torno a los 50 años. En cambio Rosa Regás, que presume de pelirroja y de republicana, fue nombrada, pasados los 70 años, en 2004, directora general de la Biblioteca Nacional (nacional de España).

Era como una excepción a destiempo, ya que no solo carecía de antecedentes ad hoc, sino que, en 2001, había obtenido el Premio Planeta de Novela que alcanzaba entonces la nada despreciable cifra de cien millones de pesetas a la mayor gloria de tan conspicua representante de la gauche divina.

Con tales premisas, la labor de Rosa Regás al frente de la Biblioteca Nacional ensarta un despropósito tras otro.

Lo más sorprendente son sus manifestaciones asegurando que hace meses que no lee la Prensa y que “afortunadamente cada vez se venden menos periódicos”.

Desde el deseo, atribuido a Carrero Blanco, de que los periódicos se deberían dispensar en las farmacias y con receta, los más ancianos del lugar no recuerdan otra boutade tan semejante. Con el agravante de que la antigua Hemeroteca Nacional es -por decisión del último Gobierno de Felipe González– un departamento de la Biblioteca Nacional.

Algo después, el 16 de enero de 1998, este mismo periodista que hoy escribe, firmaba un artículo en “Abc”, titulado “Sin Hemeroteca Nacional”. La realidad es que nunca hemos estado tan sin Hemeroteca Nacional, como ahora, con el sustitutivo de aquel organismo, deglutida por una Biblioteca Nacional, en manos de alguien que ni aprecia ni lee nuestros periódicos.

A la disyuntiva entre un país sin periódicos o sin Gobierno  cabría parangonar, en caricatura, la alternativa entre un país sin periódicos o sin Rosa Regás. Por críticos que seamos con la Prensa, y debemos serlo, todavía hay clases en este terreno.

Editora, traductora y autora con alguna novela estimable, a juicio de opinantes ajenos a los círculos de bombos mutuos, tampoco es una primera firma. Entre los críticos del Círculo de Fuencarral, a la sombra satírica de “La Fiera Literaria”, ha sido clasificada entre los tremendistas folklóricos, subdivisión de los costumbristas actuales, paralela a los castizoplastas y los pornocasposos. Como se ve, por ahí no sale mal librada del todo.

Con otro toque de humor, para alguno de sus libros de no ficción, han trastocado sus apellidos –Regás Pagés– para aludir al corta y pega, con el juego “Ragés Pegás”. Combinado, en el fondo inocente, con su dosis de broma.

Peor humor tiene ella y lo puso de manifiesto cuando calificó de delincuentes a los funcionaros de la Biblioteca Nacional que la critican. Además no solo les calificó de delincuentes sino que los amenazó en sede parlamentaria: “Lo van a pagar” dijo, tal y como hubiera podido hablar un anacrónico señor de horca y cuchillo. En tres meses ya había liquidado a tres gerentes de la institución.

De hecho, no ha cesado a Don Marcelino Menéndez y Pelayo porque no llegó a tiempo. De ahí que la tomara con la estatua del polígrafo, a la que quiso desplazar y postergar.

Lo que pasa es que Don Marcelino y su estatua pesan mucho. Sus obras completas en la Edición Nacional (CSIC) son 67 volúmenes de grueso calibre.

Cuando Menéndez y Pelayo contaba 37 años, Leopoldo Alas “Clarín” debió de pedirle unos datos autobiográficos, que aquel le remitió. Entre otros figuraban los siguientes párrafos:

“Me gradué de Doctor en 1875 con la tesis que usted conoce “De la novela entre los latinos”; obtuve aquel año el premio extraordinario del Doctorado en oposiciones con Joaquín Costa, uno de los mejores estudiantes que he conocido en mi vida…”.

“En los años que van  desde el 76 al 78, en que hice oposiciones a la cátedra, viajé por Italia, Francia, Países Bajos y algo de Alemania, con una subvención que me dieron, primero el Ayuntamiento y la Diputación de Santander, y luego el Ministerio de Fomento. Vi muchas Bibliotecas, asistí a muchas clases, trabajé de firme”.

Basándose en la comunicación de Menéndez y Pelayo, “Clarín” comentó con garbo su trayectoria en  un artículo publicado en el periódico “La Publicidad”, de Barcelona, el 19 de febrero de 1894.

Aquel director santanderino de la Biblioteca Nacional fue catedrático universitario, académico de la Lengua, de la Historia, de Ciencias Morales y Políticas y de Bellas Artes. Consejero de Instrucción Pública, Diputado en dos etapas, Senador… una personalidad que podía glosar con buen talante “Clarín”, pero que pone de los nervios a Rosa Regás.

Hasta cuando el acerado escritor abomina del lado negro del Periodismo, que lo tiene, como eterno “incitador de rencores y miserias” o cuando bufa contra periodistas con la descalificación de “mala y diabólica ralea”, hay una grandeza en sus diatribas. No vienen dadas, como en el caso de Rosa Regás, por algo tan circunstancial como las informaciones u opiniones sobre el Gobierno de turno, al cual ella debe el cargo.

El célebre escritor portugués José María Eça de Queiroz tampoco regateó acusaciones a la Prensa, que conocía bien por dentro, ya que practicó el oficio; pero, en sus “Cartas de Fadrique Mendes”, remata el duro cuestionamiento en una de las misivas con un quiebro de despedida al amigo: “Perdona, tengo que ir a leer los periódicos”. Resulta compatible.

En definitiva, Don Marcelino, estudioso de los heterodoxos, tampoco dejaba de leer los periódicos en bloque. Lo  cortés no quita lo valiente.

Una conclusión final, salvada la frontera del tiempo: para pastorear los tomos de le Hemeroteca, mejor Don Marcelino que “Doña Rosa”.

N. de la R.
El autor, José Manuel González Torga, es periodista, Profesor de “Redacción Periodística” en la Universidad San Pablo CEU y Presidente de la Asociación Española de Hemerografía.

 

 



La “Operación Malaya” hace aguas. Sustituidos dos investigadores policiales expertos en “blanqueo de capitales”

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (24/8/2007)eugenio-pordomingo
Hace unos días, dos policías nacionales, expertos investigadores de la “Operación Malaya”, han dejado su puesto en el Grupo III de Blanqueo de Capitales de la UDYCO-Costa del Sol, después de denunciar falta de apoyo de la cúpula policial para poder seguir con sus investigaciones. A pesar de ello, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha manifestado que esas dimisiones “no van a afectar de ninguna manera en el desarrollo de las investigaciones”.

Los dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, el inspector jefe del




Página 978 de 988« Primera...102030...976977978979980...Última »

Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826