España, 20-10-2017

Venganza

Limam Boisha (14/3/2008)El nómada llegó a Leyuad, la Cueva del Diablo, Santuario de Magnánimos, justo a la salida del sol y contempló con indiferencia aquella soberbia belleza. Entró decidido y se fijó en las tumbas de los Gigantes de la Luna. Frente a él había tres, todas en forma de media luna. La más pequeña medía más de dos metros y medio. Las piedras de cada tumba estaban colocadas de pie de tamaños distintos. La más alta de las piedras estaba colocada justo en el ombligo de la media luna.

El nómada tocó una de ellas. La frotó. Con sus dedos acarició su piel suave queriendo indagar en la leyenda dormida. La piedra proyectaba su señal hacia una dirección para él invisible. El hombre excavó en la más grande de las tumbas buscando un tesoro. Removió la tierra, sin miedo, con aplomo. Después de una larga jornada removiendo la sagrada tierra encontró unos enormes huesos de una raza extinguida, bárbara. Se le erizó la piel ante los descomunales restos y salió disparado de la cueva.Por la tarde volvió al Santuario su único guardián, el Gran Pájaro. Antes de depositar la comida que traía a su nido al fondo y en lo más alto de la Cueva, vio una tumba profanada. Era la tumba del más noble de los Gigantes de la Luna.

El Gran Pájaro estaba enfurecido, porque en su ausencia, habían alterado la eterna siesta del Más Noble. El Único Guardián revisó la tumba y vio huellas y las siguió hasta que anocheció. A la luz de la luna las leyó detenidamente y regresó a su nido.

Después de aquel acto, cada noche el Gran Pájaro se acercaba a la jaima del nómada, y desde lejos lo vigilaba con su aguda vista, hasta que el hombre dormía. Sigilosamente se le acercaba y lo picaba ora en el ojo o en la nariz, a veces en la cabeza o los dedos de los pies…

Aquel martirio siguió noche tras noche, hasta que el nómada calló en una inexorable locura y en el oscuro cielo apareció la nueva luna.

N. de la R.

Limam Boisha es escritor y pertenece a la llamada Generación de la Amistad.



La estrategia de Zapatero y el éxito de las “maniobras calibradas” ¿Tiene el Partido Popular motivos para festejar?

Ismael Crespo (14/3/2008)

Más allá de las lecciones que deban sacar los partidos nacionalistas y la izquierda comunista (IU) ante la pérdida de votos a favor del PSOE, lo único válido a día de hoy es que las elecciones generales en España sólo tienen un ganador: José Luis Rodríguez Zapatero. El PP, si bien ha ampliado su presencia parlamentaria, es hoy más oposición que hace cuatro años. Los estrategas de Mariano Rajoy han fracasado.

 

LOS RESULTADOS ELECTORALES DEL 9-M han corroborado todas las tendencias de orientación de voto que se habían manifestado de manera clara desde fines del otoño de 2007. El PSOE, en un escenario de participación similar al de 2004, vencería en los comicios por una distancia de entre 3 y 4 puntos.

 

La única sorpresa que deparó la jornada fue el hundimiento electoral de los principales socios del gobierno socialista durante esta legislatura: la izquierda comunista y los independentistas catalanes perdieron más de la mitad de su fuerza parlamentaria. “¿No será que los posicionamientos que algunos consideran fruto de la inmadurez del líder socialista sean en verdad maniobras altamente calibradas?” El abrazo del oso funcionó con precisión.

 

Hay aún quien piensa que el presidente del gobierno y su equipo se manejan al azar de los acontecimientos, que se dejan llevar en cada ocasión por una posición, o la contraria, y que, como expresó Rajoy en los debates televisivos, mantienen opiniones distintas según sean los tiempos políticos. Quizá sea verdad, pero no lo parece tanto a la vista de los resultados obtenidos, sobre todo en Cataluña y el País Vasco.

 

Que el PSOE gana las elecciones nacionales gracias a sus apoyos en una Andalucía subsidiada por el resto de las comunidades es de sobra conocido. Pero en esta ocasión, además, se sumó su excelente rendimiento en Cataluña y en el País Vasco. ¿No será que los posicionamientos que algunos consideran fruto de la inmadurez del líder socialista sean en verdad maniobras altamente calibradas?

 DOS DISCURSOS, UNA ESTRATEGIA Y SENDOS RESULTADOS

“Quizá crea el líder popular que para 2012, su niña (Victoria Esperanza) ya estará más crecidita”. El discurso de patriotismo constitucional que manejó el PP durante la legislatura parece que ha tenido éxito en aquellas comunidades donde la presencia de partidos no nacionales es pequeña o inexistente, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia, mientras que la versión alternativa de ese mismo discurso, la manejada por el Partido Socialista, ha tenido éxito precisamente en el País Vasco y Cataluña.

 

Si la negociación con ETA y la aprobación del Estatuto de Cataluña reforzaron el discurso del PP y su éxito en las “Quizá Rajoy sea más sensato la próxima vez que se rodee de analistas electorales que ya erraron en su lectura de las encuestas en 2004”, comunidades sin presencia de partidos no estatales, esos mismos procesos políticos parecen haber mejorado la posición de los socialistas en aquellas comunidades autónomas con presencia de importantes fuerzas nacionalistas.

 

No es probable, aunque así seguramente lo interpreten los analistas más afines a la derecha, que la brecha territorial haya perdido fuerza en estas elecciones.

 

Lo que seguramente es más preciso, es que parte del imaginario nacionalista, en el ámbito de la izquierda, bien pueda expresarse en esta ocasión en un voto hacia el partido socialista.

 UN GANADOR Y MÁS OPOSICIÓN

“Ninguno de los asesores de Rajoy salió al balcón de Génova la noche del domingo, aunque, para qué: son de los que siguen pensado que su realidad es la de todos”. Más allá de las lecciones que deban sacar los partidos nacionalistas y la izquierda comunista de estas elecciones, que dicho sea de paso, serán pocas (el líder de IU dimite y advierte que ya no se presentará a coordinar la coalición, mientras su grupo en el País Vasco sigue apoyando a alcaldes que no condenan el terrorismo), lo único que parece válido a día de hoy es que las elecciones sólo tienen un ganador: José Luis Rodríguez Zapatero.

 

¿Y Rajoy? Pues los populares parecen contentos, han aumentado su cuota parlamentaria, y parecen felices siendo más oposición que hace cuatro años. Inexplicable. Quizá piense el líder popular que para 2012, su niña (ya bautizada como Victoria Esperanza) ya estará más crecidita. O quizá, lo dudo, sea más sensato la próxima vez que se rodee de analistas electorales que ya erraron en su lectura de las encuestas en 2004, o de asesores de imagen que le venden una niña que ya parece haberse paseado por medio mundo (quizá no sea tan niña como pensábamos), o de consultores que sin haber oído en su vida a un inmigrante le quieran hacer un contrato de integración.

 

Ninguno de ellos salió al balcón de la calle Génova la noche del domingo, aunque, para qué: son de los que siguen pensado que su realidad es la de todos. Una vez más, se equivocaron.

 N. de la R.

Ismael Crespo Martínez es Doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Es Profesor Titular de Ciencia Política en la Universidad de Murcia y Director del Departamento de Comunicación Política e Institucional del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset. Ha trabajado como consultor para universidades, instituciones y gobiernos regionales y nacionales en España, México, Argentina, Brasil, Costa Rica y Perú. En la actualidad es asesor principal de la Escuela Electoral del Perú y Director del Doctorado en Política y Gobierno de la Universidad Católica de Córdoba, Argentina. Entre 1997 y 1999, fue Director de Investigación del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En 2000 fue nombrado Director General de Universidades del gobierno español, y posteriormente, en 2002, creó y dirigió la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación.

 

Este artículo se publica gracias a la gentileza del autor y de Safe Democracy.



Obiang Nguema acusa por enésima vez a Severo Moto de intentar otro golpe en Guinea Ecuatorial

Abaha (13/3/2008)
Ayer por la noche, el Ministro Portavoz Santiago Nsobeya compareció en la televisión de Guinea Ecuatorial, para dar cuenta de una supuesta nueva intentona golpista del líder opositor Severo Moto. Nsobeya, dio cuenta de la operación llevada a cabo por las fuerzas de la seguridad de Guinea Ecuatorial  habían descubierto un intento de golpe de Estado que, sin dudar,  atribuyó a Severo Moto.

Ante las cámaras de la televisión estatal, la única que se permite en el país, el ministro mostró unos fusiles de asalto (3 o 4), así como abundante munición. Anunció, asimismo, la detención de Juan Michá, alias “Opalon”, y Gerardo Angüé, alias “Bateria”, los dos son militantes del Partido del Progreso que lidera Severo Moto.

Según informó Nsobeya, hay otra persona detenida, un vecino del barrio New Building, zona donde se encontraron las armas.

Santiago Nsobeya, con un pasado macabro durante el régimen de Francisco Macías, no dudó en traicionarle, participando en un cruento golpe de Estado, junto a Teodoro Obiang Nguema, que terminó con su fusilamiento. Santiago Nsobeya Efumang conoce a fondo la trayectoria de Obiang durante el régimen de Macías. En septiem­bre de 1979, en el transcurso del juicio a Macías, se formó un pacto de silencio entre Obiang Nguema, el sargento Ondela y Nsobeya, pata que durante ese proceso éstos dos últimos no mencionaran ninguna de las atrocidades del entonces jefe de las fuerzas armadas de Guinea Ecuatorial. Obiang pagó a base de cargos a Santiago Nsobeya.

No hay duda que Obiang Nguema está muy molesto por la decisión del Tribunal Supremo de España (allí, en Guinea no hay ni tribunales y mucho menos supremos), de mantener la condición de asilado a Severo Moto. La reacción de ahora, tratando de inculparlo en otro golpe de Estado, es una prueba de su enfado.

A Teodoro Obiang Nguema le puede suceder lo que al pastor del cuento, que  siempre estaba “¡que viene el lobo!, ¡que viene el lobo!, hasta que un día el lobo llegó y se lo comió, a él y a las ovejas.



Pretoria califica de absurdas y ridículas las declaraciones de Simon Mann implicando al Gobierno de España, presidido por José María Aznar, en intento golpista en Guinea Ecuatorial

Abaha (13/3/2008)
Obiang Nguema se encuentra acorralado, pero aún puede hacer mucho daño. Y no sólo a sus súbditos y a la oposición, sino a poderosos hombres de negocios y políticos.

De acuerdo con las informaciones recogidas por varias agencias de prensa, el Gobierno de Pretoria ha calificado de absurdas y ridículas las declaraciones de Simon Mann implicando al Gobierno de España, presidido entonces por José María Aznar, en el intento de golpe de Estado de 2004. Según afirmó Ronnie Mamoepa, portavoz del ministerio sudafricano de Asuntos Exteriores, “las alegaciones de Simon Mann son tan absurdas como ridículas, y por tanto deben ser rechazadas con el desprecio que se merecen”.

Mann acusa en la entrevista al Gobierno español de José María Aznar y al de Sudáfrica presidido por Thabo Mbeki en la intentona golpista  de marzo del 2004 contra el dictador Teodoro Obiang. Tampoco queda fuera de sus críticas el Reino Unido.

En las declaraciones realizadas a la emisora de televisión británica “Channel 4”,  Mann declara que recibió “indicaciones” del Gobierno de Madrid y de Pretoria para actuar en Guinea Ecuatorial. Mann afirma que España está implicada: “me dijeron que el régimen se tambaleaba, que el Estado se hundía”. Yo fui el “gestor, no el arquitecto”, declara Mann, a la vez que acusa, como “hombre principal” en esa trama, al empresario de origen  libanés Ely Calil.

Sin embargo, Mann no aporta ninguna prueba física que corrobore sus acusaciones, mantienen fuentes oficialistas de Pretoria.

Obviamente, las cartas ya están en la mesa. Las declaraciones de Mann, presionado en el cuartel militar de CERA (Malabo), y tras cuatro años de duro encarcelamiento, han accedido a las “promesas” de Obiang Nguema. La prueba es que Mann declaró a la cadena británica  “Channel 4” que le habían engañado, que Guinea Ecuatorial es “un país que ha experimentado un cambo increíble en cuatro años”.

Nosotros nos preguntamos, ¿cuándo ha estado Mann en Guinea Ecuatorial para comprobar esos cambios?

Por otro lado, Severo Moto, eufórico tras la sentencia del Tribunal Supremo, en la que le devuelve su estatus de refugiado político, ha emitido ayer un comunicado de prensa en el que afirma, entre otras cosas, que: “que el Tribunal Supremo español  quita la razón al Gobierno de Rodríguez Zapatero y a su Consejo de Ministros. Desde el Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio se espera una rectificación oficial por parte del Gobierno español, al menos con la misma oficialidad con la que se criminalizó y demonizó a nuestro líder”.

No queda ahí el comunicado del Gobierno en el Exilio: “El Gobierno español manipuló la información y las pruebas contra Severo Moto por ceder al chantaje político de Obiang Nguema, quien puso como condición al Gobierno español la entrega de Severo Moto a cambio de abrir las puertas de España al petróleo guineano”.

Se le olvida a Moto, mencionar que también el Partido Popular de Mariano Rajoy colabora en esa estrategia de apoyo a Obiang Nguema con el actual gobierno socialista de José Luís Rodríguez Zapatero. ¿Acaso no saben nada de eso Gustavo de Arístegui y Jorge Moragas Sánchez-Brias?  Por no extender la relación a la Iglesia, sindicatos, asociaciones y, por supuesto,  Repsol-YPF.

Esas “colaboraciones”, don Mariano, le perjudican, pues no se puede estar a “Dios rogando y con el palo dando”. Ya se ha visto en los resultados electorales…

Ahora, a esperar a que Severo Moto nos informe nalana en la rueda de prensa que va a dar en la ciudad de Toledo.



El ex jefe de Seguridad Nacional de Georgia afirma que Badri Patarkatsishvili, opositor y empresario georgiano, fue asesinado

espacioseuropeos.com (13/3/2008)
Según las declaraciones del ex jefe de Seguridad Nacional de Georgia, Ígor Gueorgadze, el opositor y empresario georgiano, Badri Patarkatsishvili, fue asesinado y no falleció a consecuencia de un paro cardíaco, como se afirmó oficialmente.

A Patarkatsishvili le fue suministrada “una sustancia tóxica secreta que no deja huellas en el organismo”, manifestó el ex jefe de seguridad al periódico georgiano “Moskovski komsomolets”.

El opositor Patarkatsishvili era una de las personas más ricas de Georgia, participó activamente en las elecciones presidenciales del 5 de enero este año. Al poco de comenzar su campaña electoral, fue acusado de una intentona golpista contra el gobierno.

Patarkatsishvili murió, según la versión oficial, de un paro cardíaco en su casa en las cercanías de Londres.


“Patarkatsishvili no murió de paro cardíaco. Lo mataron aprovechando los últimos avances en el campo de la medicina”
, afirma Gueorgadze. De acuerdo con su tesis, en la muerte de Patarkatsishvili, fueron “empleados unos novedosos medios destinados a liquidar a adversarios políticos”, sustancias tóxicas elaboradas en países con alto desarrollo tecnológico.

Para Ígor Gueorgadze, “ningún examen forense podrá descubrir la presencia de esas sustancias en el organismo de la víctima”, según recoge la agencia de noticias rusa RIA Novosti.



Mohamed Abdelaziz denuncia ante el Secretario General de la ONU la situación de los presos políticos saharauis

espacioseuropeos.com (13/3/2008)
El presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, se lamentó el martes pasado al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, sobre el “silencio inaceptable” en relación con la “lamentable situación de los presos políticos saharauis” en las cárceles marroquíes.
 
El Secretario General del Frente Polisario reclamó de la ONU, en una carta dirigida a Ban Ki-moon, que “emprenda todas las acciones susceptibles de proteger la vida” de los sesenta presos políticos que mantienen una huelga de hambre, algunos desde hace varias semanas.
 
Se trata de la tercera carta en una semana del presidente saharaui al Secretario General de la ONU, a propósito de la situación de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.
 
En uno de los párrafos de esta misiva, Abdelaziz se expresa así: “Los presos políticos saharauis han sido metidos en la cárcel sencillamente porque se han expresado pacíficamente a favor de un derecho garantizado por el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, como es la autodeterminación”.
 
“Me dirijo a usted en cuanto dirigente de la instancia internacional más eminente, y apelando a la conciencia humana y al espíritu de ética, para reclamarle que intervenga para preservar a esos seres humanos sometidos a una muerte lenta y a un intento de exterminio por parte del Gobierno marroquí”, continua el presidente de la RASD.
 
En la carta se afirma que “en ningún caso, el silencio es aceptable sobre las bárbaras acciones en el siglo XXI, contra gente inocente que milita por ideales universales y por derechos legítimos y justos”. Asimismo, Abdelaziz a lude al “poco caso que hace Marruecos de las resoluciones y pactos internacionales y de los principios de los Derechos Humanos desmiente toda pretensión por su parte de comprometerse en la futura ronda de negociación en Manhasset (16 al 18 de marzo) de buena fe y con una voluntad sincera para llegar a una solución que respete el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui”, continúa.
 
El presidente saharaui reitera en su carta el llamamiento a la ONU en favor de que se extienda el mandato de su Misión para la Organización de un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), que englobe la protección de la población civil de ese territorio del que tiene la responsabilidad.  



Promesas electorales vs. estabilidad presupuestaria: ¿hasta dónde se dejará convencer Solbes?

Alberto Montero Soler (12/3/2008)
La victoria electoral del PSOE (aunque lo mismo vale decir para cualquier grupo político que hubiera ganado el domingo) hay que entenderla como el inicio de una legislatura en la que, a partir de la conformación del nuevo gobierno, deberán atenderse todas las promesas electorales que se realizaron durante la campaña.

Así, en la medida en que la política se ha ido mercantilizando mientras se iba vaciando de contenidos la democracia y la participación democrática hasta quedar limitada al acto de votar -eso que eufemísticamente llaman la “fiesta” de la democracia-, todo el análisis puede realizarse, sin introducir demasiados supuestos restrictivos, en términos cuasi mercantiles.

De esa forma, los partidos políticos se lanzan en la campaña electoral a ofertar un producto en términos de promesas electorales que tratan de diferenciar en la medida de lo posible de las que ofertan sus rivales (pero tampoco demasiado no vaya a ser que no puedan atraer hacia sí a los indecisos que si lo están es porque, sumidos en su perplejidad, no atinan a distinguir una oferta o sus efectos potenciales de las que plantea su rival).

En ese combate han estado hasta el 9 de marzo. A partir de hoy, al PSOE le toca traducir sus promesas en realidades porque para eso sus votantes le han entregado su confianza.

La cuestión es que el listado de promesas no es baladí y, desde luego, su aplicación tampoco va a ser a título gratuito puesto que no se trata de meros cambios legislativos a coste cero. Muchas de esas promesas implican el uso de recursos públicos para poder materializarlas y, consiguientemente, el desembolso de importantes partidas de gasto público y otras suponen dejar de ingresar fondos como consecuencia de rebajas fiscales. De hecho, según el propio Solbes, el coste de esas rebajas fiscales se estima en más de 22 mil millones de euros para los cuatro años de la legislatura.

Baste recordar, sin ánimo de ser exhaustivo en el listado, lo que se ha prometido en estos últimos días por parte del PSOE: la eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio; la devolución de 400 euros a todos los contribuyentes a partir de junio de 2008; la reducción del IVA para los productos sanitarios, educativos y culturales; la elevación del salario mínimo interprofesional; una ley integral contra la siniestralidad laboral; la mejora de las pensiones mínimas; más escuelas infantiles; programas para ampliar el horario de apertura de los centros escolares; aumentos en la inversión en universidades; o la construcción de un millón y medio de viviendas protegidas.

Todo ello, evidentemente, tiene un coste y no seré yo quien se queje de que es demasiado elevado y la sociedad no puede permitírselo. Es más, la mayor parte de promesas en materia de gasto social me parecen insuficientes; como me parecen injustas las relacionadas con las reducciones de impuestos.

La cuestión es que dentro del futuro gobierno (porque ya anunció que si ganaba aceptaría el puesto) se encontrará Pedro Solbes, el ministro que controla las finanzas con la férrea disciplina de un neoliberal acérrimo y que ya ha comenzado a lanzar líneas de por dónde pueden ir los tiros en el futuro inmediato.

De entrada, baste con señalar que el escenario que se plantea es de reducción del ritmo de crecimiento económico que, hasta el momento, había sido de los más elevados de Europa durante los últimos años. Ello, de por sí, redundará en una reducción de los ingresos públicos y en un aumento de los gastos; léase, en una reducción del superávit público.

Superávit que, por cierto, sólo puede mantenerse, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, si la tasa de crecimiento del PIB prevista para el año siguiente es superior al 3%. Así que no hay que ser especialmente mal pensado para imaginar que esa obsesión de Solbes durante el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado por insistir en que España crecería por encima del 3% no era producto de su falta de información acerca de la inminencia de la crisis, sino de su voluntad de conseguir que los Presupuestos se elaboraran nuevamente con superávit.

Solbes prefirió aparecer como un ministro desinformado y desbordado por la retahíla de indicadores que ya mostraban que la desaceleración de la economía era más que evidente, por no hablar de las advertencias que se hacían desde otras instituciones económicas internacionales, que ceder y presentar unos Presupuestos siquiera equilibrados.

Pues bien, ahora ya veremos cómo se va a conjugar la obsesión del ministro de Economía por la estabilidad presupuestaria, con una realidad económica que muestra que la crisis es más que inminente y con un cúmulo de promesas electorales que redundan en aumento del gasto y reducción de los ingresos.

Solbes parece que lo tiene claro. Ya dijo hace un par de días que está dispuesto a aceptar un superávit menor o “incluso que tengamos equilibrio” si es necesario para mantener las políticas que los socialistas han defendido en estos años. La posibilidad de un déficit parece que ni se le pasa por la cabeza.

De manera que va a ser de nuevo en el terreno de las finanzas públicas, dominadas por Solbes, en donde se decida realmente hasta dónde está dispuesto a llegar el PSOE en su voluntad por reducir el diferencial de gasto social con Europa y, con ello, en cumplir las promesas que ha hecho para convencer a más de once millones de españoles a que le voten.

Eso sí, una cosa no debería olvidar el resto del gobierno: el superávit público no era una promesa electoral por muchos altares que Solbes le consagre.

N. de la R.
Este artículo se publica gracias a la gentileza del autor, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga, y miembro de la Fundación CEPS, que también pueden ver en “La Otra Economía”. “La otra economía”.



El Tribunal Supremo acuerda mantener la condición de asilado al líder opositor Severo Moto

espacioseuropeos.com (12/3/2008)
En una nota de prensa, el Tribunal Supremo (TS), comunica que ha anulado el acuerdo del Consejo de Ministros de 2006 por el que se revocada la condición de asilado del líder opositor de Guinea Ecuatorial, Severo Moto.

Así lo ha acordado, según EFE, “la sección quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TS al estimar el recurso interpuesto por Moto contra la decisión del Gobierno, que fue suspendida cautelarmente por el Supremo en el verano de 2006 mientras se resolvía el asunto”.

Como recordaran nuestros lectores, en el mes de enero de 2006, el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, retiró la condición de refugiado político a Moto.

Nos imaginamos el enfado de Teodoro Obiang Nguema que, probablemente, a estas horas esté llamando a Miguel Ángel Moratinos para pedirle alguna explicación…



Teodoro Obiang Nguema presiona a Simon Mann para que implique a Estados Unidos, Gran Bretaña y España en un supuesto golpe de Estado

espacioseuropeos.com (12/3/2008)
El mercenario Simon Mann, que se encuentra en prisión en Malabo (Guinea Ecuatorial), está siendo sometido a intensas sesiones de interrogatorios, con la finalidad de obtener información acerca de quién o quiénes participaron en el supuesto intento de golpe de Estado en 2004 contra el dictador Teodoro Obiang Nguema.

De acuerdo con nuestras informaciones, Mann se encuentra detenido en el campamento militar de CERA, en Malabo, en la carretera de Luba, y no en Black Beach como hasta ahora se ha publicado. Mann es trasladado a la cárcel de Black Beach cuando el Gobierno ha autorizado las visitas de sus abogados o la de sus dos hermanos, hecho que recientemente publicamos.

Las sesiones de interrogatorios y de “convencimiento” comienzan alrededor de las 10 de la mañana y se prolongan hasta las 24 horas o más. Según parece, el detenido no está siendo sometido a torturas físicas, ya que lo que pretenden es que colabore. La obsesión de Obiang Nguema es que, de forma directa o indirecta, Mann acuse a Severo Moto de liderar ese supuesto golpe contra él.

Las personas que participan en esas intensas sesiones, son Manuel Nguema Mbá, ministro de Seguridad Nacional; Enrique Angsomo, Director General de Seguridad de Malabo; Julián Ondo Nkumu, Director General de Seguridad Presidencial; Armengol Ondó Nguema, hermano de Obiang; Luciano Esono Bitegue, Director Gabinete Militar del Presidente; y José Oló Obono, Fiscal General.

Mann ha podido hacer ya revelaciones importantes en una entrevista a la cadena británica Channel 4, acerca de las personas que financiaron la operación, según ha revelado el diario “The Times”. Ese programa estaba previsto que se hubiera emitido ya, después de que fracasara un intento ante el Alto Tribunal británico, para impedir su emisión.

En esa entrevista, Mann puede haber acusado a Eli Calil, importante hombre de negocios relacionado con el mundo del petróleo, de haber financiado el fallido golpe.



Carmen Flores, presidenta de la asociación Defensor del Paciente, “envidia” el trato y el apoyo que reciben las víctimas del terrorismo y de la “violencia de genero”, si se compara con la soledad en la que viven las víctimas de las imprudencias temerarias médicas

espacioseuropeos.com (12/3/2008)
La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha manifestado sentir “envidia” por el trato y el apoyo que reciben las víctimas del terrorismo y de la “violencia de genero”, de políticos y la sociedad en general, en comparación con el silencio y la soledad en la que tienen que vivir los afectados por las imprudencias temerarias médicas.

No obstante, Carmen Flores pidió perdón a todos “aquellos a los que con este mensaje pueda ofender”, ya que su única pretensión es aclarar “a todo aquel que no haya sufrido la pérdida de un ser querido por imprudencia medica” cuál es la situación en la que viven estas víctimas.

Como ejemplo del desequilibrio mediático que existe con las víctimas de negligencias médicas, comparado con las del terrorismo y de violencia de genero, Flores ha manifestado sentir “envidia” del trato mediático que, por ejemplo, han tenido las declaraciones de la hija de Isaías Carrasco, última víctima de ETA.

La Presidenta de la asociación Defensor del Paciente, envidia la “la libertad con la que llamaba cobardes e hijos de puta a los que habían matado a su padre”, así como el “apoyo de toda la sociedad” que han recibido los familiares del ex concejal asesinado.

A nosotros “nadie nos ofrece su apoyo; nosotros no le importamos a nadie, nadie nos ofrece ni su apoyo, ni sus palabras de ánimo”, manifiesta Carmen Flores.




Página 991 de 1.018« Primera...102030...989990991992993...1.0001.010...Última »

Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826