España, 24-06-2017

La CIA, Guinea Ecuatorial y Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE

Federica Mogherini y John Kerry

Mi Columna
Eugenio Pordomingo
(14/6/2017)
La respuesta que dio la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini al eurodiputado español Florent Marcellesi, del grupo EQUO, me ha llamado enormemente la atención. El eurodiputado, preocupado por cierto opositor guineano y por la situación en general de Guinea Ecuatorial, le preguntó a Mogherini sobre lo que pensaba hacer al respecto la Unión Europea.



Así no, amigos guineanos, así no

Concentración ante la Embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid, el 12 de mayo de 2017.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo
(15/5/2017)
El Confidencial de Guinea Ecuatorial, órgano del Partido del Progreso que lidera Severo Moto, convocó a concentrarse frente a la Embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid. La convocatoria era para el viernes día 12 a las 12.00 horas, pero sea por la lluvia o debido a “las grandes dificultades que nos impone el ignominioso exilio que padecemos”–como afirma ese medio-, o por otras razones, el caso es que la asistencia de guineanos fue,



La desinformación, Corea del Norte, los Balcanes y la OTAN

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (2/5/2017)
Ya he comentado en más de una ocasión la influencia de las agencias de prensa internacionales –la mayoría de ellas en manos del Imperio Anglosajón (USA, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y en menor medida, Canadá, además de Israel, que está siempre en todos los ajos)- en la tarea de desinformar a la opinión pública y crear corrientes de opinión favorables a los intereses que sirven. Con la desinformación se crea una opinión generalizada de los hechos que no es la real,  que unida a la carencia de una cultura cívica y social, alejada de esa realidad, orienta a la mass media en la dirección que los poderosos designan. La difusión de noticias falsas y la ocultación de la verdad son dos de las armas más importantes de la desinformación.



Algunas de las causas de lo que acontece en las enrevesadas y complejas relaciones entre España y Guinea Ecuatorial  

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (27/3/2017)
Iba a titular esta Columna así: “El Gobierno de España, Obiang Nguema y la Embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid, guardan un silencio vergonzoso y culpable”, pero me percaté de que no recogía la verdadera cuestión de fondo, que es la causa y el motivo de todo lo que acontece en torno a Guinea Ecuatorial y sus relaciones con España. Y empiezo por lo acontecido a la empresa CPT (Compañía de Productos Tropicales).



Gobierno dixit: Se acabaron las penurias para los parados y salir en busca de trabajo al extranjero es enriquecedor, abre la mente y fortalece habilidades sociales

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (27/2/2017)
El Consejo de Ministros, celebrado el viernes día 3 de diciembre del año pasado, aprobó el “Programa de Acción Conjunta para la Mejora de la Atención a las Personas Paradas de Larga Duración”. El objetivo –dice la referencia de dicho Consejo de Ministros- es la “personalización a los parados de larga duración, con edades comprendidas entre los 30 y los 54 años, y su seguimiento hasta conseguir su reinserción laboral”. Cada tutor –dice la misma fuente- “atenderá como máximo a 120 beneficiarios del Programa”. La dotación total de este proyecto es de 515 millones de euros a distribuir entre los años 2016, 2017 y 2018.

El programa pretende, ¡nada más y nada menos!, que “orientar los esfuerzos de los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas para la mejora de la Atención a las Personas Paradas de Larga Duración dentro del proceso de gestión de los recursos de las Políticas Activas de Empleo”.



El atentado contra Cubillo, las cloacas del Estado y los eminentes

Antonio Cubillo, líder del MPAIAC,

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (30/1/2017)
Tan enfrascados estamos en lo cotidiano, y ensimismados en nuestros propios problemas, que marginamos, apartamos de nuestra mente, todo aquello que creemos no nos afecta. ¿Por qué digo esto?  Sencillamente, porque muchos de esos sucesos, escandalosos en su mayoría, afectan en lo más profundo a nuestra calidad democrática. Y, por otro lado, los personajes protagonistas de hechos o acontecimientos acaecidos en tiempos pasados, aunque no muy lejanos, deambulan todavía por estos lares como si lo sucedido no fuera con ellos. A estos personajes les suelo llamar “eminentes”. Ellos ocupan los puestos más altos en nuestra sociedad –generalmente en lo político o institucional-, y están por encima del bien y del mal. Son intocables. Los hay de todo pelaje, condición, ideología y creencia religiosa. Ya se sabe que a esos puestos eminentes, como a las cimas, sólo suben las águilas y las serpientes.

Un sucio asunto nos desvela como actúan. Situémonos en el 5 de abril de 1978 en Argel, capital de Argelia. Mejor, en los prolegómenos de esa fecha. Y conozcamos a un personaje de novela negra, utilizado por eminentes del momento. Me refiero a  José Luis Espinosa Pardo, confidente, espía, y hombre de pocos



Obiang acoge a los suyos: el expresidente de Gambia, Yahya Jammeh, se asila en Guinea Ecuatorial


Barack Obama y Yahya Jammeh.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (25/1/2017)
El dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, acoge con los brazos abiertos a Yahya Jammeh, expresidente-dictador de Gambia. De esta manera la llamada comunidad internacional resuelve el engorroso problema creado en el país africano. No se sabe a ciencia cierta si España ha metido “la mano” en esa expatriación, aunque tenemos fundadas sospechas de que así ha sido.

Este asilo me recuerda al que, en su momento, buscaron personas tan aparentemente  lejanas y diferentes en lo político, como el otrora banquero metido a político-alquimista, Mario Conde, al exministro José Barrionuevo o al exsecretario de Estado, Rafael Vera. El primero, pretendía, supuestamente, obtener un pasaporte diplomático, para así librarse de lo que no se libro: el trullo. Y los dos jerifaltes socialistas, embrollados entre los GAL y los fondos reservados, osaban -intrépidos ellos-, ayudar a dar un golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, para así disponer de un alojamiento más cómodo y libre que el que les deparaba el Centro Penitenciario de  Soto del Real.

Ya comenté en otra ocasión que en febrero de 2003, Rafael Vera, Secretario de Estado de Seguridad y José Barrionuevo, Ministro de Interior durante los gobiernos de Felipe González, trataron de librarse de ir a prisión, y lo hicieron, supongo, de



El arte de la torpeza

Pablo Iglesias conversa con Mariano Rajoy.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (30/12/2016)
Una vez, andaba yo por Galicia, y me topé con un empresario, de los serios, de los que –al menos que yo sepa- no participaba en las muchas corruptelas habidas en las tierras de Breogán –ni más ni menos que en el resto de España-, ni recibía subvenciones político-institucionales al socaire de la amistad, afinidad política o, simplemente, mordidas al uso. Don Manuel gobernaba por entonces en aquellos lares.



Ni censuramos ni cortamos; al contrario, somos la tierra donde crecen las buenas hierbas

Eugenio Pordomingo

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (24/12/2016)
Estaba terminando una de mis Columnas, en esta ocasión sobre el despilfarro de la dote, herencia o préstamo que millones de ciudadanos han entregado a Podemos, cuando hete aquí que me encuentro con una cierta polémica que ha generado la carta de un lector a este modesto periódico digital, llamado Espacios Europeos.

Ayer un lector nos envió un correo electrónico en el que decía tener la “impresión” de que habíamos censurado a Norberto Pico cuando expresaba su opinión sobre lo que acontece y la posible relación en el “conflicto de Siria, los atentados de Berlín y el asesinato del diplomático ruso destinado en Turquía”, y que un servidor “no le dejó terminar lo que estaba diciendo sobre Siria, que repito es una pena”.

El mismo lector nos preguntaba sobre la sección o apartado de Comentarios (donde los lectores vierten sus opiniones), y se preguntaba ¿dónde está?; pues amigo, la quitamos porque nos daba



La muerte de Rita Barberá y la incredulidad de los “inmovilistas mentales”

Rita Barberá en una de sus últimas imágenes.

Rita Barberá en una de sus últimas imágenes.

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (28/11/2016)
El pasado día 23 de este mes, antes de comenzar la grabación de la Tertulia Espacios Europeos, comenté fuera de micrófono, con el resto de compañeros de ese programa, lo extraña que parecía la muerte de la senadora Rita Barberá en un momento en el que sus declaraciones, o un simple enfado ante la prensa, podían alterar el estatus y la buena imagen de más de uno. Alguno de los compañeros que comparte micrófono conmigo, calló; otro puso un gesto de extrañeza; y otro, al que yo llamaría “inmovilista mental” –hombre de cabeza amueblada como se suele decir-, emitió una risita sardónica, como pretendiendo desacreditar las dudas que expuse.

El inmovilismo mental, viene de la escasa formación filosófica que tenemos. La filosofía germina en los cerebros que se preguntan, ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo? ¿por qué?, etc. El síndrome del inmovilismo, la vagancia mental, no se ha estudiado lo suficiente. Se suele dar en individuos de sesgo miedoso, amarrados y amamantados al sistema imperante, sea cual fuere. Con mentes que no indagan lo que acontece a su alrededor, sea el asunto social o físico, no se hubiera descubierto la rueda ni cómo se movían el Sol y la Luna, por ejemplo. Por supuesto, Cristóbal Colón, que no padecía ese síndrome, se fue en busca de otro mundo, y descubrió




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826