España, 23-03-2019

Economía/Trabajo

La vasija del reactor de la Central de Almaraz “rebosó peligrosamente”, según Ecologistas Extremadura

espacioseuropeos.com (4/5/2008)

Ante las dudas suscitadas en algunos medios de comunicación, Ecologistas Extremadura  ha difundido un comunicado de prensa en el que aclara que lo ocurrido en la Central Nuclear de Almaraz,  es que “rebosó la vasija del reactor, el comunicado corregido ya está en nuestra página, para que no surja confusión con las piscinas donde se depositan los residuos en la central nuclear que no tienen relación con este incidente”. Asimismo, esta asociación ecologista, manifiesta su preocupación “ante un nuevo incidente en la Central Nuclear de Almaraz”.

Desde Ecologistas Extremadura han manifestado su preocupación ante la fuga de agua de la vasija del reactor nuclear de la unidad I de Almaraz. El incidente según sus datos se habría “iniciado a la 5 de la madrugada del pasado viernes 2 de mayo de 2008”. Eses día, la vasija que “contiene agua perteneciente al circuito primario y  ha rebosado inundando el resto de plantas de la zona de contención, desde la planta situada a 14,6 metros habría llegado hasta la planta situada a 7,85 metros pasando esta agua radioactiva por todas las plantas intermedias, contaminándolas”.

El agua vertida, según parece por un error humano, pertenece al circuito primario y por tanto sería radioactiva, de acuerdo con los datos de Ecologistas Extremadura, aunque al día siguiente “ya se trabajaba en su recogida y posterior descontaminación”.

Desde esta asociación “esperan que se den las explicaciones oportunas, indicando cual va a ser el destino de esta agua radioactiva y si han existido emisiones de radioactividad por este incidente al embalse de Arrocampo y sobre todo a la atmósfera por estar en proceso de recarga de combustible, por lo que la válvula de ventilación estaban abiertas, lo que podría ser de extrema gravedad”.

Ecologistas Extremadura piden que se “depuren responsabilidades, ya que este incidente consideran que es más grave que la reciente emisión de partículas radioactivas en la central nuclear de Ascó, por lo que desde esta organización consideran se deberían tomar medidas ejemplares y estudiar seriamente la posibilidad de cerrarla”.

Para esta asociación, la alternativa más segura ante los continuos incidentes en esta central nuclear, “sería proceder al cierre anticipado de esta central nuclear, cuyo permiso de explotación actual finaliza en 2010”.

El cúmulo de incidentes que se repiten en esta central nuclear causa profunda preocupación en esta asociación, así como la “actitud del CSN, que para los ecologistas está más preocupada en justificar a la industria nuclear, intentando minimizar los incidentes en las centrales nucleares, que en garantizar la seguridad de los ciudadanos”.

También le preocupa a Ecologistas Extremadura, la opacidad informativa del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), “la falta de respuesta a las peticiones de información que le han enviado por escrito, o la imposibilidad para acceder a información en tiempo real sobre la radioactividad de los pueblos del entorno de la central nuclear (que vienen solicitando reiteradamente desde esta asociación que se haga accesible a todos los ciudadanos) y el hecho de que desde el CSN aún no se haya informado a la opinión pública de este incidente, como se puede comprobar en su página web que no recoge información ninguna sobre este incidente cuando ya han pasado más de 24 horas”



Los Verdes siguen muy verdes

Baltasar Pérez (1/5/2008)

Un comunicado de Los Verdes de Madrid, nos recuerda que todavía existen partidos “Verdes”. Lo cierto es que, en general, los llamados “Verdes” se hacen poco notar. Una mayoría de los dirigentes de estos partidos provienen de organizaciones muy férreas y poco democráticas, y a pesar de que intenten adaptarse al “lenguaje verde”, lo cierto es que les cuesta. Por otro lado, la labor de no pocos de los representantes institucionales de estos partidos en Parlamentos Autonómicos y Ayuntamientos, deja mucho que desear.

No son pocas las veces que no se ha oído la voz de “los Verdes” debido a no hacer daño al partido que gobierna (Nación, Autonomía o Municipio), bien por afinidad ideológica o por miedo a perder la subvención gracias a la cual se pueden seguir manteniendo ciertas siglas y un cierto estatus.

Sin ninguna influencia -cada vez menos- en la sociedad, de vez en cuando reaparecen con alguna nota de prensa o comunicado, como es el caso ahora de Los Verdes de Madrid ante el Primero de Mayo. En concreto, esta organización pide “un desarrollo económico respetuoso con el Medio Ambiente y medidas orientadas a ampliar la sociedad del bienestar, lejos del cheque de 400 euros del Gobierno, que también pretende beneficiar a los más ricos”, además de genéricas diatribas al sistema capitalista.

Tras algunas críticas a la situación actual y al sistema económico, abogan “por el desarrollo sostenible como única alternativa al desarrollismo capitalista salvaje, que está aniquilando la biodiversidad y poniendo en peligro la supervivencia de la vida en el planeta, además de contribuir a crear una sociedad enferma, por excesivamente competitiva y desenfrenada, en el terreno laboral“.

Sin embargo, la “voz Verde” no se ha notado ante casos muy graves de negligencia, inoperancia y desidia del Gobierno de Zapatero, en concreto de  los ministerios de Medio Ambiente, Agricultura y Fomento,  por no extendernos al resto.

La postura “Verde” ha sido cómoda. Primero, intentando lograr un acuerdo con el PSOE a nivel nacional, autonómico y municipal -a pesar de las voces discordantes dentro de sus propias organizaciones-, para más tarde presentar candidaturas al Congreso de los Diputados y Senado, perdiendo más el tiempo en discutir sobre la propiedad legal de las siglas o la palabra “Verde”, que en el verdadero contenido de los programas a presentar.

Todo ello, además, sin haber tenido antes una presencia activa dentro de la sociedad civil. Si los Verdes, los auténticos, quieren pervivir y que su mensaje cale en la sociedad, deben ante todo, dejar de mirarse el ombligo, abrirse, expulsar a todos los elementos corruptos que anidan en torno a sus siglas, y reflexionar profundamente acerca de que no deben plegarse al Poder establecido en ningún caso, sea quien sea el que lo detente.

Y, sobre todo, poner en marcha la democracia interna.   



Elena Sánchez defiende al telespectador y su marido ataca con el negocio inmobiliario de RTVE

Oscar Riaño (30/4/2008)

En poco más de tres meses, la pareja formada por Pedro Pablo Mansilla y Elena Sánchez ha completado situaciones envidiables para muchos en RTVE. Con Luís Fernández como presidente de la Corporación audiovisual cabe decir que pintan oros para aquellos en la Radiotelevisión estatal.

Elena Sánchez Caballero entró en TVE por el área de Deportes. Luego presentó telediarios durante varios años y ha estado al frente de espacios informativos y programas. Su reciente nombramiento como Defensora del Espectador, el Oyente y el Usuario de Medios Interactivos de RTVE representa la elevación de algo que se designaba como una Oficina al nuevo título de Institución. Al frente de aquella Oficina estaba Manuel Sánchez Erausquin, con una amplia trayectoria en TVE y profesor de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense.

Por otro lado, a finales del 2007, el marido de Elena Sánchez, Pedro Pablo Mansilla, había sido contratado a dedo para llevar a cabo la lucrativa operación urbanística proyectada para vender doscientos mil metros cuadrados de las propiedades de RTVE en Madrid y comprar los solares para una nueva sede.

Mansilla, que fue director general de Prisiones, con Felipe González al frente del Gobierno, planteó la construcción de 19 cárceles. Después, convertido en promotor inmobiliario, creó varias sociedades con esa dedicación.

El nombramiento de Pedro Pablo Mansilla por Luís Fernández significó saltarse tanto al responsable de Patrimonio de RTVE como al órgano estatal para la enajenación de suelo con ese carácter público (SEGIPSA).

Como empresario de la librería madrileña Fuentetaja, con larga tradición anterior, Mansilla empeoró las condiciones laborales del personal; los empleados reaccionaron con una huelga.



La seguridad nuclear bajo mínimos en el aniversario de Chernobil

 José Vicente Barcia (25/4/2008)

Cuando se cumplen 22 años del accidente nuclear más grave de la historia, Ecologistas en Acción quiere denunciar que la seguridad nuclear española está bajo mínimos. Los recientes sucesos de Ascó I lo ponen de manifiesto, y son un ejemplo más de la degradación de la cultura de seguridad de la industria nuclear española.

Recientemente se han producido unos graves sucesos en las centrales nucleares españolas que ponen de manifiesto que la industria nuclear no se toma en serio la seguridad. Las centrales nucleares de Ascó I (Tarragona), Trillo (Guadalajara), Almaraz I (Cáceres) y Vandellós II (Tarragona) son las que han sufrido recientemente graves incidentes con el denominador común del desprecio de los protocolos de seguridad y la ocultación de los sucesos.

Para Ecologistas en Acción el suceso que ha tenido mayor repercusión ha sido la fuga radiactiva de la central de Ascó I. Este suceso se produjo en noviembre del año pasado, y fue ocultado por la empresa. Otro ejemplo ha sido la pérdida de un tornillo en la vasija del reactor de la central nuclear de Trillo, tras la avería de una de las barras de control. La central nuclear de Vandellós II, la más moderna de las españolas junto a la de Trillo, sufrió un grave suceso consistente en la ruptura de las dos tuberías de captación de aguas en 2004. Este suceso, sin embargo, venía gestándose desde 1993, en que se observaron las primeras señales de corrosión en las tuberías. Y Almaraz I sufrió a principios de este año unos sucesos llamativos en su piscina de combustible gastado: La bomba de circulación del agua de la piscina, vital para garantizar que la temperatura del agua se mantiene bajo control, se averió mientras la bomba de repuesto estaba bajo mantenimiento. El resultado fue que se evaporó agua de la piscina lo que obligó a la evacuación de todos los trabajadores que se encontraban en el recinto.

La causa común para la degradación de la seguridad que se ha producido en estos cuatro sucesos, según Ecologistas en Acción, es una falta de cultura de seguridad por parte de los empleados y una falta absoluta de compromiso con la seguridad nuclear por parte de los explotadores. La cultura de seguridad consiste en la realización de actividades en las instalaciones nucleares siguiendo a rajatabla los protocolos establecidos. En todos los ejemplos se detecta un claro desprecio por la seguridad que se ha traducido en ahorros de tiempo y dinero para los explotadores de las centrales para acelerar las operaciones de recarga o mantenimiento.

En el actual sistema eléctrico español liberalizado, todos los explotadores de centrales de producción de electricidad procuran reducir costes para hacer su fuente de energía más competitiva. Como se ve, estos ahorros dan lugar a una reducción en los niveles de seguridad de las centrales. Por otra parte se procura reducir gastos de personal mediante la reducción de plantillas tanto estables como de contrata, por lo que un número reducido de trabajadores ha de realizar el mismo trabajo.

Un elemento más, no desdeñable, es la falta de dureza exhibida durante largos años por parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) hacia los excesos de las centrales nucleares. A menudo se han concedido exenciones a los incumplimientos de los niveles de los parámetros de funcionamiento de las centrales. Especialmente durante el mandato del anterior CSN se concedían un gran número de exenciones a las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF), sobre todo durante los fines de semana. El mismo CSN que autorizó reparaciones, que no eran sino chapuzas, en la central de Garoña (Burgos) en la de Zorita (Guadalajara), ya cerrada.

Además, antes de los sucesos de Vandellós II, que fue sancionada con 1,4 millones de euros, la máxima sanción jamás impuesta fue de 540.000 euros (90 millones de pesetas) a finales de los 90 a la central de Almaraz. Estas sanciones no suponen ni siquiera un día de funcionamiento de una central nuclear, luego nunca serán disuasorias para sus explotadores. A ellos les compensa, por tanto, mantener la central funcionando desafiando las reglas, aunque se les impusiera la multa más grave.

Aunque hay que reconocer que tras los accidentes de Chernobil (Ucrania) en 1986 y de Harrisburg (EE UU) en 1979, se ha avanzado en seguridad nuclear, la actitud de los explotadores de deprecio de la seguridad para reducir costes y la falta de dureza del CSN hasta la fecha, nos han conducido a una situación en que la cultura de seguridad está bajo mínimos. Estas actitudes aumentan el riesgo de accidente.

Para Ecologistas en Acción las consecuencias de Chernobil fueron tan catastróficas que lo más sensato es proceder al abandono paulatino de la energía nuclear. Y entretanto, extremar el rigor para que la cultura de seguridad de la industria nuclear minimice los riesgos hasta el cierre de las centrales.

N. de la R.

El autor es miembro de Ecologistas en Acción.



El movimiento ecologista cobra fuerza en Estados Unidos

 Heike Pintor Pirzkall (23/4/2008)

LA HISTORIA DE OCCIDENTE, desde la tradición judeo-cristiana hasta los científicos racionales, es la historia de la lucha y la dominación gradual de la naturaleza por el hombre. Esta concepción es la base necesaria para entender los orígenes del movimiento ecologista norteamericano. El Cristianismo heredó del Judaísmo la fe por un progreso continuo de la Humanidad. La transformación de la naturaleza es la clave de esta relación. El modificar el medioambiente es un resultado esperado en el propio desarrollo humano.

En la Edad Media, el hombre aplicó nuevas técnicas para dominar la naturaleza como fueron el arado o el molino. “Los nuevos colonizadores europeos moldearon el nuevo continente a semejanza del viejo, en el que la naturaleza sucumbe a las necesidades humanas”. El incremento de la población europea estaba fuertemente vinculado a los avances en la producción agrícola. El siglo XV fue la era de la exploración y el punto de partida de grandes migraciones nunca antes vistas en la historia de la humanidad. La búsqueda de mercados nuevos abre nuevas rutas en Asia y el comercio se intensifica y suplanta el sistema feudal.  Emergen los primeros Estados-Nación con importantes alianzas entre comerciantes y nobles.

En 1517 Lutero presenta sus 95 Tesis, denunciando los abusos de la Iglesia Católica, iniciándose así la Reforma Protestante. Por otro lado, Calvino presenta una teología diferente en la que la prosperidad y la riqueza son una virtud. La doctrina calvinista tuvo una fuerte influencia en los puritanos y otros colonos que emigraron al nuevo mundo. Los nuevos colonizadores europeos moldearon el nuevo continente a semejanza del viejo, en el que la naturaleza sucumbe a las necesidades humanas.

EL CONFLICTO HOMBRE-NATURALEZA

La revolución científica del siglo VII trae consigo una naturalización del Universo. Galileo, Kepler o Newton veían en la naturaleza a una máquina de gran precisión. Descartes la concibió como una formula matemática con una geometría coordinada que puede ser controlada por el hombre y no por la gracia divina sino por la habilidad de razonar y poder definirla. La Humanidad tiende a sentirse superior a la naturaleza en un proceso de evolución constante en busca de la felicidad y no de la salvación. “Según Nash, el progreso y las ideas de colonización son una visión muy cortoplacista de explotación de un medio a cualquier precio”.

En 1776, 13 colonias localizadas en el nuevo mundo declaran la independencia a Gran Bretaña, surgiendo una nueva nación, Estados Unidos. Los colonos en América debatieron sobre el sentido de la naturaleza, sobre su utilidad para cubrir las necesidades humanas y sobre la existencia de espiritualidad o no. Los indios americanos jugaron un papel significativo en el desarrollo del movimiento medioambiental en los Estados por su especial relación con la naturaleza (religión animista), y sus tradiciones influyeron en esa visión romántica de que las tribus vivían en perfecta armonía con su entorno. Hoy se han convertido en un icono de las organizaciones medioambientales.

“El siglo XX trajo consigo la expansión económica de los Estados Unidos y un proceso de industrialización que no podía dar cabida a la cuestión medioambiental”. El historiador medioambiental norteamericano Roderick Nash, en su ensayo The State of Environmental History, habla de la invasión del nuevo mundo como un asalto masivo en nombre de la civilización y la cristiandad. Según Nash, el progreso y las ideas de colonización son una visión muy cortoplacista de explotación de un medio a cualquier precio, como la destrucción de la frontera en la conquista del oeste y la transformación del paisaje que en la actualidad sigue teniendo vigencia y es parte de la doctrina popular.

Ante el abuso incontrolado del medioambiente, la expansión del ferrocarril, la explotación de las minas, y el incremento de los cultivos agrarios en zonas antes vírgenes y la apropiación indebida de tierras pertenecientes a los indios, algunas voces se alzaron en pro de la naturaleza como Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoureau o George Catlin.

MOVIMIENTO CONSERVACIONISTA VERSUS PRESERVACIONISTA

“El movimiento conservacionista se origina gracias a las ideas románticas de Roosevelt y su preocupación ante las dificultades de la Depresión”. La llegada del siglo XX trajo consigo la expansión económica de Estados Unidos y un proceso de industrialización sin precedentes que no podía dar cabida a la cuestión medioambiental y que tuvo como consecuencia la devastación de grandes extensiones de tierra, la sobreexplotación de acuíferos con la dramática reducción de cientos de especies de aves y plantas y que originó una desertización del medio oeste provocando en los años 30 una de las mayores hambrunas en la historia americana reciente.

El movimiento conservacionista se origina justamente como reacción a esta situación y gracias a las ideas románticas del presidente Theodore Roosevelt y su preocupación ante las dificultades a las que se vio enfrentado durante los difíciles años de la Depresión, según sus propias palabras: … La prosperidad de nuestra gente depende directamente de la energía y la inteligencia con la que se utilicen los recursos… “Paralelamente al movimiento conservacionista, nace el movimiento preservacionista con una visión más radical ya que deseaban que vastas zonas de tierras no tuviesen uso alguno”. El gobierno asumió mayores responsabilidades en cubrir las necesidades humanas. Se reguló el uso de los distintos recursos naturales (Taylor Grazing Act y el Soil Conservation Act), se limpiaron las ciudades, se potenció la educación y se controlaron las actividades de las grandes empresas. Gifford Pinchot se convirtió durante esta década en el mayor publicista del movimiento conservacionista y desempeñó el cargo de Jefe Forestal del Ministerio de Agricultura y en el mismo año dirigió el Servicio Forestal norteamericano introduciendo la idea de la administración de los bosques y su explotación controlada y eficiente bajo control estatal.

Paralelamente al movimiento conservacionista, nace el movimiento preservacionista liderado por John Muir y Aldo Leopold con una visión más radical ya que deseaban que vastas zonas de tierras no tuviesen uso alguno. Para Muir:…preservar la naturaleza, es esencial para mejorar la vida humana… Los preservacionistas siguieron luchando por la protección de espacios naturales por medio de artículos en prensa y campañas privadas. En la actualidad el Sierra Club y la Audubon Society, dos importante organizaciones privadas siguen luchando por el preservacionismo. Por otro lado, la administración Roosevelt estableció el precedente para futuros gobiernos al convertirse en un mediador entre los intereses empresariales y el acceso público y uso a nivel nacional del medioambiente.

CONCIENCIA DE LA AUTODESTRUCCIÓN

“La televisión fue fundamental para promocionar la ecología. El Consejo de Publicidad Nacional emitió un anuncio de un indio americano llorando al ver sus tierras llenas de basura”. La era de la ecología nace a raíz de la era nuclear y del nuevo posicionamiento de Estados Unidos como potencial mundial después de la Segunda Guerra Mundial. La Guerra Fría y el incipiente movimiento de los derechos civiles dejaron aparcado al movimiento ecologista hasta mediados de la década de los sesenta. El libro de Rachel Carson, The Silent Spring (1962) tuvo un fuerte impacto en la ciudadanía americana poco conciente de los efectos del DDT, de los vertidos químicos y la radiación para la salud humana.

En 1963 se aprobaron el Clean Air Act y en 1964 el Wilderness Act, reflejo del deseo gubernamental de preservar la belleza natural de Estados Unidos. El papel de la televisión fue fundamental para promocionar la ecología. El Consejo de Publicidad Nacional emitió un anuncio en el que aparece un indio americano vestido con su traje tradicional llorando al ver sus tierras llenas de basura. “Los americanos finalmente se dieron cuenta que la humanidad era capaz de destruir el planeta. Esta nueva conciencia permitió a las organizaciones ecologistas a crecer y tener cada vez más fuerza”. En los años setenta se incrementó el activismo con la fundación de importantes organizaciones medioambientales como Environmental Action, La Liga de los Votantes Conservacionistas, el Environmental Defense Fund, Greenpeace, Friends of the Earth o el Southwest Research Center, a raíz de los numerosos accidentes, entre ellos el nuclear de 3 Mile Island y los desastres ecológicos en California, Wiscosin y Alaska y culminó con la celebración del Día de La Tierra, Earth Day (1972).

Los americanos finalmente se dieron cuenta que la humanidad era capaz de destruir el planeta. Esta nueva conciencia permitió a las organizaciones ecologistas a crecer y tener cada vez más fuerza, consiguiendo un importante número de iniciativas legislativas. Este nuevo activismo político centro su trabajo en controlar los residuos urbanos e industriales.

EL CAMINO A SEGUIR

En la actualidad los grupos ecologistas mainstream trabajan con abogados, científicos, economistas y lobbistas dentro del sistema político y económico establecido mientras que paralelamente se ha desarrollado un movimiento alternativo como el ecofeminismo, la ecología profunda o el partido verde que centran su trabajo en la justicia medioambiental, el conservacionismo y la imparcialidad política.

Ambos grupos luchan por evitar la apatía del pueblo americano que parece ahora más preocupado por el terrosismo global y la crisis económica que por la protección de la naturaleza.

Las infrenables consecuencias del calentamiento global y de las catástrofes medioambientales determinarán el camino a seguir.

N. de la R.

Heike Pintor Pirzkall  es profesora de la Universidad Europea de Madrid en la Facultad de Comunicación y Humanidades. Es Licenciada (BA) en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense (España). Ha realizado estudios de postgrado en (MA) Administración Pública por la Universidad de Liverpool, y en Estudios Europeos por la Universidad de Kingston upon Thames, Londres. Actualmente se encuentra trabajando en su tesis doctoral en cooperación al desarrollo y estudios latinoamericanos. Investiga en temas relacionados con la multiculturalidad y multilingüismo, así como las relaciones del continente latinoamericano con Europa y Estados Unidos. Cuenta con un importante número de publicaciones.



Carta de protesta dirigida al Presidente José Luís Rodríguez Zapatero por el apoyo del Gobierno y de entidades financieras españolas al proyecto de la empresa ENCE en Uruguay

José Vicente Barcia  (21/4/2008)

Treinta y cuatro organizaciones de la sociedad civil en Uruguay y el Estado español han protestado ante el Gobierno español por la financiación con fondos públicos y mediante entidades financieras españolas de una planta de celulosa de la empresa ENCE en Uruguay, al tratarse de un proyecto que implica graves impactos sociales y ambientales.

Mientras en Uruguay organizaciones sociales, ambientales y productores rurales  -rechazan la instalación de una planta de celulosa de la empresa española ENCE en Punta Pereira (Colonia, Uruguay), en el Estado español, varias entidades financieras autorizaron créditos apoyando el nuevo proyecto de ENCE.

En efecto, para el financiamiento de esta planta, ENCE firmó a principios del mes de abril de 2008 un crédito sindicado con el BBVA, Caja Madrid, el Banco Sabadell, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y Banesto. Estas entidades participan como directoras y aseguradoras, mientras que la Caixa General de Depósitos actúa como mandatario. El crédito tiene un importe de 1.075 millones de euros, de los cuales 690 millones serán destinados a la construcción y el abastecimiento de la planta de ENCE en Uruguay.

Por otra parte, la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) evalúa desde el mes de octubre apoyar el proyecto con fondos públicos.

Se trata de un financiamiento totalmente irresponsable debido a los importantes impactos sociales, económicos  y ambientales que representa el proyecto de ENCE. Cabe recordar que organizaciones de distintos puntos de Uruguay se presentaron el 1 de abril en una  Audiencia Pública -organizada por el gobierno uruguayo para que la empresa  española presentase su proyecto a la población- para manifestar su total oposición a  la instalación de una fábrica de celulosa. En efecto, tras un exhaustivo examen del estudio de impacto ambiental presentado por ENCE, las organizaciones y grupos uruguayos concluyeron que éste era no solamente incompleto, pero que además contaba con graves errores metodológicos, al considerar únicamente aspectos positivos sin evaluar los impactos de la forestación.

Entre las razones que motivan esta oposición se debe mencionar los impactos ambientales ya constatados desde hace varios años de los monocultivos de eucaliptos a gran escala y de los que ENCE ya dispone en Uruguay. La aprobación de la planta de celulosa implicará sin lugar a dudas, el aumento de estas plantaciones. Sin embargo, la empresa aún no ha comunicado el plan de forestación necesario para alimentar la fábrica. Este hecho inquieta particularmente a los productores rurales.  De acuerdo con los productores, el proyecto de forestación en la zona amenaza su permanencia en el medio rural, al agotar sus fuentes de agua y afectar gravemente la calidad de sus suelos.

Por otra parte, el número de empleos fijos generados tampoco representa posibilidades de desarrollo en la región puesto que una vez terminado el periodo de construcción de la fábrica de celulosa serán únicamente de 300. Además, toda la cadena productiva está exonerada de impuestos, instalando la fábrica en zona franca y puerto franco. La fabricación de celulosa conlleva, además, la ocupación de grandes superficies de territorios, la pérdida de soberanía nacional por la concentración de la tierra en manos de empresas extranjeras y la destrucción de ecosistemas (en el caso uruguayo básicamente la pradera), desplazando de manera irreversible otras actividades agropecuarias.

Estamos frente a un mega-emprendimiento industrial que va a producir más de un millón de toneladas al año, el doble de celulosa de lo que produce la empresa en sus fábricas instaladas en España. El tema de la escala del emprendimiento no es menor ya que cualquier posible accidente va a tener impactos de consideración sobre la región. Otro de los puntos que genera preocupación entre las organizaciones y productores uruguayos es la falta de información sobre la fabricación y manipulación de productos químicos necesarios para la producción de celulosa. Por último, la empresa ENCE se considera -según su sitio web- líder mundial en la producción de celulosa blanqueada con tecnología TCF (totalmente libre de cloro), pero contradictoriamente a esto para Uruguay anuncia que utilizará la tecnología ECF (libre solamente de cloro elemental) justificando su propuesta por la demanda del mercado y no por las consecuencias ambientales de las técnicas empleadas.

Por estas razones, las organizaciones sociales de Uruguay y el Estado español transmiten una carta de protesta al Presidente José Luís Zapatero (se adjunta), considerando:

– “Que el Gobierno español no puede consentir el apoyar con fondos públicos españoles (mediante el ICO y CESCE) un proyecto que no solamente implica graves daños sociales y ambientales, pero además genera la oposición de la población local potencialmente afectada.

– Que el Gobierno español debe velar por la responsabilidad social y ambiental de las empresas y entidades financieras españolas, tanto en el territorio español, como en el exterior, y particularmente en los países del Sur”.

N. de la R.

La carta se firmó en Uruguay por las siguientes organizaciones:

Accionar entre Mujeres, de Guyunusa, APODU (Asociación de Productores Orgánicos de Uruguay), Asamblea Ambiental del Callejón de la Universidad, Asociación Agropecuaria de Tarariras (Colonia), Asociación Civil La Cotorra (Radio La Cotorra F.M.), Casa Pueblo Arcoiris, de Tarariras (Colonia), CAX Tierra, Charrúas de ATALA, Comisión de Productores y Vecinos de Conchillas, Comisión Nacional en Defensa del Agua y la Vida, Coordinadora Mercedes contra las Plantas de celulosa y los Monocultivos forestales, Grupo Eco-Tacuarembó, Grupo Guayubira , Grupo Pirí, Iniciativa Nacional por la Suspensión de la Forestación, Movimiento de Chacreros del Ejido de Mercedes, Movimiento de Productores de Colonia, Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales, MOVITDES (Movimiento Vida, Trabajo y Desarrollo Sustentable), Plataforma DESCAM, de Uruguay, Plenario de Cooperativas de Viviendas de Propietarios y Conjuntos Habitacionales (COVIPRO-CH), Primer Centro de la Ecología, Rapal-Uruguay (Red de Acción en Plaguicidas en América Latina), Red Alternativas y Solidaridad, Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas, REDES-Amigos de la Tierra Uruguay, REL-UITA (Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación), SERPAJ Uruguay, Sociedad Ecológica San Gabriel (Colonia), SOVICAR – Sindicato de Obreros Vitivinicultores de Carmelo (Colonia), Uruguay Natural Multiproductivo (UNAMU) (Colonia).

Los firmantes de esta misiva en España han sido:

Attac Madrid, Baladre, CGT Madrid, Ecologistas en Acción, Ekologistak Martxan, Entrepobles/Entrepueblos/Entrepobos, Espacio Alternativo, Observatorio de Multinacionales en América Latina – Paz con Dignidad, SETEM, Verdegaia, Xarxa de l’Observatori del Deute en la Globalització.

La carta dirigida a Zapaetero se puede ver en: http://www.odg.cat/documents/novetats/Carta_Gobierno_Esp20080414.pdf.



En los últimos años, en la Comunidad de Madrid, los precios de la vivienda han subido once veces más que los salarios

espacioseuropeos.com (1774/2008)

En los  últimos diez años, los precios de la vivienda en la Comunidad de Madrid han subido once veces más que los salarios. Un dato revelador es que el metro cuadrado de un piso en Madrid costaba 1.436 euros en el año1997, mientras que en 2007 -de acuerdo con los datos de la Sociedad de Tasación- el precio era de 3.870 euros. Ello equivale a un porcentaje de un 169 por ciento más.

En el mismo periodo de tiempo, los salarios subieron un 14,8 por ciento. El sueldo medio de un empleado era de 20.392 euros anuales, mientras que en 2007 fue de 23.411 euros al año. Estos datos son del INE (Instituto Nacional de Estadística).

La realidad nos muestra una España donde el “pelotazo” está a la orden del día; donde los salarios basura son algo generalizado, con unas interminables jornadas laborales; y donde las diferencias entre unas clases y otras son cada vez más abismales. A esto hay que añadir los escandalosos beneficios de bancos y cajas de ahorros, así como el sector de la construcción. A crear este panorama han contribuido, como sujetos activos o pasivos, la clase política, los sindicatos, grupos financieros y la banca.



Al Banco de España no le gusta que el FMI confirme sus estimaciones sobre el precio de la vivienda

Alberto Montero Soler (16/4/2008)

La semana pasada tanto Pedro Solbes como el subgobernador del Banco de España, José Viñals, hacían unas declaraciones públicas en las que rechazaban, por excesivas, las estimaciones de sobrevaloración de la vivienda que se ofrecían en un informe del Fondo Monetario Internacional.

Según el FMI, el precio de la vivienda en España se encuentra sobrevalorado en un 20%, casi el doble de lo que lo se encuentra en los Estados Unidos.

Frente a esas estimaciones, y para variar, Pedro Solbes se dedicó a escurrir el bulto, como hace con toda aquella estimación que contraviene su deseo de que la economía española no entre en esa crisis que se encuentra a sus puertas, y afirmó que sobre estos datos “hay otros organismos que dicen otras cosas”. Lo que no sabemos es ni qué organismos son ni, lo que es más importante, la estimación que realiza el gobierno del que él vuelve a ser Vicepresidente económico. 

Porque si de algo viene haciendo gala Pedro Solbes en estos últimos meses es de obstinación en el mantenimiento de las previsiones del gobierno refugiándose en que la coyuntura cambia muy rápidamente -evidentemente, porque, si no, sería estructura- y en que el gobierno sólo realiza sus previsiones dos veces al año.

Es decir, que da igual que la mayor parte de los indicadores económicos empeoren mes a mes; que todos los organismos económicos internacionales, nacionales y los principales centros de estudio del país estén advirtiendo, casi semanalmente, de las crisis que se avecina que él, erre que erre, persiste en que para 2008 crecerá al 3,1%, aunque ya va reconociendo, parece que como una concesión a la galería, que “existen claros riesgos a la baja”. ¡Qué gran vidente!

Pero lo que más llama la atención es que, precisamente, desde el Banco de España vengan a cuestionar las estimaciones del Fondo Monetario Internacional cuando hace menos de tres años, en el Informe Anual 2004 publicado por aquella institución, se afirmaba que la vivienda se encontraba sobrevalorada en España entre el 24% y el 35%. Y que esa sobrevaloración había subido espectacularmente desde el año 2002, cuando se cifraba entre el 8% y el 20%.

Por aquel entonces la sobrevaloración era, como se ha dicho, de entre el 24 y el 35% y, desde 2005 hasta ahora, la inflación acumulada ha sido del 11,2%, según el Instituto Nacional de Estadística.

Por otro lado, y según los datos del propio Ministerio de la Vivienda, los precios de la vivienda han crecido desde el primer trimestre de 2005 en un 23,6%.

De esta forma, nos encontramos con que, desde que el Banco de España hizo su estimación acerca de la sobrevaloración del precio de la vivienda a fines de 2004, y que ya era superior a la del FMI, éste ha crecido en términos reales en un 12,4%.

Esto es, el FMI se estaría quedando aún corto en su estimación si hubiera tomado como base de su análisis las estimaciones que en su momento hizo el propio Banco de España.

A cuenta de qué viene ahora que el Banco de España se ponga a clamar al cielo por unas estimaciones del precio de la vivienda que, a todas luces, son moderadas. ¿Será que no les gusta que se les digan las verdades a la cara? ¿O será que temen que la población española acabe enterándose de que el valor de sus viviendas, los activos para cuya adquisición se endeudaron hasta la cejas, tienen un valor muy inferior al de sus deudas?

Alguien debería dar alguna explicación, ¿no creen?

N. de la R.

Este artículo se publica gracias a la gentileza del autor, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga, y miembro de la Fundación CEPS, que también pueden ver en su bloq, La Otra Economía.



El nuevo gobierno socialista profundiza la insostenibilidad

espacioseuropeos.com (16/4/2008) 

Ecologistas en Acción considera que el nuevo Gobierno socialista “profundiza la insostenibilidad”, y que continuará con las mismas políticas que nos han llevado a la crisis ambiental y social en la que nos encontramos, como demostró el discurso de investidura y la elección de los nuevos ministros y ministras del segundo Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero.

La presente legislatura debería tener como prioridad frenar la actual crisis ambiental y dar un giro en las políticas sectoriales hacia la sostenibilidad. Sin embargo -según  Ecologistas en Acción-, tras el discurso de investidura del Presidente de Gobierno, donde se puso en evidencia la apuesta por el crecimiento económico ilimitado y la construcción de mas infraestructuras de transporte, como supuesta solución a la crisis del sector urbanístico, y el reciente nombramiento de los diferentes ministerios, manteniendo en sus puestos a los ministros que han desarrollado políticas mas insostenibles y eliminando el Ministerio de Medio Ambiente, demuestra que se trata un gobierno mas neoliberal, menos social y en el que la crisis ambiental se profundizará todavía mas.

Para Ecologistas en Acción la continuidad de algunos ministros en sus cargos demuestra el continuismo de las políticas insostenibles de la anterior legislatura. Estos son los casos, especialmente graves, de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez , con lo cual se mantendrá el Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte (PEIT), que tan negativas consecuencias ambientales está teniendo; la continuidad del Viceministro de Economía,  Pedro Solbes, y su apuesta neoliberal; así como la continuidad de Miguel Ángel Moratinos en Exteriores, manteniendo con su política el apoyo a las transnacionales españolas en el extranjero y el envío de tropas a Afganistán, entre otros países.

De los nuevos ministerios Ecologistas en Acción muestra su preocupación por las primeras declaraciones realizadas por Celestino Corbacho, ministro de Trabajo e Inmigración, en referencia al endurecimiento de la represión migratoria, así como el nombramiento de Miguel Sebastián en Industria, que refuerza el giro neoliberal del Gobierno y puede suponer un retroceso en el cierre de las centrales nucleares.



Alarmante subida del precio de los alimentos en el mundo

espacioseuropeos.com (16/4/2008)

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió ayer del creciente aumento en todo el mundo del precio de los productos de primera necesidad. Según Ban Ki-moon estas subidas son alarmantes y están comenzando a crear serios problemas entre la población más desfavorecida.

El Secretario General de la ONU considera que ha llegado el momento en el que se deben tomar medidas de inmediato a fin de evitar una crisis política y de seguridad mundial.

El Presidente Bush ordenó el pasado lunes la “entrega de 200 millones de dólares en asistencia alimentaria de emergencia para ayudar a mitigar la escasez de alimentos en los países en vías de desarrollo”, de acuerdo con la información facilitada por Democracy Now.

El Banco Mundial calcula que la subida en el precio de los alimentos ha sido de un 80 por ciento durante los últimos tres años, y que al menos 33 países, casi todos del llamado Tercer Mundo, afrontan problemas sociales debido a ello. Según el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, 100 millones de personas más podrían acabar en la extrema pobreza por la subida del precio de los alimentos.

Haití, Bangladesh, Sudáfrica, Níger, Senegal, Filipinas, Indonesia, Marruecos, Mauritania, Costa de Marfil, Egipto, México, Yemen, Camerún y Burkina Faso están viviendo protestas por esas subidas. Ayer, más de 15.000 trabajadores de Bangladesh, pertenecientes al sector textil, se declararon en huelga en solicitud de mejoras salariales; y en Haití, los enfrentamientos con las fuerzas de la ONU continúan. En Sudáfrica, el principal sindicato del país inicio una serie de protestas por el aumento del precio de los alimentos.

Según estimaciones oficiales, se prevé que los precios de los alimentos de primera necesidad como el arroz, el maíz y el trigo seguirán subiendo.

El responsable de las negociaciones agrícolas en la Organización Mundial de Comercio, Crawford Falconer, aseguró en Ginebra que la crisis alimentaria no cambió el fondo de las discusiones en el seno de la OMC.  Desde el primer trimestre de 2007 el precio de la soja ha subido casi un 90 por ciento y el del trigo, un 130, cuando los stocks mundiales de grano están bajo mínimos. Esta tendencia alcista ha sido atribuida a la creciente demanda de estos productos por parte de economías emergentes como India y China, pero también al uso alternativo de maíz, soja y caña de azúcar, entre otros cultivos, para producir biocombustibles, sin descartar el excesivo beneficio empresarial.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal